El COVID-19 tiene a la NBA contra las cuerdas. La Liga informó hace unos minutos que ha suspendido juegos de Cleveland, Orlando y Philadelphia por casos positivos al interior de estos equipos.

El duelo de Cleveland en Atlanta fue pospuesto este día luego de que cinco jugadores de los Cavaliers dieron positivo, según dijo a la agencia AP una persona que pidió no ser identificada dado que el equipo no ha difundido una lista con los jugadores que han entrado a los protocolos sanitarios de la NBA.

Los resultados positivos trascendieron casi al mismo tiempo que los Hawks colocaron a su astro Trae Young en los protocolos. El entrenador de Atlanta Nate McMillan dijo que ningún otro jugador del equipo se encontraba en la lista.

Los otros juegos pospuestos para hoy son Denver en Brooklyn y Philadelphia ante New Orleans. Para mañana, será Orlando ante Toronto y el martes, Washington ante los Nets.

Además, el entrenador de los Lakers Frank Vogel ingresó a los protocolos y no acompañará al equipo en la visita a Chicago. David Fizdale estará a cargo hoy en lugar de Vogel, informaron los Lakers.

Los Bulls regresarán a la acción tras la postergación de dos partidos la semana pasada. Culminada la jornada del sábado, esos habían sido los únicos partidos que la NBA había tenido que aplazar durante este brote, con 50 jugadores en los protocolos en días recientes.

Lee también: Curry ya es el máximo anotador de triples en la historia de la NBA

“Es lo que hay. Hay que cuidarse lo mejor posible, es lo único que se puede hacer”, dijo el guardia de los Lakers Russell Westbrook sobre el incremento de casos en la NBA. Él estuvo brevemente en los protocolos durante la última semana, pero pudo reintegrarse tras dar negativas en tres pruebas seguidas y al final no se perdió un solo partido.

Con 10 jugadores, Brooklyn es el equipo que tiene más fichas en los protocolos. El grupo incluye a Kevin Durant, James Harden y, aunque aún no ha sido habilitado para jugar, Kyrie Irving, ausente toda la campaña por no acatar la obligatoriedad de vacunarse en la ciudad de Nueva York.

El viernes, los Nets cambiaron de criterio y aceptaron que Irving será bienvenido “a los partidos y entrenamientos en los que pueda participar”, es decir los compromisos de visitante, salvo en San Francisco, donde la vacuna también es obligatoria.