¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

REGULACIóN

Vapear: ¿adicción de alto riesgo?

Azaneth Cruz

El consumo de cigarrillos electrónicos entre los mexicanos ha comenzado a causar polémica. A pesar de que estos aparatos surgieron como una alternativa para quienes buscaban dejar de consumir tabaco, la falta de regulación de los mismos los ha convertido en un producto igual o hasta más dañino que los cigarros normales


Dic 15, 2017

El uso de cigarrillos electrónicos cada vez está más arraigado entre los fumadores mexicanos pero también entre los jóvenes quienes, sin ser consumidores de tabaco, se acercan a estos dispositivos que generan grandes riesgos a la salud y han sido clasificados tan nocivos y tan adictivos como el tabaco común.

Actualmente, en México no existe un marco legal que regule la venta y distribución de los cigarros electrónicos que son vendidos en el país por comercios que los importan principalmente de los Estados Unidos, páginas web y redes sociales, pero sobre todo, no hay campañas que adviertan sobre los efectos nocivos que ocasiona el uso de estos aparatos.

Así como hay estudios que aseguran que el uso de los cigarros electrónicos es nocivo a la salud, por el vapor y las sustancias que se inhalan, los usuarios de estos aparatos son defensores convencidos de sus beneficios y de su contribución para dejar la adicción al tabaco.

El debate está entre los que están a favor de los “vapeadores” como una alternativa al consumo del tabaco y entre los que hoy en México advierten sobre sus efectos a la salud y la necesidad de regular su venta y distribución.

Los E-Cigarette no están prohibidos, pero tampoco regulados, un vacío legal que están aprovechando las empresas fabricantes de estos dispositivos para crecer su mercado en México.

“El mercado de los cigarros electrónicos ha ido en aumento y cada vez más personas se sienten atraídas por este tipo de dispositivos”, advierte en entrevista con Reporte Indigo la senadora del PRI Marcela Guerra, quien en noviembre presentó una iniciativa para regular la venta de estos aparatos.

“Hoy, la tendencia es a dejar el cigarro y adoptar este tipo de sustitutos, lo cual está bien, pero las personas deben saber que este mismo ‘sustituto’ también es nocivo para la salud”.

De acuerdo con científicos y especialistas de la salud como el Dr. Juan Zinser, oncólogo, médico del Instituto Nacional de Cancerología y especialista en temas de tabaquismo, la creencia de las personas de suponer que este dispositivo es benéfico para dejar de fumar, en algunos casos se deriva de la falta de información, regulaciones o prohibiciones que restrinjan y adviertan sobre su consumo.

Dentro del debate se encuentra el consumo y venta sin restricción de dispositivos como los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN), que de acuerdo con estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han revelado repercusiones similares a las del tabaco común en las personas.

Para Erick Antonio Ochoa, director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México, son los jóvenes que todavía no son consumidores del tabaco el sector objetivo de la industria de los cigarrillos electrónicos.

“Creemos que hay tanta confusión, que padres de familia admiten que su hijo consuma un cigarro electrónico pensando que es sólo como un ‘vaporcito’ que no hace daño”

- Erick Antonio Ochoa

Director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México

Sistemas alternativos de consumo de tabaco

De acuerdo a información proporcionada por la legisladora Marcela Guerra:

+80 Compuestos químicos nocivos para la salud como el dióxido sulfúrico, propano, cloro metano, cetona, benceno, ácido acético, entre otros, poseen los cigarros electrónicos 39 Sustancias desconocidas que no han podido ser detectadas por los científicos contienen los dispositivos

‘Regular, no prohibir’

Como cualquier producto que daña en menor o mayor medida la salud, organizaciones y algunas autoridades están buscando que la regulación del cigarro electrónico esté a la par que la del tabaco.

La senadora Marcela Guerra habló con este periódico sobre la “Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones a la ley general para el control del tabaco” que presentó al Senado con la finalidad de buscar una regulación para estos dispositivos.

Para la senadora priista Marcela Guerra, las declaraciones sobre la eficacia o disminución de riesgo por su uso, omite información que puede confundir a quienes utilizan este tipo de dispositivos

“Los sistemas alternativos de consumo de tabaco tienen más de 80 compuestos químicos nocivos para la salud como el dióxido sulfúrico, propano, cloro metano, cetona, benceno, ácido acético, entre otros, además de 39 sustancias desconocidas que no han podido ser detectadas por los científicos.

