¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

SEGURIDAD

Zona rosa se tiñe de rojo

Ángel Plascencia

Casi todos los tapatíos que viven cerca o han visitado la zona rosa de Guadalajara han sido víctimas o conocen a alguien que ha sido víctima de la delincuencia.

Los relatos van desde el robo constante de autopartes, el arrebatamiento de dispositivos móvilesy hasta ataques y violaciones.

En una de las zonas de mayor derrama económica de Guadalajara, por la gran cantidad de bares, restaurantes, cafés y librerías, las autoridades de Guadalajara no han sabido mantener la seguridad.


Nov 27, 2012
Lectura 11 min

Para los locatarios entrevistados, la inseguridad no es consecuencia únicamente de la de falta de policías, sino también del descuido de la infraestructura de la zona

"La gente luego no quiere venir por lo mismo, si es que no le roban algo, la asaltan, y luego pues no hay mucha iluminación”

- Édgar Torres

Locatario zona centro

"Yo tuve que poner alarma, cámaras, poner más candados y seguridad para proteger el negocio y estar más tranquilo” 

- Édgar Godínez

Locatario en Ramos Millán y Morelos

Casi todos los tapatíos que viven cerca o han visitado la zona rosa de Guadalajara han sido víctimas o conocen a alguien que ha sido víctima de la delincuencia.

Los relatos van desde el robo constante de autopartes, el arrebatamiento de dispositivos móvilesy hasta ataques y violaciones.

En una de las zonas de mayor derrama económica de Guadalajara, por la gran cantidad de bares, restaurantes, cafés y librerías, las autoridades de Guadalajara no han sabido mantener la seguridad.

“Casi todos los negocios alrededor han sido asaltados, los coches en las noches tienen muchos vidrios tronados. Ahorita está muy mal toda la seguridad, sobre todo en esta zona que está más pegada a Santa Tere.

“Yo tuve que poner alarma, cámaras, poner más candados y seguridad para proteger el negocio y estar más tranquilo”, señala el locatario Édgar Godínez, quien tiene su negocio en Ramos Millán y Morelos.

Vecinos y locatarios de la zona centro y Chapultepec refieren que luego que se dio a conocer hace unos meses el incremento en los asaltos y la banda de ladrones en moto que asola la zona, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Guadalajara tomó cartas en el asunto.

Se instalaron módulos de vigilancia y un número telefónico para emergencias en las zonas del centro y Chapultepec.

Pero ahora la seguridad se volvió a descuidar.

Los módulos ubicados en avenida Chapultepec y el Parque de la Revolución  se mantienen cerrados.

“Como que fue el boom de ‘los medios me presionaron’ y como la gente se apacigua, pues

ellos también, o no sé, a lo mejor no tienen personal”, indicó Gabriela Velasco, locataria de avenida Chapultepec, sobre el descuido en que ha dejado la policía a la zona.

Los locatarios han sido víctimas de saqueos por parte de delincuentes; también algunos oficinistas. 

Hay casos como el de Ricardo Montaño Valencia, quien tiene sus oficinas sobre avenida Chapultepec y en menos de seis meses ha sufrido tres veces robo de autopartes de su vehículo.

Y en este mismo año, hace seis meses, Montaño Valencia sufrió del saqueo de otras oficinas que tenía en la zona, pues le robaron tres equipos de cómputo.

“A mi socio le robaron también los espejos, aproximadamente hace mes y medio. Me platicaba un policía de una  farmacia donde hace tres días le arrebataron a una muchacha su bolsa.

“También al conserje de aquí le robaron el estéreo, y pues así hay muchas historias”, indica Montaño Valencia.

Los locatarios de Chapultepec y la zona centro refieren que la inseguridad los ha llevado a organizarse y a “cuidarnos las espaldas”.

Incluso nacieron iniciativas ciudadanas como la de Amigos Vigilantes, que alerta por redes sociales sobre las zonas donde ha habido asaltos.

