Agnes Tirop, atleta olímpica keniata y medallista de bronce en dos campeonatos mundiales, fue hallada sin vida en su vivienda el miércoles con heridas de arma blanca, por lo que su esposo, quien está desaparecido, ya es buscado para ser interrogado, informó la policía.

Tom Makori, jefe policial del condado de Elgeyo Marakwet, dijo que estaban buscando al esposo de Tirop, luego de que la familia de éste reportó que los había llamado llorando y pidiendo el perdón de Dios por algo que había hecho. “Hay revelaciones que vienen de la familia de su esposo”, señaló Makori.


Tirop, de 25 años, fue hallada muerta en su casa ubicada en Iten, en el occidente de Kenia. La localidad es conocida por ser una base de entrenamiento para los corredores de fondo. Medios de prensa kenianos reportaron que fue encontrada con puñaladas en el abdomen y cuello.

El automóvil de Tirop, que estaba estacionado afuera de la vivienda, tenía el parabrisas y las ventanas destrozadas, lo que da indicios de una disputa doméstica antes de que fuera asesinada, señaló la policía.

La Policía Nacional de Kenia dijo que Tirop fue víctima de un “crimen atroz” y prometió “investigaciones rápidas y exhaustivas”.

Lee también: Ya es tradición: kenianos dominan edición 125 del Maratón de Boston

La federación de atletismo keniata había dicho que Tirop, una de las estrellas en ascenso del país, había sido presuntamente apuñalada por su esposo, pero que seguía trabajando para recabar más detalles. “Kenia ha perdido una joya”, informó el organismo.

Tirop ganó medallas de bronce en los 10 mil metros femeninos en los Mundiales de atletismo de 2017 y de 2019, y terminó en cuarto sitio en los 5 mil metros en los Juegos Olímpicos de Tokio. Apenas el mes pasado, rompió el récord mundial en la carrera de 10 kilómetros en ruta de mujeres en Alemania.