“La iniciativa que promuevo propone regular los cigarros electrónicos en los mismos términos que el cigarro común, manejar advertencias sanitarias y el riesgo de su consumo; en la publicidad, la propuesta refiere a que se haga en espacios para adultos y se limite la venta a menores de edad, independientemente de si es poco o muy nocivo para la salud”, explica la legisladora priista.

Para Guerra, regular las declaraciones sobre la eficacia o disminución de riesgo, por su uso, es un tema relevante, ya que se está omitiendo información que puede confundir a quienes utilizan este tipo de dispositivos, que también daña en buena medida la salud.

“Se trata de generar conciencia en su uso al igual que se haría con el consumo del tabaco, estamos intentando regular, no de prohibir”, aclara.

Aunque el cigarro electrónico no está regulado por completo, la senadora explica que las autoridades y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), poseen la facultad para decomisar este producto, pues se debe generar un precedente para que las personas que se dediquen a su venta lo hagan bajo las mismas condiciones que el tabaco.

“Se está legislando para evitar que los jóvenes se inicien en su consumo”, señala.

Vapear salva vidas: la otra postura

No existen estudios científicos concluyentes que indiquen que ‘vapear’ mediante el E-cigarette ayuda a dejar la adicción al tabaco, sin embargo, hay testimonios de usuarios de estos dispositivos que aseguran que sí son efectivos y están en contra de la prohibición.

La tienda electrónica mexicana Vapeando Ando realizó una encuesta en redes sociales donde “vapeadores” aseguran que el cigarro electrónico les ha ayudado a terminar con la adicción al tabaco.

Para llegar a esa conclusión, los usuarios respondieron el siguiente cuestionamiento: ¿el cigarro electrónico te ayudó a dejar de fumar?

Adicional a la pregunta, la tienda pedía a los participantes que respondieran si vapean; si fuman y vapean; o si ya no vapean y sólo fuman.

Los resultados de la muestra realizada por Vapeando Ando a 2 mil 415 hombres y mujeres entre los 20 y 55 años fueron a favor de los vapeadores, pues 75 por ciento de los participantes afirmó que gracias al cigarro electrónico dejaron el tabaco convencional, mientras que un 21.8 por ciento respondió que aún combina fumar y vapear y sólo un 0.7 por ciento continúa con el tabaco.

Una encuesta realizada por Vapeando Ando a 2 mil 415 hombres y mujeres entre los 20 y 55 años reflejó que 75 por ciento de los participantes afirmó que gracias al cigarro electrónico dejaron el tabaco convencional

A la defensa del vapeo, los usuarios de estos dispositivos intentan crear conciencia alrededor del mundo para evitar su prohibición en ciertas regiones.

Mientras que en España se lucha contra la prohibición mediante la petición en change.org #ElVapeoSalvaVidas, en el específico caso mexicano, los ‘vapeadores’ luchan contra su regulación.

Jóvenes, la preocupación

En México, de acuerdo con Erick Antonio Ochoa, director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México, está prohibida la comercialización, la distribución e incluso la producción de cigarros electrónicos, sin embargo, el mayor vacío en la legislación es la importación.

“La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), ha creado alertas diciendo que el ‘E-Cigarette’ es un producto ilegal, pero lo cierto es que ya está en el consumo de este producto las niñas, niños y adolescentes.

“Este sector de la población considera al dispositivo electrónico como un producto inocuo que no hace daño y que no es riesgoso, por ese motivo, de alguna manera nosotros junto con otras organizaciones civiles y otros expertos hemos hecho sinergia para que se regule al cigarro electrónico de una manera adecuada”, explica el especialista.

Para el experto Erick Ochoa hace falta entender que para un menor de edad es muy fácil recibir mensajes equivocados en las redes sociales que indican que este dispositivo no genera una adicción

Al no funcionar la prohibición, expertos están buscando una regulación para el ‘e-cigarette’ en los mismos estándares que los productos alternativos.

“Lo que se busca, es que haya restricciones a la publicidad, que no se pueda vender a menores de edad, que exista prohibición de utilizar en lugares cerrados o áreas interiores de trabajo. Deseamos establecer una serie de condiciones que harían que no hubiera como un uso indiscriminado en adolescentes, esa es nuestra mayor preocupación”, cuenta el director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México.

