Ante la propia afición del Real Madrid, el Espanyol de Barcelona consiguió uno de sus mejores resultados en lo que va de la temporada tras sacar del Santiago Bernabéu un valioso empate de 2-2.

 Pese al resultado positivo, Javier Aguirre, técnico de los catalanes calmó las aguas.

 “La verdad es que esto es un paso, nada más. Tampoco ganamos. Seguimos penúltimos. El examen viene en mayo cuando digan si Javier Aguirre ha cumplido con el examen o no. Tenemos que mejorar ofensivamente. Es un aspecto detectado y que se puede trabajar. La autoestima se ha reforzado. Estamos jugando bien pero no bonito”, dijo el “Vasco”.