Pese a los grandes réditos del consorcio, en abril de este año Honda de México intentó limitar el reparto de utilidades a sus empleados, con el apoyo de la CTM


"Cada vez son más frecuentes los casos de compañeros que son atendidos en clínicas particulares para no tener registros en el IMSS"

José Luis Solorio

Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México

http://www.youtube.com/watch?v=d_q6m8ikobY

La afrenta de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) contra el Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM) no cesa.

La presencia del gobernador del Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz en la planta automotriz de los vehículos japoneses en marzo pasado refrendó la intención de la CTM (corporación ligada al PRI) de eliminar la representación del STUHM de los trabajares de la empresa, apuntan los líderes de dicho sindicato entrevistados por Reporte Indigo.

Relatan que desde noviembre del año pasado a la fecha las condiciones de trabajo se han pauperizado con la entrada en vigor de la nueva Reforma Laboral que –desde su óptica- permite a la empresa disponer de su personal sin ninguna consideración a sus derechos.

Desde el transporte empresarial que los conduce a sus puestos de trabajo, la merma a sus bolsillos y  hasta la muerte de un compañero de trabajo, las condiciones de los obreros de Honda de México de El Salto, Jalisco, han ido empeorando, apuntan los líderes sindicales.

En contraparte, la empresa japonesa se coloca como marca líder de carros, y ya abrió las puertas de una nueva planta en Celaya, Guanajuato, cuya inversión supera los 800 millones de dólares, según informó el vicepresidente de Finanzas y Compras de la empresa Shizuma Miyazono. 

Sin ninguna seguridad

Pese a los grandes réditos del consorcio, en abril de este año Honda de México intentó limitar el reparto de utilidades a sus empleados, con el anuncio del sindicato de la CTM representado legalmente por Víctor Manuel Callejas.

A través de una misiva firmada por la CTM, la empresa quería que sus empleados firmaran la renuncia a su derecho al reparto de utilidades.

Eso motivó movilizaciones de parte de los empleados y luego de tres días de paro ganaron la batalla, pero por lo menos 11 empleados de la planta fueron despedidos por participar en las manifestaciones. 

Según cálculos de los trabajadores, en 2012 Honda ganó un 52 por ciento más de utilidades que en 2011. Sin embargo,  el aumento a sus salarios fue el más bajo del ramo automotriz: solo el 4 por ciento.

El promedio de salario de un empleado nuevo de Honda es de 140 pesos diarios, mientras que Nissan en Aguascalientes paga alrededor de 350 pesos. 

Otra de las críticas que lanza el STUHM es que el aumento salarial de los empleados no superó el 4 por ciento y se colocó como el más bajo en el ramo automotriz.

Además, la empresa dejó de pagar horas extras y en cambió logró implementar jornadas sabatinas.

Solorio relata que la seguridad de los trabajadores ha disminuido. En la planta son muchos los focos rojos que se han detectado “sin que la empresa haga nada”.

De hecho, a partir de la entrada en vigor de la Reforma Laboral, la empresa puede mover de un puesto a otro a  sus empleados y eso los hace vulnerables ante posibles accidentes, pues el obrero no tiene experiencia en todos los procesos de ensamble de los vehículos.

En marzo de este año falleció Armando Arana, quien sufrió un accidente en el área de pintura siendo que él era especialista en prensa. La empresa acusó negligencia laboral, mientras que sus compañeros alegaron que Arana no contaba con el equipo de seguridad correcto.

“La muerte del compañero Arana, que era del área de prensa, ocurrió en el área de rampas, donde estaba pintando sin  seguridad”, relata uno de los entrevistados.

Arana fue llevado a una clínica de la Cruz Verde en El Álamo y no a la Clínica 5 del Seguro Social que se encuentra a escasos minutos de la planta en El Salto. El trayecto duró más de media hora y el cuerpo del empleado no resistió.

José Luis Solorio asegura que su muerte pudo haber sido evitada. El problema, dice, es que la empresa se negó a darle la seguridad social adecuada por miedo a ser investigada por riesgo laboral. 

“Cada vez son más frecuentes  los caso de compañeros que son atendidos en clínicas particulares para no tener registros en el IMSS”, apunta Solorio.

Hace un año sufrieron un accidente en un camión de la empresa Ruza, que transportaba a los empleados a la planta, y que por averías se quemó; dos trabajadores tuvieron quemaduras en 30 por ciento de su cuerpo. Otro más se lastimó la cadera.

“La empresa hasta que no pasó eso no puso extintores adentro de los camiones, sin embargo, un año después no checan los extintores y se vuelve a quemar otro camión (…) era tiempo de calor, los compañeros traían botellas de agua y alcanzaron a echar agua”. 

El nuevo revés judicial

El STUHM disputa la titularidad del contrato colectivo que aparentemente es del Sindicato de Empleados y Trabajadores en la Estructura, Armadura Motriz e Industrial (SETEAMI), afiliado a la CTM.

Hasta hace unas semanas, la SETEAMI había logrado la cancelación del registro de STUHM creado en 2010 . El viernes fue notificada la suspensión provisional a la sentencia  que emitió la Junta Federal de Trabajadores. El Tribunal 23 en Materia Laboral  aprobó la suspensión y analizará a fondo el caso de la STUHM.

El juicio había sido promovido por la CTM ,en específico por Víctor Manuel Callejas, quien es apoderado del SETEAMI y también es asesor del presidente de la Junta Federal de Trabajadores, acusan los entrevistados.

“Es juez y parte”, alega Solorio. El representante sindical explica que como representante legal del CTM, Víctor Manuel Callejas incurre en este mal. 

“Con esto que está haciendo la Junta Federal, el golpe no se lo está dando al STUHM o al sindicato de Honda, el golpe que se está dando es a nombre de todos los trabajadores (…).

“Todo aquel que se quiera organizar como trabajador para salirse del corporativismo de la CTM va a ser golpeteado por esa junta”, indicó Solorio. 

El Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México está armando una queja ante la Organización Internacional del Trabajo, en la que buscarán dar cabida a todas las irregularidades en la operación de la empresa que atentan contra los derechos de los trabajadores.

Y con ello mostrar al mundo la otra cara de Honda.

En el Congreso exigen revisión 

El Congreso del Estado aprobó un exhorto presentado por el diputado de Movimiento Ciudadano, Salvado Zamora Zamora, dirigido a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Estado.

En el documento el legislador  pide que se revisen los despidos ocurridos por la movilización de abril, así como las condiciones laborales de la empresa Honda de México S.A de C.V.

En entrevista con Reporte Indigo, Zamora Zamora refirió que es de suma importancia la defensa de los trabajadores de Honda.

En el cuerpo del exhorto señala que: “Los trabajadores inconformes son recriminados por los representantes de la empresa HONDA DE MÉXICO 
S. A. de C. V.,  actúan en represalia y despiden a sus empleados bajo argumentos falaces y jurídicamente estériles, diciendo a quienes corren que ‘no son productivos’. 

“Esto sucede cuando la empresa se percata que se han afiliado por elección libre al Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM)”.

El exhorto fue aprobado el 8 de julio del 2013, pero a la fecha la dependencia estatal no ha informado de ninguna diligencia en la planta de la empresa automotriz ubicada en el municipio de El Salto.