¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

TURISMO

Enemigos del turismo

Imelda García

Las manifestaciones y bloqueos de la CNTE, además de la inseguridad que se vive en algunos estados, son factores que están afectando al turismo en México.

En plena temporada vacacional, algunos centros turísticos del país muestran los estragos de la mala resolución de los problemas que aquejan a este sector.

Los bloqueos que lleva a cabo la CNTE en estados como Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas han dado al traste con los índices de ocupación hotelera.


Ago 1, 2016
Lectura 10 min
portada post

14.99% menos ocupación que en la misma fecha, del año pasado

“Yo no avalo que se armen, lo quiero aclarar (…) lo que digo es que las armas siempre y cuando estén legalmente establecidas (...), cada quien tiene derecho”

- Evodio Velázquez

Alcalde de Acapulco

“Los patrones están aguantando, no sé cómo le están haciendo para no afectar a las familias, para no despedir a los trabajadores” 

- Roberto Garcia

Secretario de la CROM

https://youtu.be/csQMUY1uKZI

Las manifestaciones y bloqueos de la CNTE, además de la inseguridad que se vive en algunos estados, son factores que están afectando al turismo en México.

En plena temporada vacacional, algunos centros turísticos del país muestran los estragos de la mala resolución de los problemas que aquejan a este sector.

Los bloqueos que lleva a cabo la CNTE en estados como Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas han dado al traste con los índices de ocupación hotelera.

Lugares de interés histórico y cultural, como Oaxaca; o destinos de playa como Acapulco o Puerto Escondido, ya resienten los efectos de la falta de llegada de turistas.

Según datos de Datatur, el sistema estadístico de la Secretaría de Turismo (Sectur), la contracción hotelera ha sido de 43 por ciento sólo en la ciudad de Oaxaca.

En Chiapas también ha habido afectaciones.

En Tuxtla Gutiérrez la caída ha sido de 14 por ciento; en San Cristóbal de las Casas, del 15 por ciento.

En Acapulco, el año pasado, la ocupación a finales de julio fue del 100 por ciento; ahora, en la Zona Diamante, se reportó solo del 56 por ciento, según estadísticas de la Secretaría de Fomento Turístico de Guerrero.

En el puerto, la situación de inseguridad ha llevado a algunos empresarios a pensar en la posibilidad de adquirir armas para defenderse, ante la ineficacia gubernamental en el combate a la delincuencia.

La baja en el turismo representa una crisis no sólo para los empresarios, sino para los trabajadores que son despedidos por la falta de ingresos.

Las comunidades sufren por la ausencia de turistas.

El daño no ocurre sólo a empresas establecidas.

Personas que comercian artículos por su cuenta o prestan servicios a los turistas también han perdido sus fuentes de empleo, al no haber turistas.

Con la contracción del mercado turístico, hay una baja también en la captación de recursos económicos para esas zonas, hoy en crisis.

Tan solo por los bloqueos de la CNTE, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) calcula que las pérdidas en el sector turístico ya rondan los 7 mil millones de pesos.

Las quejas sobre las condiciones que privan en varios puntos del país no sólo provienen del interior.

Algunos países emiten alertas constantes sobre el peligro que corren sus ciudadanos si visitan estas localidades.

El reto es no sólo mejorar la imagen de los centros turísticos.

Los empresarios del ramo están conscientes de que la verdadera solución es resolver los conflictos político sociales y mejorar la seguridad pública.

CNTE, el desastre

Este verano, el mayor desastre para el sector turístico estuvo en Oaxaca y Chiapas, entidades afectadas por los bloqueos de maestros de la CNTE.

Miles de personas cancelaron su viaje a Oaxaca para ver la Guelaguetza, así como a los destinos de playa de esa entidad; en Chiapas, la gente dejó de visitar Palenque o San Cristóbal de las Casas.

En la capital oaxaqueña, el turismo tuvo una caída de 43 puntos porcentuales en la temporada de la Guelaguetza.

