El nuevo mandatario de Durango, Esteban Villegas, llegó a la gubernatura de la entidad con 370 mil votos y gracias a una alianza entre el PAN, PRI y PRD que se fracturó por las diferencias entre los líderes nacionales de los tres partidos.

Si bien Villegas siempre ha manifestado que su gobierno no sería opositor a nadie y que trabajaría para todos, durante su toma de posesión, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le aventó un salvavidas para poderse mantener a flote en el mar de las malas finanzas de la entidad, olvidando a sus viejos compañeros de alianza.

“El reto es inmenso: el estado que guardan las finanzas no solamente es malo, es catastrófico. Nuestra tierra está en números rojos. Somos el único estado en el país en último lugar de la tabla en el manejo financiero”, dijo el nuevo gobernador.

Afortunadamente, el funcionario federal le anunció a Villegas que por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador recibirían en los próximos días alrededor de 300 millones de pesos para que pudiera cubrir temas urgentes como el pago de la nómina de los trabajadores estatales y otros compromisos.

Entre las acciones de la nueva administración para poder sobrepasar el revés económico, se encuentra la disminución de la nómina.

El nuevo titular de la Secretaría General de Gobierno del Estado, Héctor Vela Valenzuela, anunció que darían de baja a todos los trabajadores que fueron contratados en los últimos tres meses, ya que al tomar la administración, se encontraron con una nómina inflada y con exceso de personal.

Incluso, reveló, se encontraron con áreas con un exceso del 10 por ciento en su personal.

“Los que tienen seis meses o más, será valorada su situación, para el estado es más conveniente finiquitar a varios trabajadores que seguir manteniendo una nómina alta”, dijo el titular de la Secretaría General de Gobierno.

Turismo descuidado, reto para Villegas

Durante el análisis que se ha realizado a las finanzas y a la infraestructura de la entidad, la nueva administración también ha descubierto que los sitios turísticos se encuentran en pésimo estado.

Elisa María Haro, nueva secretaria de Turismo, señaló que la mayoría de los lugares turísticos de la capital del estado se encuentran en malas condiciones ya que les hace falta limpieza, las instalaciones están descuidadas y carecen de personal operativo.

Te puede interesar:

Estela de saqueo y corrupción en Durango por Rosas Aispuro

Rosas Aispuro deja deuda sin ‘justificación’ en Durango