¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

CULTURALLABORAL

Contratar = ¿ligar?

María Alesandra Pámanes

Tal vez te suene un poco extremista e incluso te parezca un estereotipo, pero lo cierto es que está comprobado que el proceso por el que pasa una persona para ser contratada, así como el que busca contratar a un nuevo elemento para su compañía, es muy similar al de ligar.

La comparación no es muy descabellada; para una entrevista de trabajo, las personas tienden a mostrar su mejor cara y cualidades, al igual que cuando se intenta atraer al sexo opuesto.

No en vano existen muchas historias reales de amor entre compañeros de trabajo (esté o no permitido). 


Mar 14, 2013
Lectura 7 min
portada post

En recursos humanos, es común que se contrate a una persona que podría ser un buen amigo o bien, a una persona atractiva, con la que se podría tener una relació

La importancia durante una entrevista de trabajo recae en el énfasis que se le da a lo excitado, a gusto y cómodo que se sintió el recluta con el candidato, en lugar de a las habilidades cognitivas de la persona

Tal vez te suene un poco extremista e incluso te parezca un estereotipo, pero lo cierto es que está comprobado que el proceso por el que pasa una persona para ser contratada, así como el que busca contratar a un nuevo elemento para su compañía, es muy similar al de ligar.

La comparación no es muy descabellada; para una entrevista de trabajo, las personas tienden a mostrar su mejor cara y cualidades, al igual que cuando se intenta atraer al sexo opuesto.

No en vano existen muchas historias reales de amor entre compañeros de trabajo (esté o no permitido). 

Una publicación en The Wall Street Journal señala que de acuerdo a una investigación que condujo la profesora Lauren Rivera, de la Kellogg School of Management, “los directores de recursos humanos en las empresas profesionales de élite realmente tienden a evaluar a los candidatos como si fueran posibles parejas sentimentales y amigos nuevos”.

El ir y venir de las entrevistas de trabajo a menudo se siente como citas, dice Rivera. 

Mientras que los candidatos para el puesto comúnmente se hacen preguntas como “¿Le gusté?”, las empresas se cuestionan: “¿Irá a quedarse?”.

De hecho, el estudio de la Kellogg School of Management indicó en sus resultados que los empleadores se inclinan a evaluar a los candidatos en términos de si cabría la posibilidad de pasar un buen rato con ellos, cuando deberían de centrarse y enfocarse en sus cualidades y aptitudes para desempeñar el trabajo del puesto.

Además, los resultados también apuntaron a que en algunas empresas –como firmas de abogados y bancos–, los empleadores tratan de contratar “a uno mismo” o al menos a una persona con un perfil similar, por eso es casi un cliché ver patrones repetidos en los empleados de una empresa de este tipo.

Lo que también es común en algunas relaciones sentimentales, en las que se dice que una persona busca a su otro “yo”.

Hay otro factor fundamental, y ese es que cuando se habla de una empresa de élite, es común que “las personas que provienen de estratos socioeconómicos más bajos no podrían obtener la misma consideración que un candidato adinerado”, añade Lauren. Lo que hemos escuchado en muchas historias de “amor prohibido” dado que son de “mundos diferentes”. Algo que no solamente se da en la fantasía.

‘Me quiere, no me quiere’

El meloso juego de palabras de “me quiere, no me quiere” podría aplicarse tanto a la vida sentimental como al resultado de éxito o fracaso tras una entrevista laboral.

Para ejemplo está eHarmony.com, un sitio de citas en línea que está desarrollando un espacio paralelo en donde se pueda reclutar personas candidatas para ocupar puestos en empresas, según afirmó Grant Langston, vicepresidente de experiencia del cliente.

Tentativamente este proyecto se lanzará el próximo año, y en las palabras de Langston es una apuesta conveniente, pues están “tratando de aislar cuáles son la cosas que hacen a un empleado un buen prospecto”. Y cabe destacar que en cuanto dating se trata, han triunfado, pues su promedio de eficacia en encontrar parejas de relaciones duraderas es de 100 mil matrimonios al año.

De ahí a que las personas lleven a cabo los procesos de contratación así como llevan a cabo sus “tácticas” de ligar… encontrar al llamado “Mr. Right” (o el indicado), que igual aplica para la mujer indicada (ya sea para volverla una colega o el amor de tu vida).

Rivera enfatiza que “eso no significa que los empleadores contratan a trabajadores no calificados (…) los empleadores contratan de una manera parecida a la elección de amigos o parejas románticas”.

Y no solo es atracción lo que interviene, Rivera dice que al igual que una persona elige a otra como amigo por intereses comunes o ambientes similares, un empleador así lo hará con el que solicita una plaza.

Pero, cuidado, un buen ligue no siempre significa “luz verde” para una relación formal, así como la primera impresión (aunque es la que cuenta), no siempre garantiza que la persona tendrá las aptitudes adecuadas.

Los empleadores las prefieren guapas

Y las reclutas también a ellos. Hay algunas personas que sin siquiera abrir el CV del solicitante, ya se están preguntando si llamarían para concretar una cita o no, a la persona que tienen enfrente.

Según la investigación de Rivera, la importancia durante una entrevista de trabajo, recae en el énfasis que se le da a lo excitado, a gusto y cómodo que se sintió el recluta con el candidato, en lugar de a las habilidades cognitivas de la persona.

Es claro que una bella sonrisa, una falda entallada o bien, una personalidad varonil y caballerosa no van a resolver los problemas legales o económicos a los que se puede enfrentar una empresa, y tampoco marcará la diferencia en la destreza con la que se realiza el trabajo… ¿o sí?

Para Drake Baer, de Fast Company, “cuando dos personas se sientan a una entrevista, se trata de dos seres humanos que tratan de averiguar si se gustan”.

Para Langston, “el que busca trabajo, más que cualquier otra cosa, ansía saber si terminará en un lugar en el que se valore quién es”, mismo caso en una pareja.

Y agregó que “si podemos poner esa misma experiencia en una situación laboral, tendríamos más productividad y personas más felices” en el área de trabajo.

Aceptémoslo, si es guap@ y nos pudimos comunicar muy bien, es altamente probable que formará parte del equipo “a partir del lunes”, siendo la comunicación (y el físico, sobre todo para los hombres) un valor fundamental a la hora de trabajar.

Al igual que en las relaciones interpersonales, atractivo (check), comunicación y rato agradable (check), ¿futuro juntos? (seguro). 

El hiring/dating (o contratando/ligando) es un proceso muy sencillo, similar y recurrente en las relaciones y en los trabajos.

Startups vs.’el ligue’

El hecho de que algunas empresas demuestren la teoría de que solo se contratan perfiles similares y patrones de personalidad y cultura muy parecidos, demerita la innovación, según Baer.

Se necesitan ideas nuevas y visiones diferentes para poder tener resultados más fructíferos y “universales”, con mayor razón si estamos en plena era globalizada y digital.

Y aún así, todavía hay empresas como jobFig (fundada en 2011), en la que se utiliza el modelo de los cinco factores de la personalidad para así medir la compatibilidad entre equipos que ya están dentro de la empresa, con la de los potenciales. Si bien es una manera de tener eficacia en la contratación, sigue siendo un poco cerrado a las nuevas posturas y alternativas de trabajo en equipo, con miembros de “todo tipo”.

Es importante destacar que las empresas nacientes o startups son las que más están tratando de no “analizar” el atractivo de una persona y sí las cualidades cognitivas, las cuales serían un valor añadido para el equipo y la internacionalización de la empresa.

¿Flirtear o no flirtear?
Artículo en Piensa Indigo

Comentarios