Randal Willars afrontará su primer proceso olímpico donde buscará un boleto a Tokio.

De las 14 medallas olímpicas que tiene en su historia México en los clavados en su historia, seis de ellas las han conseguido atletas menores de 20 años, dejando en claro que la juventud con el éxito no está peleada, sino todo lo contrario, son sinónimos para crear una nueva historia dentro del deporte nacional.

Es precisamente esta estadística la que Randal, clavadista de 19 años quien consiguió dos plazas olímpicas para México, tiene presente para el próximo selectivo nacional, que definirá a los atletas que representarán al país en los Juegos Olímpicos, ya que sabe que de lograr el pase sólo es cuestión de esforzarse más para entrar entre esos nombres que están escritos con oro en el Comité Olímpico.


Claro que me gustaría formar parte de ese grupo, siempre una Medalla Olímpica es el sueño de la mayoría de los atletas, y sin dudas poder ganar una medalla en Tokio sería cumplir un sueño y estaría muy feliz por poder lograrlo, pero también sé que para hacerlo hay que prepararse

Randal Willars

Clavadista mexicano

“Me motiva seguir entrenando, todo el esfuerzo que conlleva los entrenamientos, los sacrificios que en su momento he tenido que hacer son por una meta, un sueño y eso son los Juegos Olímpicos, entonces tener la oportunidad de asistir a unos y poder competir es siempre la motivación, el estar ahí y el poder representar a México y hacer que valga la pena todo el esfuerzo que hiciste desde pequeño, principalmente eso es toda la motivación”, dijo el clavadista en entrevista con Reporte Índigo.

Sin embargo, Randal considera que, si bien la medalla olímpica y tener su nombre dentro del grupo de jóvenes que logró una gran hazaña a nivel internacional antes de los 20 años, es un gran logro para su carrera, no será el más significativo en su trayectoria, ya que él sabe que una parte importante en el deporte son los trofeos, pero lo más indispensable es mantener el gran nivel que lo puede ayudar a dejar un legado.

“Mi mayor meta no es una medalla olímpica realmente, obviamente que una medalla olímpica es algo muy importante y algo que quiero lograr, pero yo por encima de una medalla olímpica quiero pasar a la historia, porque como deportista, una medalla olímpica es algo muy fugaz, porque a lo mejor hoy eres campeón olímpico y en un año quedas en quinto o un selectivo nacional, porque en clavados es un deporte que en la competencia todo puede pasar.


Entonces, para mí lo más importante no sólo es ganar, es mantenerte y la constancia de siempre estar en competencias internacionales que cuando pregunten: ¿quién crees que gane? Siempre salga tu nombre, que te tomen en cuenta como un favorito

Randal Willars

Clavadista mexicano

“Que cuando me retire en 20, 30 o 40 años, me sigan recordando como el mexicano que siempre hizo historia, eso es algo que me llenaría más en lo personal, que me haría sentir más satisfecho y quiero trabajar para poder lograrlo”, agrega.

Un salto de seguridad para Randal Willars

Si bien, Randal Willars es considerado como la promesa en clavados para México, para él su nivel es un aspecto que todavía tiene que mejorar, pues entiende que si un día él se convierte en el mejor dentro de su disciplina, le gustará exigirse todavía más en cada entrenamiento y competencia, ya que sólo de esa manera logrará estar a la altura de los mejores en la historia de este deporte.

“Hay muchas cosas que me hacen falta y siempre habrá algo que mejorar, incluso siendo campeón olímpico, siendo el mejor, siempre habrá que mejorar, siempre habrá nuevas metas, nuevos retos. En lo personal, puedo decir, que es la técnica, la constancia, se puede mejorar todavía el grado de dificultad, se puede mejorar las puntuaciones.

“Ahorita para estos Juegos Olímpicos lo que yo quisiera mejorar es la constancia y la calidad de los clavados, a lo mejor para el siguiente ciclo todavía quisiera aumentar el grado de dificultad, aumentar un poco más la presencia del escenario que crearme un nombre a nivel internacional, entonces, realmente lo que me falta para llegar a ese punto es esa constancia competitiva y dar el salto para darme conocer, ahora sí, internacionalmente, dar ese salto que me coloque entre los favoritos a ganar siempre en cualquier competencia.

También puedes leer: Identifican puntos a mejorar en femenil de clavados