¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

¥AMERITO

El ‘ya merito’ del tricolor refleja la personalidad del mexicano

Indigo Staff

La Selección Mexicana se ha quedado una vez más a punto de alcanzar un objetivo: llegar a la final de la Copa Confederaciones 2017 en esta ocasión e intentar ser campeón del torneo. Como ya es costumbre para su afición, en el momento decisivo, parece debilitarse y no tener decisión para lograrlo.


Jun 30, 2017
Lectura 5 min
portada post

La Selección Mexicana se ha quedado una vez más a punto de alcanzar un objetivo: llegar a la final de la Copa Confederaciones 2017 en esta ocasión e intentar ser campeón del torneo. Como ya es costumbre para su afición, en el momento decisivo, parece debilitarse y no tener decisión para lograrlo.

Pareciera que es una actitud instalada en todas las generaciones de jugadores que se ponen la verde, pues no es a la primera selección que le sucede, sin importar el nombre del técnico que esté en el banquillo. Sin embargo, ¿que tanto tiene la personalidad de los mexicanos del ‘ya merito’ en su vida cotidiana?

Al hacer el recuento de las derrotas de las Selección tricolor, vuelve a la memoria el ‘no era penal’ de la pasada Copa del Mundo en Brasil 2014, cuando Holanda venció a México 2 a 1 en octavos de final. Para el psicólogo Omar Guevara Ramírez, los equipos así como los mexicanos, tienden a “relegar la responsabilidad y no asumir la falta de compromiso” cuando se debe de realizar alguna tarea.

En el ‘no era penal’, hubo una responsabilización hacia el árbitro del encuentro por su error en el marcaje del tiro a once pasos de Robben, mas no una crítica a la selección por no haber cumplido con más goles.

El psicólogo Rogelio Díaz Guerrero, menciona en su libro “Psicología del mexicano” que existe una tendencia a ser sumisos. “La sumisión es algo con lo que se educa al mexicano, que es esta idea de recibir órdenes o de respetar al que está por encima de ti: puede ser tu papá, tu mamá o la religión. Entonces existe un miedo mezclado con amor, al que es difícil rebelarse”, explica Guevara Ramírez.

Es decir, que los mexicanos tienden a respetar a las figuras de poder que hay por encima de ellos, aún cuando tengan ese deseo de dar el paso a la rebelión. Guevara explica también que, al menos en el tema de futbol se tiene un expectativa determinada que limita al menos en el discurso.

“Si se tiene la idea de que ‘ya merito’ van a ganar, o el ‘sí se puede, sí se puede’, cuando se debe remontar un resultado, se determina que la expectativa es no vencer el obstáculo. Que si se queda en ese nivel, está bien, porque se asume que es el punto máximo al que se puede llegar”, asegura Guevara.

Otro elemento que del que carece la Selección y la sociedad mexicana, asegura Guevara, es la cohesión y la organización para hacer algo. “Se debe de reconocer en los alemanes es su compromiso y disciplina. También se puede observar que ellos tenían un fin común que no era sólo ganarle a México, sino crear un equipo ganador a futuro. A la selección tricolor le hace falta identidad grupal. Y eso también se ve en la sociedad, en donde cada quien persigue un objetivo, pero no en conjunto”, apunta el psicólogo de la UNAM.

 

¿Qué pasó en el México vs Alemania?

La desconcentración prematura en el juego y la presión pudieron ser los factores de la amplia derrota de México en la semifinal de la Copa Confederaciones Rusia 2017, de acuerdo con el psicólogo del deporte Jeffrey Paul Romero Romero, de Instinto Consultoría en Psicología del Deporte. La Selección Mexicana volvió a decepcionar a su afición con la actuación del día de ayer tras perder 4-1 contra la selección de Alemania en Sochi.

Las esperanzas estaban a tope deseando que el cuadro tricolor saliera victorioso, incluso algunos comentaristas lo señalaban como “favorito” para avanzar a la gran final contra Chile, debido a que en la selección contraria no se hallaban figuras de renombre; pero sólo ocho minutos bastaron para que esas expectativas se vinieran abajo, cuando la escuadra germana ya tenía en la lona a los jugadores mexicanos dos goles a cero.

“Si el jugador entra relajado o estresado, la mente tiene formas de empezar a representarlo en el cuerpo, que puede responder de manera diferente a lo esperado. Otra situación es la presión, por ser un juego en el que se disputa algo distinto que en los demás y la presión por parte del público, que también cambia el desempeño”, explica Romero.

Transcurría el quinto minuto de un partido intenso en el que los dos equipos ya había tenido llegada. El cuadro de México pierde un balón en medio campo que aprovechan los alemanes. Un pase a la media luna del área grande llega a Goretzka que manda el balón abajo y a la derecha de la portería de Memo Ochoa. Gol.

Dos minutos más tarde, el mismo jugador a pase filtrado, cruzaba la salida de Ochoa para meter la pelota hasta la red. “Ir abajo en el marcador por dos goles en apenas ocho minutos comienza a crear pensamientos negativos en los jugadores. Lo que hacen los psicólogos es trabajar en ese sentido para que haya una capacidad de reacción”, señala Romero.

El ir abajo en el marcador tan temprano en el encuentro, asegura Romero, es un escenario que debe estar previsto desde antes de disputar el partido; y, por ello, tener estrategias para contrarrestarlo. “Todos los partidos deben de iniciar con un plan y objetivos, acompañados de tácticas y estrategias. Cuando los objetivos no se están logrando, el plan de inicio debe modificarse, el jugador debe saber cómo responder”, añade el especialista en deporte.  

Comentarios