¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

VIOLENCIADEGéNERO

¿Están ahí por que quieren? Cómo ayudar a una mujer en una relación violenta

Indigo Staff

Imagínate que todos los días de tu vida lo único que recibes es insultos, humillación, golpes o maltrato por parte de tu pareja. ¿Qué pudieras terminar pensando de ti? Ahora imagínate que a esa persona la trataron así sus padres y es la única forma de trato que conoce.

Esa es la situación que plantea una especialista en psicología y psicoterapeuta para comprender lo que las mujeres en relaciones violentas viven todos los días y una razón del por qué muchas no actúan para, a veces solo sobrevivir.


Ago 18, 2017
Lectura 7 min
portada post

35.8% de mujeres presentó daños físicos derivados de la violencia que han vivido.

"Si yo tomaba mi celular, me decía que quién era y qué quería"

- Rocío M.G.

Víctima de violencia en pareja.

"El agresor se encarga de ir destruyendo poco a poco la capacidad de poder sobre su propia vida. (...) Como el moho, que se va metiendo entre las paredes y le hace mucho daño"

- Sandy Berenice Andrade Flores

psicóloga y psicoterapeuta del Centro de Salud Mental y Género.

Imagínate que todos los días de tu vida lo único que recibes es insultos, humillación, golpes o maltrato por parte de tu pareja. ¿Qué pudieras terminar pensando de ti? Ahora imagínate que a esa persona la trataron así sus padres y es la única forma de trato que conoce.

Esa es la situación que plantea una especialista en psicología y psicoterapeuta para comprender lo que las mujeres en relaciones violentas viven todos los días y una razón del por qué muchas no actúan para, a veces solo sobrevivir.

Para algunas, terapia. A otras, sus amigas y su trabajo. ¿Qué ayuda a las mujeres a salirse de una relación violenta? Para otras, fueron los golpes lo que las hizo reaccionar o ver cómo maltrataban a sus hijos. Sin embargo, la mayoría cuenta que en este proceso hubo un factor común: se sintieron juzgadas.

“Las palabras de la familia, ‘siendo tan inteligente’, ‘no entiendo qué haces ahí'”, recuerda Rocío M. G, una mujer que se encuentra en proceso para salir de una relación que incluía violencia emocional y psicológica con ayuda de terapia. 

Más: Más por ellas 

La relación donde ocurre con mayor frecuencia la violencia contra las mujeres es en la pareja y, por ende, el principal agresor es o ha sido el esposo, pareja o novio, según la reciente Encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares, 2016 del INEGI.  

El 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron una pareja, sea por matrimonio, convivencia o noviazgo, han sido agredidas por su pareja en algún momento de su vida marital, de convivencia o noviazgo.

A muchas les tocaron comentarios similares: “Qué pendeja eres”, “me sorprende de ti”, “cómo alguien tan inteligente permite eso”, “tú tampoco eres una blanca palomita” y sinfín de opiniones que implican, aún, que la violencia que viven las mujeres en sus relaciones es su culpa. 

“‘Déjalo’, sí claro, ya lo sabía la bronca era ¿cómo? No encontraba pies ni cabeza, no me fue fácil entender lo que había permitido y lo que había pasado, (…) solo creo que te aleja más de tu gente querida en el momento más difícil. Si, hay culpa pero no es necesario acrecentarla. Solo asume lo que a ti te corresponde”, opinó Roció.

Ver: Sigue la violencia en el Valle de México 

Identificar una relación violenta para profesionales que ayudan a mujeres en esta situación, a diferencia de la sociedad en general, es complejo, asegura la psicóloga y psicoterapeuta Sandy Berenice Andrade Flores del Centro de Salud Mental y Género. 

“La violencia está tan naturalizada que es difícil verla, hasta que es evidente. Pero hay muchas formas de violencia que es difícil que externamente alguien note que una persona es víctima de eso, o siquiera que esa víctima lo pueda percibir”, dijo la Psicóloga y Psicoterapeuta Humanista/Existencial con enfoque de género y respeto a la diversidad sexual.

