La versión sobre la disolución de los cuerpos de Jesús Daniel Díaz, Marco Ávalos y Salomón Aceves Gastélum parece insostenible. Frente a las dudas ciudadanas evidenciadas la tarde de este martes, también salieron a relucir las declaraciones de la fiscal central en donde afirmó que dicha versión está basada únicamente en las declaraciones de los detenidos por el caso.

De acuerdo con la funcionaria de la Fiscalía General del Estado de Jalisco, los indicios se encontraron en los tambos de ácido sulfúrico de las fincas de Lechuza 8991 y Amapola 450, sin que esto tenga conexión con el rumor reciente de que se encontraron cuerpos disueltos.

“Realmente no fueron (encontrados) restos humanos, es material biológico y ADN que se encontró en manchas hemáticas dentro de las dos fincas (…). Se encontraron manchas hemáticas que corresponden al ADN de los padres de uno de los estudiantes y se encontró ADN de un segundo estudiante que corresponde al de la madre.

“Es lo que se ha localizado hasta este momento. No fueron prácticamente restos humanos, sino material biológico que se encuentra dentro de estos tambos y en las manchas hemáticas”, reconoció Gómez Cobos.

Las declaraciones de Omar ‘N’ y Gerardo ‘N’, quienes se encuentran en prisión preventiva por dos años mientras se lleva a cabo la investigación, fueron las que han dado sustento a la versión de que los estudiantes fueron ultimados a través de esta técnica por grupos del crimen organizado.

Filtraciones del expediente de la investigación han hecho saber que Omar N fue quien declaró que el Cártel Jalisco Nueva Generación le pagaba tres mil pesos semanales por vigilar y disolver cuerpos en ácido. Omar, conocido públicamente como QBA, declaró que se deshizo de los estudiantes por “recibir buena paga”.

Declaraciones del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, asociación defensora de derechos humanos, y Por Amor a Ellxs, colectivo de familiares de desaparecidos, han dicho que la necesidad de peritajes independientes es necesario para estos casos.

La ley en la materia da sustento legal a la exigencia de peritajes independientes que le den certeza a las investigaciones de la autoridad, pero estas deben ser a petición de los propios familiares, quienes no han salido a dar declaraciones y tampoco asistieron a la manifestación de este martes.

PODRÍA INTERESARTE: JÓVENES: LA GRAN TRAGEDIA NACIONAL