Pese a que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación aceptó que hubo violencia de género en contra la candidata a la alcaldía de Coyoacán, María Rojo, no la anuló como lo había decidido previamente la Sala Regional de la Ciudad de México, reafirmando la victoria del perredista Manuel Negrete.

“La violencia no trascendió a la elección. De los hechos de violencia acreditados no se desprende la trascendencia que tuvo en el proceso electoral en su conjunto, ya que lo que se encuentra acreditado son actos de violencia de género realizados por terceros ajenos a la contienda electoral o por personas no identificadas, que si bien, no son aceptables ni deseables en los procesos electorales, en el expediente se debe contar con elementos objetivos para considerar que estos fueron determinantes para el resultado de la elección”, manifestó el magistrado Felipe de la Mata, quien presentó el proyecto, el cual pide medidas de protección para Rojo y fue aprobado por unanimidad.

Los magistrados además concluyeron que no se acreditó la compra de votos o que estos se condicionaran la entrega de recursos o de programas sociales a cambio, pese a que durante los meses de campaña se incrementaron los beneficiados y el monto que se destinó a este fin.

“En suma, de la valoración conjunta de las pruebas, adminiculadas unas con otras, se concluye que no está acreditado que el programa social denominado ‘A tu lado’ se implementó y ejecutó en beneficio de una candidatura, mucho menos de manera particular para favorecer al candidato Manuel Negrete Arias o la coalición que lo postuló”, agregó el magistrado de la Mata Pizaña.


El 1 de julio, el exfutbolista Manuel Negrete obtuvo el 46.09 porciento de los votos

El proyecto de sentencia referente al expediente SUPREC-1388/2018 fue presentado en la Sala Superior del Tribunal Electoral junto a otros 163 recursos de reconsideración.

El exfutbolista Manuel Negrete quien abanderó al PRD, PAN y Movimiento Ciudadano en las elecciones a la alcaldía de Coyoacán interpuso un recurso de reconsideración ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación luego de que la Sala Regional decidiera la semana pasada anular los comicios y por ende su victoria.

La Sala Regional anuló los comicios en esa bastión perredista luego de resolver que hubo uso electoral de un programa social en la delegación para presuntamente favorecer a Negrete, además de la acreditación de violencia política de género de personas llegadas al exfutbolista en contra de su contrincante, la morenista María Rojo, quien promovió el juicio inicial.