Kimberly García se colgó la medalla de oro en la marcha de 20 kilómetros del Mundial de Atletismo en Eugene, Oregon.

La peruana sumó la primera presea para su país en la historia de la competencia internacional

Al conquistar nada menos que el puesto de gloria en la marcha de 20 kilómetros, la prueba que repartió las primeras preseas durante el evento.

“Estoy muy contenta por este resultado, por la primera medalla en un Mundial para Perú. Hemos trabajado muy duro, la verdad, para esta primera medalla”, declaró la atleta.

La marchista de 28 años, se colocó en la punta desde el principio, antes de librar una apretada y tensa lucha con la china Shiye Qieyang a lo largo de buena parte del recorrido junto al Autzen Stadium.

El estadio que es casa del equipo de fútbol americano colegial de la Universidad de Oregon, bajo una temperatura de 28 grados al comenzar la competición.

En los últimos tres kilómetros, Qieyang se rezagó incluso al tercer puesto, con 1:27:56. La china, de 31 años, había conseguido bronce en 2011 y plata en 2019.

El segundo lugar fue para la polaca Katarzyna Zdzieblo, con 1:27:31.

Por su parte, la atleta mexicana, Alegna González concluyó la competencia en el séptima posición en 1:29:40. Lamentablemente, su compatriota, Valeria Orduño abandonó la prueba de los 20 kilómetros.

Mientras que el lanzador regiomontano, Diego del Real no logró su boleto a la final de lanzamiento de martillo. En contraste, Edgar Rivera consiguió acceder a la pelea de las preseas en salto alto.

La deportista andina jamás aflojó el paso y se impuso con un tiempo de 1 hora, 26 minutos 28 segundos, la mejor marca peruana en la historia.

Lee también: Arranca el Mundial de Atletismo

 

El debut de García en los Mundiales llegó en Beijing 2015, donde no pudo finalizar la competición. Dos años después fue séptima en Londres, lo que constituía el mejor papel de Perú en un Mundial de Atletismo.

Pero García se perdió la cita en Doha 2019 por una serie de lesiones, y su carrera parecía más cerca de un declive que de revivir lo conseguido en Londres.