¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

EMPLEO

Vacantes de empleo falsas, el terror del mercado laboral

Sergio Iván González

Las vacantes de empleo falsas, ofrecen sueldos competentes, horarios flexibles, prestaciones superiores a las marcadas por la ley. Sin embargo aprovechan las necesidades de empleo de la población para obtener ganancias y en ocasiones terminan en otros delitos


Nov 2, 2019
Lectura 9 min
portada post

Tras tres meses buscando empleo, a Daniela Velázquez le llega una notificación vía SMS, una empresa de servicios administrativos le pide su presencia para una entrevista urgente. Jamás se imaginó que estaría en una de las miles vacantes de empleo falsas o engañosas, que operan en el país.

Al inicio la urgencia con la que le citaron en las oficinas de Calzada de Tlalpan número 1267 le pareció extraña, sin embargo el Licenciado Homero Cárdenas le aseguró que casi tenía el puesto ganado, ya que tenían muchas vacantes para el puesto de recepcionista.

Para Daniela, el sueldo semanal y el horario de 8 a 2 le parecieron bastante atractivos, por lo que se decidió a ir a la entrevista.

Antes de llegar a la cita, Daniela ubicó la dirección desde streetview de Google sin embargo el edificio viejo, entre comercios de giros muy distintos a lo administrativo, le causó la primera alerta.

El edificio de Tlalpan 1267 tiene una fachada descuidada, sin embargo por dentro parece una oficina que está iniciando su instalación y operación, características que dan un poco más de confianza para entrar a la oficina del Licenciado.

Fue ahí donde comenzaron los detalles que llamaron la atención de la joven.

El sueldo consistía en 2 mil pesos semanales, el horario de 8 a 2, lo que conocemos como medio tiempo y en un área en la que en realidad tenía muy poca experiencia, pues ella iba por la asistencia de recepción cuando terminaron ofreciéndole un puesto de auxiliar de administración.

Al terminal la lectura de curriculum y la entrevista el licenciado le pide a Daniela pasar con otra persona, para que le de detalles sobre la capacitación que comenzará al día siguiente y en la cual ella salió como candidata perfecta para el puesto.

“Me dijeron junto con otra chava que estábamos seleccionadas para el puesto y que necesitaban que fuéramos a las capacitaciones, pero en realidad no era el puesto que quería inicialmente, aunque auxiliar administrativo no suena mal” comenta Daniela.

Con estas características y pensando en que el sueldo sobre todo, era “demasiado bueno para ser verdad”, Daniela se dedicó a buscar referencias de la empresa, ingresó la dirección en Google de nuevo y leyó la información. La supuesta empresa de recursos humanos era una empresa que a través de engaños ofrece empleos de altos sueldos, pero en realidad terminaba pidiendo dinero como inversión, para la venta de perfumes

Imagen de la fachada del edificio en Calzada de Tlalpan 1267

Imagen de la fachada del edificio en Calzada de Tlalpan 1267

“Me desilusioné, pero me dio pendiente por la otra chica, ella era empleada en un banco y en la entrevista me comentó que si se quedaba con el empleo, era la mejor oportunidad de ganar más y no matarse tanto, sentí que debía avisarle para que no dejara de trabajar y que no cayera”, cuenta la afectada.

Vacantes de empleo falsas, problemática conocida pero efectiva

La experiencia de Daniela en realidad no es tan desconocida y para algunos podría parecer obvia, pero es compartida por miles de personas en el país, y sigue vigente debido a la falta de regulación y la invisibilidad de estas empresas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El portal de empleo de Occ advierte sobre las vacantes falsas de empleo y da algunos tips para identificarlas:

  • Ofrecen sueldos altos por poco trabajo y sin experiencia. Normalmente el mercado laboral no funciona de esa manera, si ves una vacante con un sueldo extraordinario y trabajo por medio tiempo o desde casa, mantente alerta. Además en ocasiones ofrecen empleos en dependencias de gobierno, a través de un outsourcing colectivo, sin embargo piden un a inversión “para tu plaza”.
  • Las empresas que ofertan vacantes falsas contratan de forma masiva, no especifican edad ni grado de estudios. Los anuncios los puedes encontrar en redes sociales, volantes en las calles, en los postes, incluso llegan a filtrarse en los portales de empleo. Occ y otros suelen tener botones de denuncia para evitar caer en una vacante falsa.
  • El dominio de los correos electrónicos donde te piden enviar tu curriculum no tiene un dominio propio, es decir no aparece como [email protected] sino que tiene los dominios de yahoo, outlook, gmail, etc.
  • Si ya enviaste tu curriculum, las empresas con vacantes de empleo falsas te llaman casi de inmediato o al día siguiente, pidiéndote una cita con urgencia, en algunos casos de forma coercitiva:

–Muy bien. Necesito que vengas a una entrevista hoy a las 5 de la tarde.