Para Ochoa hace falta entender que para un menor de edad es muy fácil recibir mensajes equivocados en las redes sociales que dicen que este dispositivo no genera una adicción y que además, es promovido en ocasiones por las grandes empresas del tabaco.

“Hablar de los Sistemas Alternativos de Consumo de Nicotina es hablar de algo mucho más amplio que nos permite determinar que no sólo se trata de este dispositivo sino de sus innovaciones (como los cartuchos y los miles de líquidos y sabores)”.

El director de Iniciativas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México asegura que el E-cigarrette es promovido en ocasiones por las grandes empresas del tabaco

Muchas iniciativas, pero el consumo crece

La proliferación de cigarros electrónicos sin el debido control sanitario en el país se está convirtiendo en un tema a legislar, debido a que las sustancias que se emplean para consumir el cigarro electrónico perjudican la salud de quien lo consume y de quienes se encuentra dentro de su entorno.

La iniciativa de la senadora Marcela Guerra propone reforzar diversos aspectos en los que existen lagunas en la legislación federal y que se deben contemplar al incluir a los Sistemas Alternativos de Consumo conforme a los siguientes aspectos:

1 Expandir el principio de espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco a los nuevos dispositivos electrónicos que también atenten contra la salud de las personas.

2 Implementar las mismas advertencias sanitarias del tabaco a los empaques de los Sistemas Alternativos de Consumo de Nicotina con la finalidad de evitar un vacío legal dentro de la regulación.

3 Publicidad, promoción y patrocinio. Los dispositivos deben ser sujetos a la misma permisión que el tabaco implementando medidas preventivas sanitarias.

4 Limitar el alcance de la publicidad para posicionar estos productos sólo en espacios para adultos y regular sus puntos de venta.

Propuestas añejas

Otra iniciativa que fue turnada a las comisiones unidas de salud y estudios legislativos con fecha de noviembre de 2014 fue la de la senadora Dolores Padierna Luna, donde se proponía reformar la Ley General para el Control del Tabaco, para analizar la manera en que se ha burlado la ley para hacerse de los cigarros electrónicos y el uso desregulado en el territorio nacional.

En el 2009, la senadora Dolores Padierna proponía reformar la Ley General para el Control del Tabaco y advertía sobre los riesgos que implica a la salud el vapor que sale por los filtros

El documento advertía sobre los riesgos que implica a la salud el vapor que sale por los cartuchos (filtros), porque no sólo contiene agua, pues la oficina norteamericana responsable de la autorización de alimentos y medicinas (FDA, por sus siglas en inglés), ya advertía desde 2009 la presencia de químicos tóxicos y cancerígenos, tales como nitrosaminas, anabasina, myosmina, b-nicotyryna y dietilenoglicol (usado como anticongelante).

La iniciativa de Padierna solicitaba al titular de la Cofepris y al SAT a reforzar las medidas para combatir el ingreso ilegal de cigarros electrónicos en el país y que se adoptaran medidas más rigurosas para los distribuidores de los mismos.

También se pedía al Comisionado Nacional contra las Adicciones a que implementara una campaña para difundir los riesgos del uso de cigarros electrónicos.

Otra de las proposiciones de los ciudadanos a los legisladores la turnó el senador Pablo Escudero en julio del presente año a través de un punto de acuerdo por el que se exhorta  al comisionado nacional contra las adicciones a que implemente una campaña para difundir los riesgo del uso de cigarros electrónicos.

Por otra parte, la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhortó al Titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y del Servicio de Administración Tributaria a que reforzara las medidas para combatir el ingreso ilegal de cigarros electrónicos en el país y se adoptaran medidas más rigurosas para los distribuidores de los mismos.

OMS explica los riesgos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe Sistemas electrónicos de administración de nicotina, presentado en la sexta reunión en Moscú del 13 al 18 de octubre de 2014, en el apartado de riesgos sanitarios para usuarios y no usuarios: la mayor parte de los productos para los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina SEAN no se han sometido a ensayos de científicos independientes que cercioren su eficacia para dejar de consumir el cigarro.

En el informe, la OMS explica que los riesgos sanitarios derivados de la inhalación de nicotina se pueden ver afectados por diversos factores, entre ellos la capacidad de los SEAN para administrar nicotina, la cual varía desde niveles muy bajos, hasta niveles similares a la de los cigarros.

