BIENESRAíCES

BIENESRAíCES

Fibras impulsan mercado inmobiliario

Si la crisis económica del 2008 dejó una lección clara en el mundo, fue la del daño que puede llegar a ocasionar la sobrevaloración de un sector.

La llamada burbuja inmobiliaria de la crisis fue provocada por el alza acelerada de los precios de viviendas en Estados Unidos. 

Sus efectos fueron sentidos en todo el mundo y la economía global sigue luchando para recuperarse.

Sin embargo, en México parece que la mala experiencia fue en vano y no se aprendió de los errores.

BIENESRAíCES

¿Una ‘fibra’ delicada?

El gran éxito que están registrando los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces, mejor conocidos como Fibras, empieza a verse preocupante al enfrentar riesgos que puedan desmotivar a los inversionistas en el corto plazo.

Esta herramienta, similar a los Real Estate Investment Trusts (REIT), fue lanzada en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en el 2011 bajo el nombre de Fibra Uno (Funo). 

BIENESRAíCES

La burbuja inmobiliaria mexicana

México se encuentra hoy ante una peligrosa crisis inmobiliaria.

Una combinación letal entre un aumento exponencial de la tasa de morosidad y abandono, una pérdida impresionante en el valor de las desarrolladoras de vivienda, y un continuo aumento en el precio de la vivienda promedio que no parece tener explicación. 

Estos tres factores han sido históricamente los puntos claves y evidentes de una burbuja inmobiliaria, que por la interconectividad de nuestra economía, puede presentar un riesgo crítico para la sociedad mexicana.