HISTORIASDENAVIDAD

HISTORIASDENAVIDAD

Historias de Navidad

Las ocho inspiradoras historias que hoy presentamos en esta edición especial de Navidad son un ejemplo de perseverancia, carácter y temple para superar las adversidades que han enfrentado estos personajes para disfrutar al máximo sus vidas y trabajos.

HISTORIASDENAVIDAD

De reportero a pedigüeño

“Desempleado desde Octubre. Busco Trabajo. Tengo 4 hijos”, rezaba el cartelón con el que lancé a las calles de Monterrey esta semana a poner a prueba el espíritu navideño de los regiomontanos. 

Me hice de un pantalón sucio, desgastado, y de una sudadera que le hiciera juego.  El propósito de este ejercicio era pasar como uno más de los pedigüeños que salen a las calles a pedir dinero durante esta temporada.

Con el disfraz puesto me planté en el cruce de Morelos y Juárez, en el centro de Monterrey, que siempre presenta alta afluencia de automovilistas y peatones.

HISTORIASDENAVIDAD

El juglar de Dios

El trabajo de Samuel de la Cruz Silva es dar a conocer las noticias de Dios.

En una manta —en la que sujeta letras hechas de papel foamy con seguros que compra en mercerías— trae escrito un mensaje y busca que la gente lo lea para que cambié “aunque sea poquito” su vida. Hoy se dice feliz y el tiempo lo dedica a llevar esta pancarta por las calles.

No recibe sueldo, tampoco pide dinero, pero tampoco necesita, dice. Afirma que es como los pajaritos del bosque, que no necesitan nada material para ser felices.

HISTORIASDENAVIDAD

‘La poli’ salvadora

Eran las 11:25 de la mañana y la guardería estaba en calma cuando un olor a cable quemado propició el primer rondín de Margarita Martínez Hernández, policía auxiliar adscrita al Cendi Corpus Christi, en la delegación Álvaro Obregón. 

La caja de luz que se localiza a un costado de la puerta del centro educativo que alberga desde recién nacidos, maternales y niños de kínder, comenzó a tronar. 

HISTORIASDENAVIDAD

El arte del teatro callejero

En Tepito a la 13 de Bartolomé también se le conoce como El Palacio de los Cilindros, pues en esa vecindad vive, desde hace muchos años, la señora Silvia Hernández, quien encabeza un negocio de préstamo de cajas musicales. 

Ella se los renta todos los días a los cilindreros que recorren las calles del centro de la Ciudad de México pidiendo monedas enfundados en sus uniformes color caqui, mientras hacen sonar las cajas con música melancólica. 


1 2