Con un pie fuera de la Casa Blanca, el aún presidente Donald Trump ya está haciendo la lista de artículos imprescindibles que no quiere dejar ahora que le toque hacer mudanza