Fueron, exactamente, 23 años y 5 meses de una sequía donde hubo amargura, lágrimas, frustración, burlas, pero finalmente llegó el título: Sí, Cruz Azul es campeón del futbol mexicano al empatar 1-1 (2-1 global) con Santos en la Final del Guard1anes 2021 con una alta dosis de dramatismo.

El Estadio Azteca “festejó” con manteles largos sus 55 años de vida. Fue la segunda final en la que “cementeros” y “laguneros” se enfrentaron y en el inicio de esta segunda edición, Santos tenía el control del balón. Juan Reynoso, DT celeste, desesperado, le pedía a su equipo estar concentrados.

Pero el dominio lagunero tuvo recompensa y al 36’, Diego Valdés hizo un gol digno de una obra de arte. Tomó el balón en los linderos del área, se abrió el espacio ante los defensores y sacó un riflazo que se incrustó en el ángulo superior derecho de la portería defendida por Corona.

Los fantasmas aparecieron. Esto ponía al filo de la butaca a la afición celeste, ya acostumbrada a sufrir, a ver cómo una vez más se diluía la ventaja generada en el juego de ida.

Para la segunda mitad, Santiago Giménez y Yoshimar Yotún entraron al campo para intentar despertar a un equipo que comenzaba a cargar la “cruz” que unos llaman maldición y otros, falta de enjundia. Y el hijo del “Chaco” tuvo en sus pies el empate al 47’, pero al sacar al portero el balón se le alargó.

Y al 50’, la locura. Tras comprometer el balón Gorriarán, Yotún proyectó al centro del área y “Cabecita” Rodríguez hizo explotar al Azteca cruzando el balón ante la salida de Acevedo; sin embargo, la polémica quedará, pues al igual que Jonathan, Pol Fernández, que estaba en posición adelantada, intentó ir por el balón, pero el silbante Fernando Hernández determinó no marcar el fuera de lugar, debido a que no interfirió en la jugada.

Después del empate, Cruz Azul buscó el segundo gol, pero a partir del 80’ defendió con uñas y dientes el resultado. El final llegó luego de un conato de bronca y el grito de la afición fue estruendoso, La Máquina alcanzaba la novena.

Pasaron infinidad de jugadores, técnicos, fueron seis finales perdidas, se acuñó incluso el término cruzazulear, pero hoy eso es historia: “La Máquina” obtuvo su novena corona y se desmarca del León, que ya lo había alcanzado en el cuarto lugar de los equipos con más títulos en México.

Además, este campeonato llega unos meses después de que Billy Álvarez –con paradero desconocido, pues enfrenta serios problemas legales por sus manejos de la Cooperativa Cruz Azul– dejara su cargo como presidente del equipo.

No hubo quinto malo para Cruz Azul y Corona

Tras 18 años como profesional y a sus 40 años, Jesús Corona por fin pudo levantar un trofeo de campeón en la Liga MX. La primera Final de “Chuy” fue en el Clausura cuando Tecos cayó ante América. Ya con La Máquina, el medallista de oro en Londres 2012 cayó ante Monterrey y dos veces nuevamente ante las “Águilas”.

También puedes leer: ¿Quién es Juan Reynoso? El peruano que rompió la maldición de Cruz Azul