Entre el 10 y 15 de septiembre la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) notificó a todos los atletas que participaron en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y no cumplieron con su objetivo, que a partir de este mes tendrían una reducción en sus becas mensuales, de un 60 hasta 80 por ciento.

Y así fue. Diferentes deportistas ya vieron reflejado ese ‘castigo’ en sus ingresos por parte de CONADE, y aunque aceptan la reducción hay una incertidumbre de los parámetros que se tomaron para la misma, ya que, en el caso de Mariana Arceo, atleta que representó a México en Pentatlón Moderno, confirma que a ella le quitaron un 83 por ciento.

Considera que esa baja salarial que reciben en sus becas no es justa, debido a que hay atletas que a pesar de que quedaron en un lugar mucho más bajo que el de ella ganarán más, por lo que espera que esas evaluaciones se hayan hecho con un especialista de cada una de las disciplinas.

“Hasta el momento desconozco (los parámetros para la reducción de becas). De este lado sí se siente mucha impotencia de saber de que no sabemos las tablas… Esa es la pregunta del millón, eso no lo sé, porque unos van a ganar 10 mil otros seis mil, a unos los sacaron. Entonces, no hay algo oficial, no hay una tabla que nosotros podamos decir: ‘bueno, estoy aquí tengo que hacer eso para subir acá’.

Te puede interesar: Hasta el Benfica golea al Barcelona, que vuelve a caer 0-3 en Champions

“No hay nada, estamos a la espera de eso de que salgan las medidas, conocerlas, pero también nos gustaría que haya especialistas de todos los deportes para evaluar, ya que no todos los deportes son iguales, en algunos participan más de 30, en otros sólo ocho. Entonces, no podemos ser medidos con la misma vara”, dijo la atleta a Reporte Índigo.

Sin embargo, no todo está perdido, debido a que Mariana confirmó que mientras hay una resolución de CONADE, ellos podrán sustentar sus entrenamientos al menos un año, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que con los recursos que se recaudaron en el pasado sorteo del 15 de septiembre serían bonos para los deportistas que participaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio.

“Con esta decisión (de reducir la beca) nadie puede estar feliz o contento, es un retroceso para el deporte. Aquí lo positivo que yo logro ver ante toda esta situación tan gris que está viviendo el deporte es que el presidente nos dará un estímulo que puede compensar el apoyo de un año de beca y poder continuar preparándonos”, agregó.