¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

VIOLENCIA

El lado oscuro del balompié

Juan Reyna Loa

La semana no fue tan santa en el planeta futbol.

El asesinato del seleccionado panameño Amílcar Henríquez, la muerte del aficionado argentino que fue arrojado desde una tribuna por confundirlo con hincha de un equipo rival, el atentado contra el Borussia Dortmund y las agresiones de aficionados del Bastia a jugadores del Lyon antes de entrar a la cancha, mostraron una vez más el lado oscuro del deporte más practicado en el mundo.


Abr 17, 2017
Lectura 2 min
portada post

316 Muertes se han registrado en estadios del futbol argentino por violencia, desde 1922

Amílcar Henríquez tenía 33 años y disputaba con Panamá las eliminatorias a Rusia 2018

La semana no fue tan santa en el planeta futbol.

El asesinato del seleccionado panameño Amílcar Henríquez, la muerte del aficionado argentino que fue arrojado desde una tribuna por confundirlo con hincha de un equipo rival, el atentado contra el Borussia Dortmund y las agresiones de aficionados del Bastia a jugadores del Lyon antes de entrar a la cancha, mostraron una vez más el lado oscuro del deporte más practicado en el mundo.

Todo comenzó desde el martes pasado en plena “Champions League” cuando el autobús del Borussia Dortmund fue atacado por tres explosiones a su paso del hotel de concentración hacia el estadio Signal Iduna Park.

El incidente provocó heridas en la mano al defensor español Marc Bartra, quien fue intervenido quirúrgicamente, mientras que el partido se aplazó para el día siguiente.

La muerte rondó por las canchas cuando un aficionado argentino perdió la vida luego de haber sido arrojado desde una tribuna en el Estadio Mario Alberto Kempes, en Córdoba.

Emmanuel Balbo, de 22 años e hincha de Belgrano, perdió la vida en pleno clásico cordobés ante Talleres.

De acuerdo con el padre de la víctima, éste fue lanzado desde las gradas después de que Óscar Gómez, otro aficionado, instó a los demás hinchas a golpearlo por acusarle de ser un fanático infiltrado del Talleres, el club  rival.

Según autoridades, Balbo es la víctima mortal número 316 en los estadios del futbol argentino desde 1922.

Otra tragedia ocurrió en Panamá, con el asesinato de Amílcar Henríquez, jugador de la selección “canalera”, quien perdió la vida con disparos de arma de fuego.

Por su parte, la Ligue 1 francesa tampoco estuvo exenta de acontecimientos negativos y aficionados radicales del Bastia ingresaron al campo para agredir a jugadores del Olympique de Lyon, mientras realizaban el calentamiento previo al partido contra el club local.

Aunque la seguridad logró mediar y comenzó atrasado el partido, los incidentes volvieron en el medio tiempo, suspendiéndose definitivamente el cotejo.


Notas relacionadas

Jul 16, 2019
Lectura 2 min

Jun 23, 2019
Lectura 2 min

Comentarios