Si no quiere decirle adiós a su reinado, España debe ganar, y con una buena diferencia de goles, su compromiso de esta tarde ante Chile. 

Tras la humillante derrota de 5-1 contra Holanda, los de Vicente del Bosque están obligados a mejorar su diferencia de goles que es de -4, mientras que la de Chile es de dos. 

Un empate dejaría con pie y medio fuera del Mundial a los vigentes campeones del mundo.

Del Bosque no quiso hablar de los posibles cambios en el 11 de hoy, pero todo indica que le dará la confianza a la mayoría de los jugadores que cayeron contra los holandeses.

Elementos como Cesc y Xabi Alonso, se negaron a hablar de un posible cambio de ciclo, y en cambio le pidieron a los aficionados una oportunidad para demostrar que este equipo no está muerto.

Por su parte, la selección andina que es entrenada por el argentino Jorge Sampaoli, llega a este duelo con la confianza de haber derrotado a Australia. 

Aún ofreciendo un futbol sin brillo, la otra “Roja”, buscará al menos un punto que le dé casi el pase a la siguiente fase, y de paso vengar la derrota de 3-1 sufrida en Sudáfrica.

“La de Chile es una selección suicida y ante España lo vamos a demostrar”, dijo el delantero andino Arturo Vidal, quien amenaza con ser un serio dolor de cabeza para la trastocada defensa ibérica, junto con su compañero Alexis Sánchez, del Barcelona.

El partido se jugará en el estadio de  Maracaná, lugar que no trae muy buenos recuerdos al equipo español, donde hace apenas un año, caía de forma abultada en la final de la Copa Confederaciones contra Brasil en la Final del torneo.