–Híjole, hoy no puedo. ¿Mañana?

–Uy, es que ya nada más tengo cinco puestos disponibles. Si en serio te interesa, tienes que venir ya.

De cualquier forma el día que tu pongas para la entrevista, será realizada, ya que estas empresas trabajan con grupos y de esa forma miden tu interés por tener trabajo.

  • Las oficinas son edificios viejos, o descuidados, arreglan una recepción y paneles para dar la imagen de oficina, las salas de espera son colectivas y hay en ocasiones más de 10 candidatos en un sólo lugar.

Al terminar una entrevista muy breve te piden quedarte a una platica, en esta plática te dan supuestos detalles de la empresa, del empleo, del personal y en ocasiones, como en el caso de Daniela, una plática de coaching (en algunos casos coercitivo), sobre liderazgo y otras aptitudes.

Estas pláticas se prolongan alrededor de una semana y al final comienzan a darte indicios sobre algún tipo de inversión para entrar de lleno en la empresa, ya sean aportaciones para gafetes, o inversiones más grandes.

  • Al final de las pláticas los Licenciados o “líderes”, te piden una prueba para complementar lo aprendido con tus aptitudes y quedarte por completo en la empresa, es una inversión en perfumes u otros productos la cual resulta ser fuerte.

El objetivo final de todo el proceso y las pruebas no solo es obtener recursos, sino convertir a los candidatos en reclutadores y promotores de la “oportunidad” o bien formar parte de un esquema piramidal de ventas.

En redes sociales la problemática sigue

Desde hace unos años las vacantes de empleo falsas o engañosas aprovecharon las redes sociales para completar su reclutamiento, se enfocan en la población joven aunque en algunos casos amplían su objetivo.

A través de perfiles falsos o duplicados te ofrecen una oportunidad ala que no muchas veces te puedes negar. Ganar más que en tu actual empleo, viajar por el mundo y tener algunos lujos. Todo esto sólo usando tus cuentas de redes sociales.

  • Recibes una solicitud de amistad. El rostro no causa desconfianza, normalmente de una persona bien vestida y con un fondo de un destino turístico.
  • -Hola. ¿Te puedo hacer una pregunta?- Dice tu nueva amistad o seguidor. 
  • En el momento en que entablas la plática la persona trata de convencerte de acudir a una entrevista o de lleno a una plática, para obtener las ganancias con tus redes sociales.
  • La platica tarda más de una hora, sin embargo te convencen para invertir en material para comenzar a trabajar. Cincuenta pesos, que bien puedes tener en ese momento, o comprometerte a pagarlos a la siguiente platica.
  • En el segundo encuentro, siempre colectivo, te muestran la forma de ganar dinero con tus redes. La venta de productos para la salud, belleza, potenciadores y energizantes de la marca bHip. Para ser un distribuidor profesional de redes sociales la inversión cuesta 30 mil pesos, que solo puedes recuperar si tu sigues el mismo modus operandi para invitar a mas personas a la oportunidad.

La vacante ofrecida es normalmente marketing digital, aunque se han encontrado anuncios solicitando gestores de redes sociales, community managers y vendedores digitales, sin experiencia ni nivel de estudios necesarios.

En esta modalidad el objetivo es hacerte reclutador y vendedor de una empresa piramidal, es decir, mientras más gente tengas debajo de ti vendiendo y reclutando nuevos vendedores, más ganas.

Sin embargo aunque podría parecer una actividad inofensiva es ilegal según los artículos 24 de la Ley de Competencia Desleal y 23 de la Ordenación de Comercio Minorista, debido a que no se obtienen beneficios de la venta de los productos, sino que los nuevos vendedores pagan las ganancias de los reclutadores.

La víctima tiene el derecho de interponer una denuncia ante las autoridades policiales contra la empresa que ha actuado ilícitamente. De hecho, el único modo de obtener justicia es denunciar el fraude.

En los casos más graves, las vacantes de empleo falsas terminan en otros delitos más graves, como la trata de personas, el robo de identidad o el uso de datos personales.

Un punto en contra de los denunciantes es que en muchas ocasiones, tanto el esquema tradicional de las vacantes falsas como el de las redes sociales, son difíciles de denunciar, debido a que estas empresas no cuentan con un registro ante la Secretaría de Hacienda, en ocasiones cambian constantemente de domicilio o nombre y al igual que los perfiles en redes, los nombres de los reclutadores y licenciados son falsos.

Ante la ausencia de mecanismos efectivos para responsabilizar a los reclutadores fraudulentos y recuperar los fondos robados de las personas, la prevención es una estrategia fundamental en el combate a esta problemática.

También puedes leer: Sobrevivir al desempleo


Notas relacionadas

Jun 22, 2020
Lectura 2 min

Abr 9, 2020
Lectura 3 min

Abr 8, 2020
Lectura 2 min

Mar 31, 2020
Lectura 2 min

Comentarios