Lo que motivó a Gabriela Velasco, locataria de Chapultepec a abrir estos espacios en Internet fue la inseguridad de la que ya había sido víctima en varias ocasiones: “ya fue demasiado oír que la zona se volvía insegura y que ya no podías disfrutarla: parte del encanto de esta zona es que es peatonal”. 

La última actualización de la  cuenta de Twitter @amigosvigilant es del pasado 19 de noviembre, y dice lo siguiente:

“Asaltan empleado depósito, esquina de Libertad y Chapultepec, camioneta Chrysler verde, 2 jóvenes, golpean y patean a las 2:30 am, sábado”. 

Muchos locatarios solicitan a sus clientes que tengan cuidado con sus pertenencias, e incluso han puesto empleados a que estén de forma exclusiva vigilando que no existan percances.

“Yo creo que está muy mal, aquí se han metido a robar en tres ocasiones. Le he dicho a la policía, pero la primera vez nos dijo que era nuestra culpa porque nosotros no teníamos protecciones ni nada, simplemente se lavan las manos”, refiere Édgar Godínez. 

Por su parte, Velasco indica: “yo ya tengo a alguien de seguridad en la puerta avisándole a la gente que no deje ni cerquita los celulares.

“Hace poco asaltaron a La Nube, a un local que está aquí en la plazoleta Libertad, y llamaron al número (de emergencias) y nadie contestó”, indicó Gabriela Velasco. 

Y es que aunque la SSC indicó que el 38-25-18-93 es el número especial para atender emergencias en la zona Chapultepec, cuando se marca al teléfono no se atiende a las víctimas.

¿Falta de patrullaje o complicidad?

El tipo de robos de la zonas Chapultepec y centro tienen patrones bien definidos que los vecinos ya detectaron y reportaron a las autoridades del Ayuntamiento de Guadalajara.

A pesar de este conocimiento, y que la policía realiza rondines regulares, los asaltos no bajan.

“Ahí enfrente unos motociclistas llegaron y agarraron el celular de un cliente que estaba comiendo”, señala Édgar Torres sobre la conocida banda de moto ladrones.

Es una situación que genera sospecha por la complicidad con las autoridades, pues por otro lado permiten la proliferación de una mafia de  “franeleros” o acomodadores de coches que vigilan los movimientos de todos los visitantes de la zona.

“Los franeleros están muy mal y ellos son los que le dan los pitazos a la gente. A mí hace poco llegamos de un viaje, nos estacionamos aquí a la vuelta, en lo que venimos a cenar ya nos habían ‘cristaleado’ y sacado todo.

“Nadie está etiquetando a nadie ni nada, pero si lo que hemos visto, son los zapateros que entran, te ven, te ubican y al rato ya te están robando el celular, pero no es como que todos los zapateros sean, a lo mejor traen el kit de zapatero y no son zapateros”, apuntó Gabriela Velasco.

Y es que aunque ha habido operativos y detenciones de la policía motorizada, sorprende que bandas como la de los moto ladrones sigan operando.

“Sí vemos rondines de policías en motocicleta, yo he visto revisiones, pero desgraciadamente vámonos a los hechos y los hechos es que es una zona que está volviendo a tener inseguridad y esta caseta no está funcionando”, indicó  al respecto Ricardo Montaño.

Para los locatarios entrevistados por Reporte Indigo, la inseguridad no es consecuencia únicamente de la de falta de policías, sino también del descuido de la infraestructura de la zona.

O incluso de la falta de implementación de una estrategia que no se limite al asunto de policías y ladrones, sino que ataque de forma más efectiva las mafias que operan el robo en la zona

No todo es la policía

La deficiencia del alumbrado público, la falta de políticas inteligentes adicionales a la presencia de policías, también ayudan a la actuación de los criminales.

“La gente luego no quiere venir por lo mismo, si es que no le roban algo, la asaltan y luego pues no hay mucha iluminación, hay zonas en que no hay iluminación en la noche”, indicó al respecto Edgar Torres locatario del centro. 

