Las medidas representarán un ahorro de 2 mil millones de pesos, según informó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray

El decreto incluye desde bajar sueldos y eliminar plazas de mandos medios y superiores, hasta reducir las fotocopias en las dependencias gubernamentales.

El Programa de Austeridad propuesto por el presidente  pretende eficientar y reducir procesos, al igual que los gastos.

“El programa de mediano plazo de reducción de gasto busca vencer la inercia de crecimiento desordenado del aparato burocrático”, aseguró ayer el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. 

En el decreto se especifica que la intención es establecer las medidas para el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos, así como para la modernización de la Administración Pública.

Como medida específica, destaca la reducción en 5 por ciento en sueldos y salarios para nivel medio y superior. 

Además, el decreto incluye eliminar programas ineficaces, establecer un padrón único de beneficiarios, reducir el presupuesto destinado a viáticos y convenciones, así como racionalizar el gasto en comunicación social.

Otro tipo de medidas de austeridad consisten en fomentar el uso del correo electrónico, archivos digitales y videoconferencias para reducir el papel invertido, y los recursos destinados para viajes.

Señala también  que las dependencias deberán elaborar un diagnóstico de su estructura orgánica, sus procesos internos, así como del gasto de operación. Tendrán que publicar sus avances en línea.

Algunas instancias de seguridad nacional podrán ignorar las medidas, por la naturaleza de sus funciones.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá emitir, a más tardar el 30 de enero de 2013, los lineamientos para dar cumplimiento al plan.