Entre las que han experimentado violencia física y/o sexual, 35.8% presentó daños físicos derivados de la violencia que han vivido, principalmente moretones, hemorragias e incluso ha estado hospitalizada o la han operado, por esta razón. 

De hecho, según especialistas, muchas veces la violencia dentro de la pareja “suele producirse en espacios o ámbitos de intimidad”, por lo que resulta casi “invisible” para las personas que rodean a la pareja según el estudio de Carmen Ruiz Repullo sobre la violencia de género en adolescentes de España.

Más: Gaslighting: violencia entre pareja que te confunde hasta la locura 

“Si yo tomaba mi celular, me decía que quién era y qué quería”, recuerda Rocío en estas prácticas de control que su pareja de tres años de duración ejercía contra ella y que no dejaban una huella “visible”.

¿Por qué no “lo pueden dejar”? 

Ver a un ser querido ser sometido a violencia en un ámbito en el que debería existir respeto es indignante, pero puede llegar a ser frustrante también. Hay que ser realistas en el aspecto en que la persona implicada en una relación violenta, solamente porque tú te das cuenta, pueda salir de ella es complicado. 

“Ellas no quieren la violencia, pero a veces se sostienen en la esperanza de cosas mínimas y por la necesidad de tener a alguien cerca”, asevera la psicoterapeuta Sandy Andrade.  

La violencia de género es bastante compleja, tanto que se instaura a través de un proceso cíclico que es lo que dificulta que las víctimas puedan tomar conciencia de ello, según Leonore Walker y éste ocurre en tres fases: 

 

 

 

“El agresor se encarga de ir destruyendo poco a poco la capacidad de poder sobre su propia vida. (…) Como el moho, que se va metiendo entre las paredes y le hace mucho daño”, describe la especialista. 

¿Cómo actuar?

Aunque el enojo por ver a alguien en esta situación pueda apoderarse de lo que se quiera aconsejar, la principal sugerencia que hace la especialista del Centro de Salud Mental y Género es: “no juzgar”.

“Cuando recibo estos casos, no juzgo. Pero cuando yo sé que esta mujer está al borde del peligro, claro que lo digo tal cual. Que tiene que buscar una salida o la va a matar”, explica la pisconalista.

Si en la familia de origen hubo mucho maltrato, ellas piensan que eso es normal y natural, que esa es la forma adecuada de que alguien las trate, o peor, la forma adecuada de que alguien las ame, dice Sandy Andrade.

Lo que responde Rocío ante la pregunta de si ella se hubiera visto desde fuera en su relación, ¿qué se diría? es “que les acompaño y abrazo en lo que decidan. Que sé que es difícil… Siempre ha sido mi postura, porque en mi familia lo viví viendo a mi mamá”.

Estar ahí

Que sepa que a pesar de todo cuenta contigo, porque la sensacion con la que viven es que no sabe cómo está mal lo que ocurre, recomienda también Andrade. 

Lo que va pasando, además de que ellas se van a aislando por su cuenta como un proceso normal en estas situaciones, pero a veces también por coerción de sus parejas.

“Que sepa que independientemente de las decisiones que tome, que ella vea que tú estarás para poder apoyarla, porque será un recurso que cuando ella lo necesite, lo va a tomar”.

Plan de salida

Ayudarles a construir un plan de emergencia o salida, en el que ellas puedan sentir capacidad de dejar a su pareja encontrando una red de apoyo con sus amigos o familia.

“Crear ciertos códigos por si algo está pasando, y entonces ya sabemos que eso es una alarma y que hay que estar atentos”, considera la experta. 


Notas relacionadas

Ago 30, 2017
Lectura 2 min

Ago 23, 2017
Lectura 2 min

Ago 18, 2017
Lectura 3 min

Ago 10, 2017
Lectura 10 min

Comentarios