En el operativo para la localización y detención de José Noriel Portillo Gil, “El Chueco”, presunto homicida de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en Chihuahua, se han detenido a 11 integrantes de su célula, informó Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

En la presentación del informe “Cero Impunidad”, dijo que de los 11 detenidos entre el 25 al 28 de junio, tres de ellos son familiares directos de Portillo Gil.

Señaló que a partir de la participación del Ejército mexicano, autoridades locales y de la Fiscalía de Chihuahua se tiene un despliegue permanente que permitió primero recuperar los cuerpos de las víctimas, los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín Mora, así como del guía de turistas Pedro Heliodoro Palma Gutiérrez. Sin embargo, aclaró que sigue la investigación.

“Se continúa con la búsqueda para la detención de José ‘N’, alias ‘El Chueco’, para esclarecer este caso, que no haya impunidad y castigo a los responsables”, afirmó.

Lee también: AMLO exige a autoridades de Chihuahua explicación a fondo por cómo operaba “El Chueco”

“Sigue vigente desde luego la boleta de búsqueda y localización del autor material, también hay una recompensa de 5 millones por parte de la Fiscalía de Chihuahua, y decirles también que además de los detenidos se ha logrado asegurar al momento armas de alto calibre, vehículos, explosivos, chalecos tácticos, entre otros aditamentos criminales en toda la región de Urique y toda la región cercana a Sonora”, expresó.