Sevilla se convirtió en el rey absoluto del Viejo Continente al derrotar 3-1 al Liverpool y ganar la Europa League en Basilea. Un título que vuelve histórico al club español en este tipo de competencias.

Este campeonato es el quinto en la historia del club, antes en 2006, 2007, 2014 y 2015; y el tercero de forma consecutiva; y les dio la oportunidad de jugar la fase de grupos de la Champions League.

El conjunto Red se adelantó en el marcador con un golazo de Daniel Sturridge a los 35 minutos. Al comienzo de la segunda mitad el Sevilla igualó con anotación del francés Kevin Gameiro, esto tras gran jugada de Mariano Ferreira.

Después el equipo sevillista logró el 2-1 al 63’ por conducto de Coke, y tan solo seis minutos después el mismo jugador se despachó con el segundo de la noche y el tercero para su equipo, consiguiendo así el campeonato de este certamen para los españoles.

Aunque es histórica esta hazaña, el Sevilla no tendrá tiempo de celebrar. Los festejos esperarán porque el sábado disputarán una nueva final, la de la Copa del Rey, contra el Barcelona en el Vicente Calderón de Madrid.