México logró sacudirse la presión que le causó haber iniciado el torneo con dos derrotas, y tomó una gran bocanada de oxígeno tras derrotar a Angola 79-55 en el Mundial de Básquetbol.

El pivote Héctor Hernández se convirtió en el mejor jugador del encuentro con 24 puntos -6 triples- y cinco rebotes, seguido por Román Martínez (12 puntos y 4 rechaces) y la consistencia bajo aros de Gustavo Ayón, quien sumó otros 17 puntos y 12 rebotes.

Jorge Gutiérrez fue otro de los elementos mexicanos que brilló en el encuentro de ayer en la Arena Gran Canaria, tras conseguir varias penetraciones en la pintura rival.

Con este triunfo, el equipo nacional comienza a ver la luz, ya que sus próximos dos rivales no lucen tan complicados como lo fueron Lituania y Eslovenia, con quienes perdió sus primeros dos juegos.

La Selección Nacional vuelve a la duela esta madrugada tiempo de México, cuando a las 5:30 horas se enfrente a Australia.

Una victoria ante los australianos metería de lleno a la pelea por clasificar al representativo azteca, que de esta forma podría asegurar uno de los cuatro lugares que avanzan a los Octavos de Final.