Para el diputado de Morena, José Alfonso Suárez del Real, este año hay mayor apertura para que las diferentes fuerzas de la Asamblea Legislativa coincidan en topes y montos

Pese a la polémica de ser un Presupuesto de Egresos subestimado para el 2017, los diputados locales de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México lograron un consenso: privilegiar el gasto a adultos mayores, vivienda, agua y transporte, y así satisfacer la demanda mínima de los capitalinos.

El debate central de la discusión se centró en cuánto debería ascender el techo presupuestal para el 2017, teniendo en cuenta que la propuesta oficial de la Secretaría de Finanzas se planteó en 191 mil millones de pesos.

Con ese cifra en la mesa, el grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) apostó siempre por aumentar hasta 225 mil millones de pesos, mientras que el PAN planteó 212 mil para la Ciudad de México.

Días previos soltó que estaba dispuesto a negociar el techo presupuestal 2017 si ocurría un reparto equitativo del presupuesto en las 16 delegaciones.

Durante los días de discu sión del paquete presupuestario para la capital del país, el primer acuerdo que se alcanzó entre los partidos hasta el viernes pasado es que el Presupuesto de Egresos 2017 sí alcanzaría los 200 mil millones de pesos, a fin de superar la llamada “subestimación” que acusaba Morena.

El diputado local de Morena, José Alfonso Suárez del Real, explicó que, a diferencia del 2015, este año se logró una mayor apertura para que las diferentes fuerzas representadas en el recinto de Donceles pudieran sentarse a construir rutas, topes y montos.

Y aunque la fecha límite para votar el Presupuesto 2017 está marcada para mañana martes, los diputados locales optaron por no agotar los tiempos para evitar una votación presionada o de madrugada mientras la ciudadanía duerme.

Etiquetando para Alcaldías

Desde el inicio formal de la discusión, que ocurrió el viernes pasado, Morena insistió en que hay recursos que no se plantea ron en la propuesta de la Secre taría de Finanzas y que debían sumarse para tener un panorama lo más real posible.

Para el diputado local Raúl Flores García, del PRD, uno de los temas prioritarios que se tuvieron que discutir y superar previo al debate en el pleno fue el de la distribución de recursos a las 16 delegaciones políticas.

“Morena dijo siempre que había una subestimación. No es tal, más que subestimar los ingresos se están yendo a un fondo de desastres, a lo que no está de acuerdo Morena, está votando en contra de todo lo que se acuerda o se abstiene, como pasó en la de vivienda”, reclamó Flores García.

El también presidente del PRD en la capital del país, explicó que teniendo en cuenta que las delegaciones se convertirían en alcaldías para el 2018 en la primera Constitución de la Ciudad de México, la distribución de los presupuestos delegacionales fue parte central de la discusión de este año.

Sin perder de vista el jaloneo político que se registró durante la discusión del paquete económico, el Presupuesto de Egresos 2017 que la Secretaría de Finanzas entregó a la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México (ALDF), colocó a las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc como las entidades con mayores recursos de la capital.

Según el planteamiento de la administración central, a Iztapalapa le corresponderían 4 mil 144 millones de pesos; 3 mil 516 para Gustavo A. Madero, y 2 mil 779 para la Cuauhtémoc, esta última centro de la capital del país.

Le siguen por la importancia del presupuesto, Álvaro Obregón con 2 mil 176 mdp, Venustiano Carranza con 2 mil 20, y Tlalpan con 2 mil 4, y Coyoacán con mil 920 millones de pesos.

De acuerdo con el documento del Presupuesto 2017, los 32 mil 219 millones de pesos planteados para las 16 delegaciones el año próximo representa un incremento 6.7 por ciento respecto al 2016, es decir, 2 mil 34 millones más.

Recursos extras

En el presupuesto hay recursos adicionales que se entregan a las delegaciones por otros rubros, lo que pone en alerta a todos los partidos, que en este momento desmenuzan con lupa la propuesta que entregó la semana pasada el titular de las finanzas capitalinas, Édgar Amador Zamora.

Entre estos recursos extra se encuentran 70 millones de pesos más que la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) tiene la obligación de transferir a las delegaciones para mantenimiento a mercados públicos.

¿Se negoció el monto del techo de endeudamiento y la repartición en las 16 delegaciones?, se le cuestionó a Raúl Flores.

“No es fácil que lo admitan, pero a estas alturas ya no veo mucho problema, pues por lo que he podido observar es que no anda tan dispareja la distribución”, reconoció.

Cabe recordar que durante la entrega del paquete, el responsable de las Finanzas de la capital advirtió del panorama económico adverso que pudiera registrarse en el 2017 por la volatilidad del tipo de cambio y la variación de las tasas de interés.

El funcionario dejó claro que ante el recorte que la Federación aplicó a los recursos de la ciudad de México, el gobierno capitalino apostaría por la vía de los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) con la iniciativa privada a partir de los cuales se apoyan de recursos privados para sacar adelante compromisos impostergables.