Los resultados de la Evaluación de Desempeño de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, de la Cuenta Pública de 2020, revelan que hay una falta de control en cuanto a bajas y animales no contabilizados, en el zoológico La Pastora

“Se solicitó a Parques y Vida Silvestre de Nuevo León inventario del ejercicio de 2019 y de 2020 del total de las diferentes especies, proporcionándonos de todos los meses de 2019 y sólo el mes de enero de 2020”, dicen los resultados de la Auditoría de Desempeño de 2020 de la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León. 

En respuesta, Parques y Vida Silvestre de Nuevo León anexó el Convenio de Cesión de la Administración de Activos celebrado por Parques y Vida Silvestre de Nuevo León con Parque Fundidora O.P.D. sobre el manejo del zoológico La Pastora a partir del 24 de enero de 2020, año en el que ocurre el desfase.

“Los Inventarios proporcionados de mamíferos, aves, fauna doméstica y reptiles, de diciembre 2019, los comparamos contra los inventarios del mes de enero de 2020”, dice el documento.

Un venado axis, un muflón europeo, un antílope acuático y un puercoespín son las cuatro bajas en mamíferos reportadas en el Oficio número PVS-Z-001 con fecha de 21 de enero de 2020. En ningún acta de necropsia se indica si se obtuvo algún aprovechamiento de sus restos.

El venado murió por traumatismo; el muflón por perforación abdominal; el puercoespín por neumonía y del antílope el acta está incompleta. 

En el inventario de enero de 2020 tampoco se localizaron 75 de las 76 aves. Se trata de 60 pavorreales azules, dos blancos y 13 gallinas de Guinea.

La urraca elegante, que sí se localizó, se reportó como una baja. Su acta de necropsia tampoco indica si se aprovecharon sus restos.

“En el caso de la Urraca Elegante, el Organismo manifestó baja por muerte en oficio PVSZ-001 con fecha de 21 de enero de 2020, además anexa acta de necropsia indicando en diagnóstico: ‘posible intoxicación con la ingestión de algún roedor que consumió veneno raticida’”, menciona el documento.

En relación a la diferencia de fauna doméstica, La Pastora no proporcionó inventario de enero de 2020. Son 14 especies, entre estas: cuatro faisanes; tres cabras de Angora; dos miniatura; dos bovinos; dos agaporni y un guajolote doméstico.

“El inventario muestra una falta de control, cuantificación y estadística en la gestión de las especies, evidenciando una falta de eficiencia, eficacia y economía”, menciona la ASENL.

Zoológico La Pastora hizo aclaraciones pero la ASENL no las validó.

“Se analizó la aclaración y se examinó la documentación presentada, la cual no solventa la observación”, señaló el organismo autónomo.

Sin información de 27 aves

Parques y Vida Silvestre de Nuevo León proporcionó el Acta Entrega Recepción referente al Activo Biológico del Zoológico La Pastora el 28 de febrero de 2020, como anexo del Convenio de Cesión de la Administración de Activos celebrado por Parques y Vida Silvestre de Nuevo León con Parque Fundidora.

Contra los totales de los inventarios proporcionados por el organismo de enero 2020 de mamíferos se encontró que del puma y el jabalí de collar (negro) no proporcionan documentación sobre si su baja fue muerte, intercambio o donación.

Tampoco hay información de la baja de 27 aves. La Pastora no proporcionó documentación soporte de las diferencias de los patos Mallard, pericos verde norteño, pericos frente naranja, ninfas y loro cabeza amarilla. No se sabe si sus bajas fueron por muerte, donación o intercambios.