PAPAENMEX

PAPAENMEX

Dice adiós a México

Más de cinco mil personas reunidas en el Aeropuerto Abraham González de Ciudad Juárez, Chihuahua, gritaron y cantaron porras y canciones para manifestar sus sentimientos al Papa Francisco ante su partida a Roma.

Muchas lágrimas dejaron correr los asistentes al último acto oficial de la gira pastoral del máximo jerarca de la Iglesia Católica en territorio mexicano, mientras agitaban pañuelos en señal de despedida.

PAPAENMEX

¿Por qué ellos y no yo?

Al reunirse con 2 mil 200 internos de la cárcel estatal número 3 en Ciudad Juárez, Chihuahua, el Papa Francisco fustigó el sistema penitenciario de México y reclamó a la sociedad el creer que todo se resuelve apartando, encarcelando y sacando los problemas de encima.

“Nos hemos olvidado de concentrarnos en lo que debe ser nuestra verdadera preocupación: las vidas de las personas, las de sus familias, las de los que también han sufrido a causa del círculo de violencia”, dijo.

PAPAENMEX

Un feligrés hace enojar al Papa

El Papa Francisco se enojó con un feligrés que lo jaló durante el acto en el Estadio Morelos de la capital michoacana.

El fiel jaloneó al Sumo Pontífice y éste a su vez cayó sobre un hombre en silla de ruedas que estaba en la primera fila del acto.

“¡No seas egoísta! ¡No seas egoísta!”, le dijo a quien lo jaló.

En el sonido local, se solicitó tener cuidado con el Pontífice y no amontonarse, tener calma y cuidado.

En tanto, la Coordinación Estatal de Protección Civil en Michoacán reportó saldo blanco durante la visita del Papa Francisco a Morelia.

PAPAENMEX

Allá excomunión; aquí fortaleza

En Michoacán, la tierra que por más de una década fue dominio exclusivo de los cárteles de las drogas, donde la violencia por la disputa del control de las rutas del narcotráfico ha generado más de 12 mil muertos y cerca de 3 mil desaparecidos, el Papa no fustigó con severidad a los grupos del crimen organizado.

PAPAENMEX

Pide perdón a los indígenas

Durante la misa que oficio el Papa Francisco ayer en San Cristobal de las Casas, Chiapas -en donde visitó la tumba del obispo Samuel Ruiz-, hizo un llamado a hacer una acto de conciencia y pedir el perdón a los pueblos indígenas.

El Sumo Pontífice señaló que los grupos indígenas han sido excluidos en la sociedad, a los que algunos han considerado inferiores a sus valores, cultura y tradiciones.

“¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón, perdón hermanos!”, expresó.