[kaltura-widget uiconfid=”38045831″ entryid=”0_09ib6vhx” responsive=”true” hoveringControls=”true” width=”100%” height=”75%” /] No es semana santa y ya miles de capitalinos viven su calvario.

Abordar una unidad de la Línea 7 del Metrobús requiere de paciencia y también de más dinero en el bolsillo. Durante el segundo día de operaciones usuarios volvieron a vivir un “martirio” durante sus viajes, debido a los problemas que se presentan y que esperan se solucionen pronto.

Entre los inconvenientes más comunes para trasladarse por la nueva ruta destacaron las largas filas, lentitud en el servicio, máquinas que no reciben billetes, gastos extras por transborde y un “frío como de congelador” dentro de las unidades. Así como la falta de atención del personal al solicitar ayuda.

“La ruta sí está bien, pero ha sido muy lenta, porque antes me hacía de la base (Indios Ver des) a aquí a el Ángel una hora y ahora hago hora y media, lo cual es un poquito conflictivo. Siento que es a lo mejor porque están viendo la ruta, conociéndola, pero espero que más adelante ésta ya sea un poco más rápida”, dijo Mariana Domínguez, quien debe utilizar este transporte para ir y regresar de su trabajo.

Carlos Hernandez acudió a la terminal Campo Marte por su esposa y vio mucha desorganización en la filas en estaciones intermedias y terminales. “Hay camiones que van a Hospital Infantil, a Indios Verdes y deberían ser más específicos en una ruta, porque la gente no sabe ni para dónde irse.


“El problema es que las filas están muy largas y las estaciones muy pequeñas”

Andrés Martínez

usuario

“Por la mañana y en los otros camiones yo me hacía menos tiempo de La Villa a La Diana, estaba a las 7 y cuarto en mi trabajo y ahora estoy llegando casi a las 8, se me hacen muy lentos todavía”, dijo.

Pero la indignación de algunos usuarios va más allá porque consideran una burla que el Gobierno Capitalino haya empezado el servicio sin que opere al cien por ciento. Paola Thompson la considera una ruta improvisada: “porque todavía no hay terminales concluidas y la gente no está muy bien ubicando los puntos estratégicos para abordar y descender. Además de que no llegó hasta Santa Fe, por lo que hay gente afectada que tiene que tomar otro camión y no sabe ni dónde”.

Monica Silva, quien se subió por tercera vez a este transporte para ir a su trabajo en la zona de Lomas comenta que los camiones son muy lentos en comparación con los que anteriormente pasaban.

“Pero pues estos sí están más bonitos, lo malo es que como no tienen ventanas traen el aire acondicionado como si fuera congelador y todos venimos estornudando y carraspeando”, se quejó.

Autobuses Troncales Lomas (ATL) es uno de los corredores de autobuses que presta servicio para llegar al Kilómetro 13 y su tarifa es de 7 pesos, independientemente de dónde sea tomado o se solicite la bajada.

Con un total de 90 autobuses que recorren un tramo de 15 kilómetros, y con un horario de 04:30 horas y hasta la 01:00 horas del día siguiente, la Línea 7 del Metrobús entró oficialmente en operación durante este pasado lunes y con una tarifa unitaria de 6 pesos.


Entre las quejas de los usuarios está que las máquinas de recarga no funcionan y se tragan las monedas

Esta nueva línea del Metrobús, cuenta con tres rutas: Campo Marte-Indios Verdes, Campo Marte-Hospital Infantil La Villa, y, Campo Marte-Cuitláhuac; mientras que sus unidades de doble piso cuentan con 8 cámaras de vigilancia, espacio preferencial para personas con capacidades diferentes, así como un compartimento para transportar maletas.

Prometen operación al cien

De siete a diez días tardará la curva de aprendizaje para que la Línea 7 del Metrobús funcione en condiciones óptimas en su tramo Indios Verdes a Campo Militar Marte.

Guillermo Calderón, titular del servicio de Metrobús en la Ciudad de México, reconoció que el principal problema está en la estación Campo Marte, punto en el que el Metrobús pierde la exclusividad del carril y tiene que compartirlo con otros usuarios.

“Tuvimos un tramo complicado en Lieja a Campo Marte, no fue sorpresa pues ahí el Metrobús pierde la categoría de carril exclusivo, hay congestión vehicular que originó retraso de hasta 15 minutos”, dijo.

“El carril del Metrobús es exclusivo de Indios Verdes hasta Lieja, Torre Mayor, Estela de Luz, ahí tenemos que compartir el carril con el transporte concesionado, sin embargo, a finales de marzo van a sustituirse y va mejorar la fluidez en ese tramo”.

Para aligerar la problemática ahí, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera ordenó la aplicación de un operativo permanente por parte del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea), de la Secretaría de Movilidad (Semovi) y empresas transportistas para impedir que las rutas hagan base en el Auditorio Nacional.

La Secretaría de Seguridad Pública local estableció un operativo con 150 elementos, de los cuales, cuarenta se concentran en el tramo más conflictivo de Lieja y Campo Marte de manera indefinida para auxiliar en Auditorio.

En este punto se aplicarán las infracciones a quien invada el carril confinado del Metrobús, multa que es de 2 mil 400 pesos, una de las más altas del Reglamento de Tránsito.

Sobre la inconformidad en los pasajeros que buscan llegar hasta Santa Fe y que el Metrobús no los transporta hasta allá, el funcionario reconoció que algunos usuarios sí están pagando doble porque tienen que bajar en el kilómetro 13 y realizar una conexión con el sistema convencional de transporte para llegar hasta aquella zona.

Sin embargo aseguró que son los menos pues el 94 por ciento de los usuarios se mueven de Indios Verdes a Campo Marte. Esta gran mayoría, dijo, tuvieron la reducción de tarifa de 7 a 6 pesos y tienen conexión gratuita con todas las líneas del metrobus.

“El seis por ciento de los usuarios sí tendrán que hacer la conexión con el sistema convencional, se está buscando llegar hasta Cuajimalpa. Por lo pronto si hay un doble pago”, aceptó.

En su informe de las primeras 24 horas de operación de la Línea 7, Calderón resaltó que la cara de avenida Reforma ya cambió desde que salieron los 180 autobuses que fueron dados de baja para dar cabida a los nuevos de doble piso.


La nueva línea no llega a Santa Fe, por lo que los usuarios deben de utilizar otro transporte

“En el nivel superior, sólo usuarios sentados, el conductor tiene una pequeña pantalla donde monitorea lo qué sucede en la parte de arriba, aprieta un botón y manda un boceo donde reitera que en la parte de arriba sólo usuarios sentados, que se respete la zona de mujeres y las escaleras deben ir libres”.

Tanto Miguel Ángel Mancera como Guillermo Calderón se mostraron confiados de que pronto se resolverá la problemática con los ciclistas a partir de un acuerdo con el INAH que permite usar las banquetas para circular.

Mientras tanto, los choferes del Metrobús tienen la instrucción de dar las facilidades a los ciclistas en este tramo “tengan o no tengan la razón”.

“Las bicicletas en ese tramo tienen la consigna todos los operadores de darles todas la ventajas, prioridades y tolerancia porque hay ciclistas que no respetan las formas de conducirse.”