Cuando Dominic Calvert-Lewin cabeceó el balón hacia las redes, los seguidores del Everton comenzaron a festejar la permanencia en la Liga Premier.

Algunos jubilosos, otros aliviados e incluso uno con aire pendenciero, numerosos hinchas invadieron la cancha del Goodison Park.

Everton le dio la vuelta a un marcador adverso de dos goles para vencer 3-2 a Crystal Palace en su penúltimo partido de la temporada.

Por un momento pareció que su permanencia se tendría que definir el domingo, ya que el Palace se adelantó con dos goles en el primer tiempo.

“No estábamos muertos ni sepultados en el primer tiempo”, dijo el técnico del Everton, Frank Lampard. “Pero cualquiera desde fuera pudo haber dicho eso. El carácter de este club, de sus aficionados y de sus jugadores nos sacó adelante”.

Michael Keane puso en marcha la remontada a los 54′, el brasileño Richarlison niveló a los 75′ y Calvert-Lewin sentenció a los 85′

Así, el conjunto dirigido por Lampard aseguró su presencia en la máxima división inglesa, estirándola a 69 años.

Lee también: Liverpool mantiene viva la ilusión del título de la Premier League

“Fue la alegría de los aficionados que habían venido, luego de evitar el descenso”, justificó Lampard. “Si no hacían nada malo, había que dejar que vivieran su momento en la cancha, Si se comportan, no hay problema”.

En tanto, Burnley y Leeds buscarán evitar ser el tercer equipo que pierda la categoría.

Burnley salió de los puestos de descenso a expensas de Leeds al sacar un empate 1-1 como visitante ante Aston Villa. Leeds quedó en la zona fatídica por tener una inferior diferencia de goles.

Ambos se medirán el domingo contra adversarios que saldrán para cumplir con el calendario. Leeds visitará a Brentford y Burnley recibirá a Newcastle.