$30,447

pesos la factura B664 para el vuelo privado del exgobernador el 7 de agosto de 2012


“El traslado fue necesario en virtud de que la normatividad en materia de aeronáutica restringe en horarios de 7 a 10 horas y de 19 a 22 horas el tráfico de aeronaves privadas como es el caso del Beech Jet, propiedad del Estado de Jalisco” 

Oficio de Joaquín Gallegos Tejeda

Director administrativo del Despacho del gobernador en marzo de 2012

https://youtu.be/B8cucvMLz94

Emilio González Márquez se olvidaba de la austeridad en sus estancias en la Ciudad de México, donde llegó a contratar aeronaves privadas para sus traslados con el único fin de evitarse las molestias que ocasiona el tráfico vehicular de la capital del país.

En los archivos de la Coordinación Jurídica del Despacho del Gobernador persisten los respaldos documentales de al menos dos contrataciones por adjudicación directa que hizo el Gobierno estatal en ese sexenio, para la renta de aeronaves privadas en las que se movilizaba el exgobernador panista de Jalisco González Márquez.

La primera de estas contrataciones se dio el 28 de marzo de 2012, ese día el exgobernador debía acudir a un evento que encabezaría el propio expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, y en el que este haría una especie de corte de caja de su mandato presidencial.

Para ello, el Despacho del gobernador contrató un helicóptero privado a la empresa Aerocorporativos por 5 mil 104 dólares, exclusivamente para trasladar al mandatario de Jalisco que había arribado a Toluca, hacia el Campo Marte de la Ciudad de México, en Paseo de la Reforma.

La dependencia eligió a esa compañía “por ser la empresa que tenía disponible la aeronave adecuada para el traslado del gobernador del Estado de Jalisco para su participación en el evento ‘Gobierno Democrático que rinde cuentas’”.

Así está plasmado en el oficio DA/0339/2012 que emitió quien fuera el director administrativo del Despacho del gobernador, Joaquín Gallegos Tejeda, el 27 de marzo de 2012.

Según el oficio del director administrativo: “El traslado fue necesario en virtud de que la normatividad en materia de aeronáutica restringe en horarios de 7 a 10 horas y de 19 a 22 horas el tráfico de aeronaves privadas como es el caso del Beech Jet, propiedad del Estado de Jalisco, aunado a que los helicópteros del Estado cumplían con otras labores oficiales”.

Ese solo traslado del exgobernador costó al erario 65 mil 841 pesos, según la factura 0737H.

Tráfico ligero

El otro caso muy similar que puede rastrearse en los archivos del Despacho del gobernador ocurrió el 7 de agosto de 2012, igualmente para transportar a González Márquez desde Toluca al Campo Marte de la Ciudad de México.

En esta ocasión el Despacho eligió a la empresa Transportes Aéreos Pegaso también por adjudicación directa, pero a diferencia del expediente anterior, en este González Márquez asistiría a una cita con el expresidente Calderón Hinojosa.

Así lo indica el oficio DA/0718-A/2012 que emitió ese mismo día el entonces director administrativo del Despacho, donde señala que eligió a esa firma “por ser la empresa que tenía disponible la aeronave adecuada para el traslado del gobernador del estado de Jalisco para atender reunión con el presidente de México, por asuntos de interés estatal y nacional”, y que los helicópteros del Estado se encontraban en mantenimiento”.

Ese nuevo gasto para evitarle a González Márquez sufrir por el tráfico vehicular ascendió a 30 mil 447 pesos, según la factura B664 del vuelo privado.

El exmandatario de por sí quedaría marcado por derroches como los 90 millones de pesos que autorizó al Santuario de los Mártires de la Iglesia Católica, cancelados sólo por la presión social; en ese momento el precio del barril de petróleo superaba los 100 dólares, hoy ronda los 40.

El encuentro

El oficio que hace referencia a la segunda contratación de una aeronave privada para el exgobernador termina por revelar que éste sostuvo una reunión de emergencia con el entonces presidente Calderón Hinojosa, el 7 de agosto de 2012.

Un día antes de que el exgobernador acudiera con Calderón Hinojosa “por asuntos de interés estatal y nacional”, se había concretado la captura en Zapopan de un presunto “jefe operativo” del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG): Eliot Alberto Radillo Peza, alias “Pancho”.

El golpe lo había dado la Policía Federal de Genaro García Luna. Cuando Radillo Peza fue presentado ante los medios, el 6 de agosto de 2012, el entonces jefe de la División Antidrogas de la institución, Ramón Eduardo Pequeño García, expuso:

“Es una figura importante, es una figura de segundo nivel, es el jefe operativo para la Zona Metropolitana de Jalisco”, y lo ligó con la muerte de entre 12 y 15 policías.

Es significativo que solo unos días después de esa reunión entre el exgobernador y Calderón Hinojosa, el 25 de agosto, vendría el operativo federal para capturar en Jalisco a quien se había vuelto el líder máximo del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”.

Pero la operación falló, lo que detonó una jornada de violencia con 35 narcobloqueos en 22 municipios de Jalisco; las autoridades estatales aseguraron ese día que nunca se les previno de la intervención federal. 

Naves empolvadas

Estos gastos para los traslados de González Márquez se efectuaron no obstante que el Despacho del gobernador tiene en resguardo tres aeronaves precisamente para ese fin, y por las cuales se erogaron millones de dólares en su adquisición.

Estas aeronaves a total disposición del gobernador de Jalisco son: un avión Beech Jet 400 de 1988; y dos helicópteros: un Eurocopter de 2004 y un Bell 412 SP de 1990.

En un reporte entregado por el Despacho titulado “Costo de aeronaves en resguardo del Despacho del Gobernador y Unidades Administrativas de Apoyo”, se indica que el valor del jet es de 1.8 millones de dólares (MDD); el del Eurocopter de 2 MDD, y del Bell 2.6 MDD.

El actual gobierno no reporta vuelos privados para Aristóteles Sandoval Díaz, empero, se han mantenido gastos similares: la Fiscalía General, por ejemplo, contrató a dos empresas, una de taxi aéreo en 2015 y otra para renta de aeronaves en 2013, por 7 millones 417 mil 188 pesos.

A esto se aúna que el helicóptero Black Hawk que el Estado adquirió en 2011 por 17 millones 458 mil dólares -202 millones de pesos-, está utilizándose para transportar a funcionarios estatales, así ha pasado en 16 ocasiones -15 en este gobierno-, no obstante que su compra se argumentó con fines seguridad pública ya que el diseño de la aeronave es completamente táctico.