Durante más de medio siglo, el boxeo cubano se concentró en contender únicamente por las medallas en los Juegos Olímpicos.

A partir de mañana, comenzarán a pelear por las grandes bolsas.

Seis boxeadores de la isla caribeña entrarán oficialmente al mundo del profesionalismo dentro de una función en la que se enfrentarán a boxeadores locales en Aguascalientes.

Osvel Caballero, Arlen López, Julio César la Cruz, Rionel Iglesias, Feliciano Hernández y Lázaro Álvarez son los seis púgiles que subirán al ring.

“Vamos a ser testigos de un hecho histórico. No recuerdo un debut de cuatro medallistas olímpicos en una sola noche”, dijo a The Associated Press, Gerardo Saldívar, director de Golden Ring Promotions, la promotora.

Cuba había mantenido a sus boxeadores en el rango amateur desde 1962, cuando se abolió el deporte profesional en la isla.

Lee también: ‘Travieso’ Arce es inducido al Salón Nacional de la Fama del Boxeo

La Cruz, Iglesias y López son bicampeones olímpicos, Hernández fue monarca mundial y Caballero fue monarca panamericano en Lima 2019. La Cruz además fue cinco veces campeón mundial.

“Este regreso les permite llevarlos a lograr su mejor forma deportiva, ellos ya lograron sus medallas olímpicas y ahora es una motivación extra ese beneficio económico”, indicó Saldívar.

“Además les permitirá seguir desarrollando sus figuras porque ellos quieren seguir siendo potencia en olímpicos y mundiales”.

De acuerdo con la Federación de Boxeo de Cuba, el 80 por ciento de la bolsa de la pelea va directamente al boxeador, el 15 por ciento al entrenador y el cinco por ciento se reparte entre el equipo médico de la federación.