Los dueños de los Chicago Cubs abandonaron su interés en comprar al Chelsea, lo que dejó tres ofertas restantes para la venta forzosa del club de la Premier League.

Por parte del propietario ruso sancionado Roman Abramovich. La candidatura era encabezada por el presidente de los Cachorros, Tom Ricketts.

Pero enfrentó críticas de los aficionados del Chelsea por los comentarios islamófobos de su padre, Joe, que aparecieron en correos electrónicos filtrados hace tres años.

El consorcio, que también contaba con los inversores estadounidenses Ken Griffin y Dan Gilbert, no abordó directamente los “asuntos” que les impidieron continuar con la oferta.

“El Grupo Ricketts-Griffin-Gilbert ha decidido, tras una cuidadosa consideración, no presentar una oferta final por el Chelsea FC”, informó el grupo en un comunicado.

“En el proceso de finalizar su propuesta, quedaba cada vez más claro que ciertos asuntos no podían abordarse dada la dinámica inusual en torno al proceso de venta.

Admiramos enormemente al Chelsea y a sus aficionados, y les deseamos lo mejor a los nuevos dueños”.

Las tres ofertas restantes conocidas también involucran a inversionistas de equipos deportivos norteamericanos.

Steve Pagliuca, copropietario de los Celtics de Boston, se asoció con Larry Tanenbaum, que tiene participaciones en la propiedad de Toronto con los Raptors de la NBA, los Maple Leafs de la NHL y el equipo de la MLS.

Peter Guber, copropietario de Dodgers de Los Ángeles, también respalda al grupo.
Otro copropietario de los Dodgers, Todd Boehly, lidera otro consorcio.

El tercer grupo conocido restante está encabezado por Martin Broughton, expresidente de Liverpool y de British Airways.

Con una inversión planificada de Josh Harris y David Blitzer, que es dueño de los 76ers de Filadelfia y tiene participaciones en el club Crystal Palace de la Premier League.

Un banco comercial con sede en Nueva York, Raine Group, ha estado supervisando el proceso de venta que Abramovich anunció el mes pasado luego de la invasión rusa a Ucrania.

Lee también: MLB: Suzuki hila 6 juegos con hit; Cachorros ganan en Colorado

El oligarca ha sido sancionado por Gran Bretaña y la Unión Europea por sus vínculos con el presidente ruso Vladimir Putin.

La Liga Premier descalificó a Abramovich para dirigir a los actuales campeones europeos y el ruso no puede beneficiarse de las ganancias de la venta.

Que el gobierno británico debe autorizar bajo los términos de una licencia que permite que el equipo continúe operando.