En la semana del 13 al 19 de julio del 2015, Oaxaca capital tuvo un nivel de ocupación del 70.05 por ciento; este año, del 11 al 17 de julio, la ocupación fue de apenas el 26.25 por ciento.

Puerto Escondido, uno de los destinos de playa más populares de Oaxaca, también tuvo una baja en la ocupación de 12.8 por ciento.

Huatulco, al que los turistas acceden vía aérea, fue el que menos tuvo afectación, pues solo cayó un 3.35 por ciento.

La dramática situación de los empresarios en la ciudad de Oaxaca ha provocado que algunos hasta hayan comenzado un paro de labores en espera de que los gobiernos federal y estatal resuelvan el conflicto magisterial.

Hasta ahora, son los empresarios quienes han absorbido las pérdidas, pues la mayoría de los trabajadores han conservado su empleo debido a los contratos colectivos de trabajo que tienen los sindicalizados.

Roberto García Rivera, secretario general de Federación de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), sostuvo en entrevista que el turismo en Oaxaca ha tenido niveles más bajos que nunca, lo que ha pegado directamente al sector hotelero y de servicios.

Sin embargo, los empresarios han aguantado “quién sabe cómo” la baja económica, aunque reconoce que la recuperación será lenta y difícil.

“Los patrones están aguantando, no sé cómo le están haciendo para no afectar a las familias, para no despedir a los trabajadores.

“Tenemos los contratos colectivos con hoteles y restaurantes, eso es lo que ha salvado la situación (…) estamos hablando de meseros, recamareras, los que están más expuestos por la baja del turismo, pero ahorita se ha respetado el trabajo de ellos”, afirmó García Rivera.

Las imágenes de los llenos en el Cerro del Fortín, donde se representa la Guelaguetza, han sido porque “regalaron todos los boletos”, a decir del líder sindical.

La mayor parte de las reservaciones –hechas hasta con un año de anticipación- se cancelaron días después de los enfrentamientos en Nochixtlán, y quienes más cancelaron fueron turistas extranjeros.

A nivel nacional, la Concanaco-Servytur calcula que ya ascienden a más de 7 mil millones de pesos las pérdidas por los bloqueos del magisterio.

En Chiapas también ha habido afectaciones por las acciones de la CNTE.

La caída del turismo se ha dado más en San Cristóbal de las Casas, donde hubo una baja del 15.5 por ciento respecto al verano del 2015; en Tuxtla Gutiérrez también se registró una caída del 14.2 por ciento.

En Palenque, una de las principales atracciones arqueológicas de la entidad, se tuvo una caída del 13.09 por ciento, según datos de Datatur, al 17 de julio pasado.

Los bloqueos de la CNTE han provocado que la iniciativa privada ponga un ultimátum al gobierno federal para arreglar la situación con los maestros, antes de que sea irreversible el daño a las empresas y, por ende, al empleo y la economía local de esas entidades.

Inseguridad pega a Acapulco

En Acapulco la inseguridad ya no se oculta en las sombras de la noche; ahora, las ejecuciones pueden ocurrir frente a los ojos de cientos de turistas, a plena luz del día.

Ocurrió así apenas el 19 de julio, cuando un hombre fue ejecutado en la playa Papagayo, la zona pública más popular de Acapulco. El comerciante ambulante de artículos turísticos, fue asesinado alrededor de las 2 de la tarde frente a turistas.

Apenas la madrugada del domingo, un mesero y dos clientes de un bar, ubicado a 100 metros de la Costera Miguel Alemán, fueron ejecutados al interior del negocio. Como éstas, las ejecuciones se cuentan por decenas.

El que fuera el principal polo turístico del país se encuentra afectado desde hace varios años por una presencia implacable de la delincuencia organizada.

Aunque el pico de violencia en el puerto guerrerense se registró en el 2011, ahora nuevamente se registra un aumento.

Entre enero y junio de este año –dato disponible más reciente- según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), se registraron 466 homicidios en la ciudad de Acapulco; esto es, 18 asesinatos por semana. En el mismo periodo del 2015, el número de homicidios fue de 404.

