¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

LEYVOLCKER

Regulación … a la congeladora

Alberto Morales

Después de la crisis financiera del 2008 se habló exhaustivamente sobre la necesidad de una mayor regulación financiera en Estados Unidos.

Los bancos que eran “demasiado grandes para caer” probaron ser un peligro para la economía. A pesar de esto la industria financiera ha logrado retrasar la regulación por lo menos dos años más.

La iniciativa de reforma vino por parte de la “Ley Volcker” como parte de una iniciativa en el Acta de Reforma de Protección al Consumidor Dood-Frank Wall Street.


May 30, 2012
Lectura 6 min
portada post

700 Mil millones de dólares autoriza la Ley de Estabilización Económica de Urgencia del 2008 para rescatar bancos.

"El capitalismo requiere fracaso y el fracaso requiere transparencia: La Ley Volcker exige que esto ocurra”

- Joseph Stiglitz

Nobel de Economía

Después de la crisis financiera del 2008 se habló exhaustivamente sobre la necesidad de una mayor regulación financiera en Estados Unidos.

Los bancos que eran “demasiado grandes para caer” probaron ser un peligro para la economía. A pesar de esto la industria financiera ha logrado retrasar la regulación por lo menos dos años más.

La iniciativa de reforma vino por parte de la “Ley Volcker” como parte de una iniciativa en el Acta de Reforma de Protección al Consumidor Dood-Frank Wall Street.

Paul Volcker fue el líder de la Junta de Asesores para la Recuperación Económica después de la crisis financiera y presidente de la Reserva Federal de 1979 a 1987.

El objetivo central de este reglamento es reducir el riesgo en el sistema financiero. Para lograr esto se prohibirían a las instituciones financieras las operaciones de cuentas propias (propietary trading). Además se limitaría el monto de pasivos de los bancos más grandes.

Así evitarían que estas empresas traten de generar ingresos exorbitantes para la institución misma y no asignar los recursos en busca del mayor beneficio para los clientes.

La iniciativa se aprobó en mayo de 2010 en el Congreso y las reguladoras las presentaron en octubre de 2011. Se dio hasta febrero 13 de este año como fecha límite para comentarios públicos.

Claramente la reforma no fue bien recibida por los banqueros y se ha cabildeado duramente hasta el punto de hacerla nociva. Se recibieron más de 14 mil comentarios por parte del público que variaban desde dos páginas hasta 379.

Estaba previsto que este reglamento entrara en efecto el 21 de Julio de este año, sin embargo, Ben Bernanke, ppresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, anunció públicamente que sería imposible completar la ley revisada para esta fecha. Debido a esto se ha extendido el plazo y entraría en efecto hasta el 21 de julio de 2014.

El problema era el grado de complejidad de la iniciativa, a pesar de que Volcker deseaba que fuera una propuesta de pocas páginas. Esto ha permitido que la gente del sistema financiero encontrara huecos en la propuesta de ley y así poder objetarla.

Los banqueros alarman al Congreso de lo peligroso que sería aprobar este reglamento debido a la falta de liquidez. Argumentan que habría incertidumbre en precios, mayores costos de transascción y menor capaciad por parte de las corporaciones de incrementar el capital y cubrir sus riesgos.

La defensa

En contrapeso a los banqueros, surge una crítica en forma de carta por parte del Nobel de economía Joseph Stiglitz, y Robert Jonhson, quien trabajó en el mundo financiero con George Soros y es actualmente el director del Institute for New Economic Thinking.

En su carta comienzan criticando el sistema financiero actual. Indican que en los últimos años han existido abusos de esta industria en forma de ganancias excesivas por medio de intereses altos, rescates a los bancos y tolerancia al sobreendeudamiento.

Argumentan que al contar con estas características no se puede tener éxito a largo plazo.

A raíz de esto se debería tener un sistema más funcional donde los bancos apoyen a la economía creando trabajos y aumentando la productividad y la calidad de vida, en lugar de extraer recursos de la economía y reducir la riqueza.

Defienden que la Ley Volcker apoyaría al crecimiento real de la economía y minimizaría riesgos de futuras caídas financieras abruptas. Reconocen que se reducirán las transacciones bancarias, pero insisten que esto es precisamente lo que la economía necesita, como ejemplo critican que la supuesta liquidez proveniente de las transacciones por medio de computadoras desapareció justamente cuando más se necesitaba.

Al subrayar que el comercio financiero ha traído recompensas récord para Wall Street, la economía real no ha mejorado; los salarios reales han bajado y la clase media se ha reducido. Subrayan que el volumen de transacciones no debería ser confundido con la eficiencia de los mercados de capital o de inversiones productivas.

Concluyen que “‘La Ley Volcker’debe ser medida en qué tan bien reduce la complejidad y la opacidad del sistema bancario y qué tan bien pueda reemplazar la liquidez en los auges y caídas con la verdadera liquidez que facilita la inversión de los consumidores y el crecimiento de la economía”.

La regulación trae consigo costos económicos al limitar a las industrias, pero se debe realizar ya que los costos de no hacerla sobrepasan a los beneficios de un mercado enteramente libre.
Es un error creer que los problemas del sistema financiero se deben a la moralidad de los agentes involucrados.

Ina Drew, directora de inversiones de JP. Morgan, renunció después de la pérdida de cerca de 2 mil millones de dólares debido a inversiones especulativas. Lo grave de un sistema con las características actuales es que una persona distinta en su lugar hubiera hecho lo mismo.

Es el sistema financiero en completo el que debe contar con los incentivos adecuados para reducir line los riesgos sistémicos. Esto es precisamente lo que la Ley Volcker quiere corregir. Sin embargo, parece que la industria financiera ha olvidado los agravios causados en el pasado y les gana la ambición por generar riquezas en base a operaciones riesgosas.

En los últimos años han existido abusos de la industria financiera en forma de ganancias excesivas por medio de intereses altos, rescates a los bancos y tolerancia al sobreendeudamiento.

Los defensores de la Ley Volcker sostienen que ésta minimizaría riesgos de futuras caídas financieras abruptas

La controversia

A pesar de que la reforma financiera estaba prevista para tomar acción en julio de este año, será pospuesta hasta el 2014.

Mientras los directores de Goldman Sachs, Morgan Stanley y JP. Morgan se opusieron a la Ley Vocker, los principales académicos de economía han apoyado esta regulación.

La Ley Volcker se considera la lucha más fuerte que ha hecho la regulación gubernamental en cuanto al sistema financiero.

Se han emitido quejas debido a la complejidad de la Ley Volcker al considerarse que debería ser una reglamentación simple.

El documental ganador del Oscar “Trabajo Confidencial” expuso la fuerte influencia de Wall Street en el gobierno estadounidense y abogó por una mayor regulación.

Comentarios