“He oído de otros amigos que tienen locales que (se quejan) del alumbrado público, si hay buen alumbrado público, pues no hay recovecos, ni hay lugar donde se pueda esconder el delincuente”, apuntó Gabriela Velasco.

Algunos residentes del  primer cuadro de la ciudad indican que existen alternativas para golpear a la mafia de los moto ladrones.

Ricardo Montaño apunta al caso del ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, que estableció la prohibición de que viajaran dos pasajeros en una moto.

De este modo se redujeron las ejecuciones que se hacían en vehículos de este tipo.

También habría que revisar la relación de los policías con los franeleros y los moto ladrones, así como las decisiones poco acertadas que ha tomado la SCC de Guadalajara:

“Un amigo que no puede caminar me dijo ‘es que Gaby, el modulo está ahí de adorno porque simplemente el policía no tiene visibilidad de 360 grados’, o sea, está mal diseñado el módulo”, señaló Gabriela Velasco.

Zona de derrama económica

Empresas tabacaleras y de venta de alcohol han realizado estudios de mercado en Guadalajara, y en la mayoría de los casos las zonas que destacan por el nivel de consumo son la centro y Chapultepec.

Ricardo Montaño es asesor en temas inmobiliarios y refiere que a la par de la plusvalía que están teniendo los predios en la zona, muchas marcas de cigarros y licores llevan sus promociones a esta región.

“Sí hay un estudio de lo que gasta la gente joven en salir a cenar, a divertirse, y realmente la zona de la colonia Americana, Chapultepec, Arcos, es una zona de la más importantes en la ciudad”, señala al respecto Montaño Valencia.

Pero por más que se exponen los casos de inseguridad y se reúnen los vecinos y el Ayuntamiento, el crimen no baja.

Las historias de violencia se multiplican en una zona cultural y de esparcimiento.

Una zona con características similares a la Zona Rosa de la Ciudad de México, que en los últimos años se ha vuelto una de las más seguras de la metrópoli.

Quizá el comparativo de ambas ciudades ayudaría a conocer los errores  de la autoridad tapatía, ¿por qué no está funcionando la estrategia  de seguridad en uno de los territorios más rentables de Guadalajara?

Un violento primer cuadro

En las últimas semanas, según reporta la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJE), cinco de las 10 colonias del centro han presentado robos a personas.

Y todo a pesar del supuesto incremento en la vigilancia en este cerco.

Los robos a transeúntes, negocios y vehículos están a la orden del día en el centro de la ciudad.

También, el bloque conformado por 10 colonias ubicadas en el corazón de la ciudad es una de las zonas donde mayores problemas delincuenciales sufrió Guadalajara en 2011.

Aunque en el municipio tapatío hay 345 colonias, las del centro son las que más denuncias presentan.

Entre estas figuran la colonia Centro, La Perla, San Juan de Dios, Sagrado Corazón, Analco, Santuario, Capilla de Jesús, Santa Teresita, Lafayette y la Americana.

De acuerdo a las cifras de un mapa criminógeno del diario El Informador, publicado en 2011, la colonia con más robos a persona y a negocios fue la colonia Centro.

Pero la única que destaca en los tres delitos que más se dan en la zona es la colonia Santa Teresita. 

Y es que ésta se encuentra entre las cinco con más robo a persona, vehículos y negocios.

En Santa Teresita se denunciaron 28 asaltos el año pasado. Y la colonia Centro se llevó el primero lugar con 207 denuncias de robos durante 2011.

También en el robo a negocios Santa Teresita tiene el cuarto lugar con 61, y en lo que sobresale ante el total de las colonias del municipio tapatío es en robo a vehículos, pues tan sólo en 2011 sucedieron 75 robos en dicha colonia.

Guadalajara


Notas relacionadas

Dic 9, 2019
Lectura 2 min

Dic 9, 2019
Lectura 2 min

Dic 9, 2019
Lectura 2 min

Dic 9, 2019
Lectura 2 min

Comentarios