Lo que inicialmente fue una comida entre “amigos”, terminó en un gran pleito de cantina, cuando en el Patio del Federalismo del Senado de la República, la senadora por Morena, Claudia Esther Balderas Espinoza pateó en el suelo a una colaboradora de Félix Salgado Macedonio, quien dijo llamarse Amor.

De acuerdo con testigos entrevistados por Reporte Índigo, los hechos se registraron la tarde del pasado miércoles, cuando ambas mujeres regresaban de una supuesta comida.

Al ingresar a las instalaciones, la colaboradora del legislador por Guerrero y la senadora propietaria por Veracruz se separaron momentáneamente, situación que obligó a Amor a sentarse en una de las tarimas que se utilizan para los fotógrafos y camarógrafos durante las conferencias de prensa.

Te puede interesar: Ulises Bravo, hermano de Cuauhtémoc Blanco, pierde dirigencia de Morena por TEPJF

Debido a su estado inconveniente, la mujer no controló su cuerpo y cayó al suelo, por lo que la senadora intentó ayudarla a incorporarse, al tiempo de solicitarle que “es mejor que nos vayamos a la oficina porque estás mal”.

Al no lograr su objetivo, Balderas Espinoza pidió el apoyo de uno de sus asistentes, quien pretendió levantarla; sin embargo, la mujer se resistió y con gritos le exigió que no la tocara e intentó patearlo.

Parte de los hechos quedaron grabados, fue entonces que la legisladora enfureció y le reclamó de nueva cuenta que estaba mal, pero en esta ocasión le dio una patada cerca de la cabeza, no sin antes advertirle que “tas vas a la chingada, a mi no me vas a perjudicar” y se dio la media vuelta para dirigirse, junto con su asistente, a su oficina a quien le pidió que tomara la mochila color rosa supuestamente de la agredida para “ver si así se viene con nosotros”.

 

Ello provocó que la mujer reclamara que le regresaran sus cosas y corrió tambaleándose a recuperar su mochila. En el jaloneo, se dispersó parte del contenido, entre el, un teléfono celular y, de nueva cuenta, cayó al piso. Un reportero intentó ayudar y se percató que la senadora también tenía aliento alcohólico.

Personal femenino de Resguardo y Seguridad del Senado auxiliaron a la mujer y recogieron sus cosas, mismas que regresaron a la mochila; sin embargo, al ver la presencia de reporteros y cámaras, Amor gritó: “Me están lastimando. Suéltenme. Regrésenme mi celular. ¡Ayúdenme!”.

Según los elementos de Protección Civil, ayudaron a la mujer cerrando el paso a los comunicadores para resguardar la integridad de quien dijo llamarse Amor.

Al preguntarle que con quién trabajaba, ella respondió que no quería perjudicar la imagen de su jefe; no obstante, olvidó que al principio mencionó a Salgado Macedonio.

En un segundo video, la mujer aseguró que no estaba ebria, que había entrado a trabajar desde la cinco de la mañana y a esa hora la presión laboral era mucha.