Las pruebas científicas del informe advierten a los niños, los adolescentes, las embarazadas y las mujeres en edad fecunda sobre las posibles consecuencias a largo plazo que el uso de SEAN podría tener en el desarrollo cerebral del feto o problemas pulmonares.

A corto plazo, la inhalación de sustancias tóxicas en aerosol derivado del uso del SEAN incluye irritación de ojos y vías respiratorias provocadas por la exposición al propilenglicol, así como cáncer a largo plazo por las diversas sustancias nocivas que contiene, aunque cabe señalar, que aún no existen pruebas concluyentes.

En su informe, la Organización Mundial de la Salud advierte sobre las posibles consecuencias a largo plazo que el uso de sistemas electrónicos podría tener en el sistema respiratorio

De acuerdo con el estudio de la OMS el líquido de los cartuchos contiene algunos compuestos cancerígenos y otras sustancias tóxicas que se encuentran en el humo del tabaco, en niveles medio de 1-2 órdenes de magnitud inferiores al humo de tabaco, pero superiores al de un inhalador de nicotina.

En el caso de ciertas marcas, el estudio observó que el nivel de algunos de esos agentes cancerígenos, entre ellos el formaldehído y el acrilaldehído son tan altos como el del humo producido por algunos cigarros.

Las pruebas existentes del informe revelan también que el aerosol de los SEAN no es simplemente “vapor de agua” como se suele afirmar en la mercadotecnia de esos productos, sino que plantean graves amenazas para los adolescentes y los fetos.

A corto plazo, la inhalación de sustancias tóxicas en aerosol derivado del uso del SEAN incluye irritación de ojos y vías respiratorias provocadas por la exposición al propilenglicol

Por otra parte, aunque algunos informes indican que una proporción indeterminada de usuarios de SEAN ha dejado de fumar gracias a la utilización de esos productos, su eficacia aún no se ha sido evaluada sistemáticamente y sólo unos pocos estudios han tratado de determinar si el uso de SEAN es un método eficaz para dejar de fumar.

Tóxicos como un cigarro

Aunque a los ojos de los consumidores esta es una de las grandes opciones para dejar de fumar por su nulo contenido de nicotina, el aerosol que generan los líquidos utilizados en el SSSN es tan tóxico y dañino como un cigarro.

Con base en el informe de la Organización Mundial de la Salud, séptima reunión del 7 al 12 de noviembre de 2016, en el apartado de riesgos sanitarios del uso exclusivos del SSSN, el uso típico del SEAN/SSSN no adulterados produce un aerosol que contiene glicoles, aldehídos, compuestos  orgánicos volátiles  (COV), hidrocarburos aromáticos policíclicos, nitrosaminas específicas del tabaco (TSNA, por sus siglas en inglés), metales, partículas de silicato  dicarbonilos (glioxal,  metilglioxal,  diacetilo) e hidroxicarbonilos (acetol).

Informe de la OMS explica que los niveles de toxicidad pueden variar notablemente entre las marcas, llegando a alcanzar valores superiores al humo del tabaco

Muchos de estas sustancias son tóxicas y tienen efectos graves sobre la salud debido a que inducen a una variedad de cambios patológicos significativos.

Con base en el informe, se explica que los niveles de toxicidad pueden variar notablemente entre las marcas, llegando a alcanzar valores superiores al humo de tabaco.

A la fecha, también se han registrado cerca de 8 mil aromas exclusivos en las soluciones líquidas de los sistemas electrónicos, los cuales, no han sido estudiados a profundidad  para comprobar los efectos sanitarios.

De acuerdo con los expertos, puede considerarse un riesgo importante para la salud, donde la presencia de sustancias irritantes podrían aumentar la inflamación de las vías respiratorias.

Se han registrado cerca de 8 mil aromas exclusivos en las soluciones líquidas de los sistemas electrónicos, los cuales podrían aumentar la inflamación de las vías respiratorias


Notas relacionadas

Dic 14, 2017
Lectura 6 min

Jun 18, 2017
Lectura 3 min

REGULACIóN

David contra Googleat

Rodrigo Carbajal


Jun 18, 2017 Lectura 3 min

Ago 24, 2016
Lectura 6 min

REGULACIóN

Buscan encaminar uso de redes

Imelda García


Ago 24, 2016 Lectura 6 min

Jul 15, 2013
Lectura 6 min

REGULACIóN

Urge controlar a los bancos

Rolando Hinojosa


Jul 15, 2013 Lectura 6 min

Comentarios