Tras dos años de ausencia por pandemia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a dar el Grito de Independencia cobijado por “el tigre” en el Zócalo de la Ciudad de México. Ocasión que celebró no sólo arengando los tradicionales “vivas“, sino también declarando nuevos “mueras” contra los males de la sociedad.

Faltando cinco minutos para las 11:00 de la noche inició el acto protocolario del 212 aniversario del Grito de Independencia. Para el que el primer mandatario fue acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez, mientras cerca de 130 mil personas lo esperaban en la Plaza de la Constitución. A quienes proclamó, tras recibir la bandera:

“Mexicanas, mexicanos
¡Viva la Independencia!
¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla!
¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!
¡Viva Ignacio Allende!
¡Viva Leona Vicario!
¡Viva José María Morelos y Pavón!
¡Viva Vicente Guerrero!
¡Vivan los héroes anónimos!
¡Viva la libertad!
¡Viva la igualdad!
¡Viva la justicia!
¡Viva la democracia!
¡Viva nuestra soberanía!
¡Viva la fraternidad universal!
¡Viva la paz!
Mexicanas, mexicanos
¡Muera la corrupción!
¡Muera el clasismo!
¡Muera el racismo!
¡Vivan los pueblos indígenas!
¡Viva la grandeza cultural de México!
¡Viva México!
¡Viva México!
¡Viva México!”

Acto seguido, la pareja presidencial fue acompañada por sus invitados de honor: los expresidentes José Mújica, de Uruguay, y Evo Morales, de Bolivia; Aleida Guevara, hija de “El Ché“; así como John y Gabriel Shipton, padre y hermano de Julian Assange. Quienes compartieron balcón con los secretarios de Marina y Defensa Nacional.

En el balcón contiguo fue para las “corcholatas”: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López. Mientras que el siguiente fue para los presidentes de los poderes Judicial y Legislativo: el ministro Arturo Zaldívar, el senador Alejandro Armenta y el diputado Santiago Creel. Quienes presenciaron los fuegos pirotécnicos y a Los Tigres del Norte.

El Tigre y los Tigres

El pueblo, “el tigre” como López Obrador lo bautizó en su campaña de 2018, comenzó a llegar a la plancha del Zócalo desde la 1:30 de la tarde, de inmediato haciéndose sentir con porras en su favor y consignas en contra de los expresidentes, así como de los medios de comunicación. Manteniendo el ánimo pese a la intermitente lluvia.

Lo único que mermó la fiesta fue el ingreso, pasadas las 4 de la tarde, de un contingente de personas con bolsas de comida que ocupó la calle de la Plaza de la Constitución, relegando a los madrugadores a segunda fila. Eran familiares de miembros del Ejército con lugar especial, el cual no bastó pues a las 8 de la noche dieron portazo al área de técnicos y prensa.

Lee también: Desfile Militar 2022: Esta es la ruta, horario, alternativas viales y dónde verlo

Un par de minutos después de la hora acordada de las 8:30, Los Tigres del Norte hicieron sonar en el Zócalo su corrido “El Jefe de Jefes”. Originalmente inspirada en Miguel Ángel Félix Gallardo, durante los tiempos del Cártel de Guadalajara y cuya posible prisión domiciliaria fue tema en la conferencia de López Obrador unas 12 horas antes.

La primera hora de concierto, previa al Grito, transcurrió entre canciones como “La Jaula de Oro”, que López Obrador ha puesto en su conferencia, narcocorridos como “Camelia La Tejana”, sus clásicos como “Pedro y Pablo” o “La Reunión”, esta con una connotación especial al enmarcar el primer 15 de septiembre con público desde 2019.