En algún momento del torneo, los cuatro equipos que disputarán las semifinales del Guard1anes 2021 fueron criticados por sus seguidores, toda vez que los resultados no eran los esperados, pero la irregularidad general de los participantes y rachas ganadoras los llevaron a la liguilla.

Aunque en Cruz Azul pareciera que todo ha sido un idilio durante este semestre; sin embargo, el arranque del certamen fue muy complicado para el conjunto celeste, ya que hilvanaron dos derrotas, las únicas del torneo, pero que pusieron la mira crítica en el director técnico peruano Juan Reynoso.

“La Máquina” cayó, precisamente, ante Santos y Puebla, y aunque para la tercera jornada llegó la primera victoria, que sumarían 12 consecutivas en las semanas siguientes, la credibilidad sobre el equipo seguía en la cuerda floja.

Cruz Azul tomó el liderato general en la jornada 7 y ahí se quedaría hasta el final, después, se complicó la eliminatoria de cuartos de final ante Toluca, pero el equipo supo darle la vuelta al marcador y colocarse en la semifinal.

El rival no será sencillo, toda vez que Pachuca se ha convertido en el “mata gigantes”, al eliminar primero a Guadalajara en repechaje, al América en cuartos y ahora buscará dejar fuera a otro de los llamados grandes.

Pero la historia de los Tuzos ha sido tortuosa durante este certamen, ya que no ganaron hasta la décima jornada y lograron meterse a la repesca gracias a una racha de tres victorias consecutivas, la última por goleada 5-1 a San Luis, la cual le ayudó para escalar cinco posiciones en la tabla general.

El técnico Paulo Pezzolano fue uno de los primeros candidatos para ser despedido, pero la directiva hidalguense le tuvo paciencia y ha demostrado que puede empujar a que sus dirigidos jueguen ante cualquier rival sin miedo.

En el antecedente entre estos equipos, unidos por sus orígenes en el estado de Hidalgo, existen tres eliminatorias, una ganada por los celestes, en un repechaje, y dos para los Tuzos, una semifinal y aquella final del 99, en otra de las “cruzazuleadas”, definida con un gol de Alejandro Glaria con la entrepierna.

Nada qué perder para equipos en semifinales

Por otra parte, Puebla ha demostrado que poca inversión y apostar por un entrenador joven con nula experiencia en el futbol mexicano puede resultar en una situación positiva.

Nicolás Larcamon tomó la base que el torneo pasado moldeó el ahora técnico cruzazulino, Juan Reynoso, y lo llevó, después de medio torneo, a empezar a escalar posiciones hasta ubicarse en la tercera posición.

“Es normal (la falta de credibilidad en su trabajo), sobre todo en una liga que muchas veces el circuito de técnicos es bastante cerrado para la llegada de un técnico nuevo, y que cambia bastante el paradigma del prototipo del entrenador”, señaló Larcamón tras eliminar al Atlas.

Uno de los puntos a favor para la suma de puntos de “La Franja” fue jugar sin respeto a las casa ajenas, pues como visitante sacó 15 de 24 puntos posibles, solo por debajo de América y Cruz Azul.

En tanto, Santos fue uno de los conjuntos que más regularidad presentó durante el torneo, incluso llegó a ocupar el primer lugar, pero no pudo sostenerlo más de una jornada.

Con algunos altibajos, el club lagunero alcanzó a quedarse con el quinto puesto de la tabla general, para ir al repechaje, luego de haber empatado, precisamente, con Puebla en la última jornada.

En su único antecedente se encuentra una eliminatoria en semifinal, en el Invierno 2001, definida a favor de Santos, en dos partidos llenos de goles, y que a la postre sería el segundo campeonato en la historia para los de Torreón.

Con cuatro equipos que no han conseguido un título en fechas recientes, todos los involucrados están deseosos de darle una satisfacción a sus seguidores, especialmente para Cruz Azul.

También puedes leer: La Liguilla les quita el sueño en Cruz Azul