El peor mes en materia de seguridad fue marzo pasado, cuando se contabilizaron 93 homicidios; tres asesinatos al día.

A los empresarios turísticos les ha pegado no sólo el aumento de homicidios, sino las extorsiones, el cobro por derecho de piso, los intentos de secuestro y los robos.

De acuerdo con cifras de la oficina de Estadísticas de la Secretaría de Fomento Turístico de Guerrero, dadas a conocer por la agencia Quadratín, el 28 de julio de este año la ocupación hotelera en la Zona Dorada fue del 79.6 por ciento; en tanto, en la zona Diamante –donde se encuentran algunos de los hoteles más lujosos-, fue del 55.3 por ciento.

En contraste, para el 26 de julio del 2015, el reporte de ocupación hotelera fue del 100 por ciento.

Esta circunstancia ha obligado a los empresarios a pensar en los extremos; al menos 400 de ellos ya han pedido permiso a la Secretaría de la Defensa Nacional para portar armas y poder defenderse.

“Es muy grave que nos puedan otorgar los permisos, pero es nuestro derecho que nos asiste y queremos llevarlo a cabo”, detalló  Roberto Jacinto de la Cruz, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Concanaco-Servytur) en Acapulco.

Al respecto, el alcalde del puerto, el perredista Evodio Velázquez, dijo que aunque no está de acuerdo en que los empresarios se armen, reconoce que están en su derecho de hacerlo.

“Yo no avalo que se armen, lo quiero aclarar (…) lo que digo es que las armas siempre y cuando estén legalmente establecidas con la licencia pertinente, es un tema que cada quien tiene derecho”, dijo el presidente municipal de Acapulco.

Lo cierto es que muchos empresarios no han esperado a obtener el permiso de la Sedena, y ya consiguieron armas en el mercado negro.

Más destinos afectados

Otro destino que ha sido golpeado por la inseguridad es la zona de Los Cabos, en Baja California Sur, donde los índices de ocupación han presentado cifras a la baja.

Cifras de Datatur, de la Sectur, indican que en la semana del 13 al 19 de julio del 2015 se tuvo una ocupación del 60.35 por ciento en el corredor de Los Cabos.

En contraste, del 11 al 17 de julio del 2016, la ocupación fue del 51.52 por ciento, lo que representa una caída de 8.83 por ciento.

Empresarios de la localidad han denunciado en medios locales que la baja en el turismo en ese destino obedece al crecimiento de las condiciones de inseguridad, pues se registran asaltos a turistas –donde incluso han sido lesionados-, robos a negocios o presencia de pandillas.

Villahermosa, Tabasco, es otra localidad que ha visto disminuido el flujo de visitantes que llegan a la ciudad.

Hasta hace dos semanas, la ocupación en la capital tabasqueña fue de 44.99 por ciento, 14.99 por ciento menor que en la misma semana del 2015.

De acuerdo con datos de la Encuesta de Percepción Social sobre Inseguridad Pública realizada por el INEGI, en junio del 2016 Villahermosa era la ciudad donde más personas tenían una percepción de inseguridad, donde 95 de cada 100 ciudadanos piensan que su localidad es peligrosa.

Villahermosa se ubicó en este índice por encima de localidades como Reynosa, Tamaulipas (85.4 por ciento); o el oriente de la Ciudad de México (91.2 por ciento).


Notas relacionadas

Ago 9, 2017
Lectura 6 min

TURISMO

Critican abandono de Sectur a Pueblos Mágicos

J. Jesús Lemus


Ago 9, 2017 Lectura 6 min

Ago 9, 2017
Lectura 14 min

TURISMO

Pueblos sin magia

J. Jesús Lemus


Ago 9, 2017 Lectura 14 min

Ago 8, 2017
Lectura 6 min

TURISMO

Violencia y sequía en Los Cabos

Rubén Zermeño


Ago 8, 2017 Lectura 6 min

Jul 29, 2017
Lectura 3 min

Comentarios