Los usuarios del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro estuvieron perdidos en el primer día de cierre parcial de la Línea 1.

Desde tempranas horas, personas provenientes del oriente de la capital, principalmente, padecieron la suspensión de la Línea 1 de la Estación Pantitlán a Balderas debido a los trabajos de rehabilitación integral a la que será sometida la más longeva ruta del Metro.

Al respecto, la jefa de Gobierno capitalina afirmó que no se trata de una remodelación debido que “se cambia todo, incluidos los trenes”.

En el primer día del cierre de la Línea 1 del Metro por su rehabilitación integral, tanto usuarios como funcionarios del servicio emergente de RTP se mostraron confundidos, lo que se reflejó en retrasos en tiempos de traslado

“No es una reparación, es una nueva Línea 1. Es decir, no es que se va a reparar una vía o que se va a reparar un aparato o se va a cambiar algo en particular. No. Se saca todo del túnel y se vuelve a poner. Se saca incluso el balastro, que son las piedritas que están en medio de los durmientes”, explica la mandataria de la capital.

Una escena común ayer fue ver a personas confundidas afuera de las estaciones preguntando a funcionarios del Metro, de la Secretaría de Movilidad (Semovi) o del programa PILARES, dónde podían tomar una de las 300 unidades de RTP que dispuso el Gobierno de la Ciudad de México ante el cierre.

Los comentarios más comunes que los usuarios expresaban era “no sabía que ya había cerrado” o “¿en Balderas puedo ir hacia Observatorio?”.

Un lunes cualquiera de regreso a trabajar tras un fin de semana, se convirtió en una odisea de confusión para los capitalinos que usan la Línea 1.

Dicha ruta es un pilar de la movilidad de la capital porque, según sus cifras de operación que se pueden consultar en su portal electrónico, transporta al día a aproximadamente 900 mil personas.

Conductores perdidos

Los confundidos no solo eran los usuarios, también los conductores de las unidades de RTP que prestaron el servicio emergente.

A las 8:39 de la mañana salió de la estación Pantitlán la unidad 5082 de RTP con rumbo a Balderas.

Sin embargo, el conductor no conocía la ruta y en lugar de tomar la Calzada Ignacio Zaragoza, para salir hacia las estaciones Zaragoza y Gómez Farías, se fue de Pantitlán por Eje 1 Norte.

Al llegar a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el operador se detuvo y le preguntó a una patrulla de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) cómo salir hacia Zaragoza.

El oficial le indicó que tenía que ir por el distribuidor del aeropuerto para salir hacia Zaragoza.

Una pasajera se levantó de su asiento y le indicó al chofer cómo retomar el camino.

Sobre la Calzada Ignacio Zaragoza, el autobús pasó por la estación Gómez Farías, Boulevard Aeropuerto, Balbuena y Moctezuma, sin problemas.

Al llegar a la altura de Avenida Oceanía, antes de San Lázaro, el chofer se volvió a perder y preguntó otra vez a un elemento de la SSC cómo llegar hacia San Lázaro.

El oficial le indicó que “todo derecho”, que “no había pierde”. No obstante, no mencionó que la parada provisional estaba en los carriles laterales y no en los centrales

Al llegar a San Lázaro, el camión de RTP no pudo detenerse porque la parada estaba en los carriles de los lados.

La siguiente estación era Metro Candelaria y, otra vez, el conductor desconocía cómo llegar y de Calzada Ignacio Zaragoza dio vuelta hacia Sidar y Rovirosa, donde está la Cámara de Diputados.

Al doblar por dicha calle, se topó de frente con otro RTP, el conductor de la unidad 5082 le preguntó a su colega cómo a llegar a Candelaria; su compañero le explicó.

Sin embargo, 50 metros más adelante, la unidad 5082 se detuvo y el operador balbuceó lo que dijo su compañero momentos antes, después inclinó el cuerpo hacia la izquierda para dar vuelta en “u”, fue entonces cuando un hombre que iba en la parte trasera con una mujer y una niña dijo “mejor le digo por dónde porque si no va a llegar más tarde”.

El hombre de la tercera edad se sentó hasta en frente, le indicó al conductor amablemente que siguiera por Sidar y Rovirosa, diera vuelta a la derecha en Congreso, continuara hasta Héroes de Nacozari para dar vuelta en “u” y llegar a Candelaria.

El conductor siguió las indicaciones y arribó a Candelaria, después, fue más fácil para él porque en Fray Servando Teresa de Mier había oficiales de Tránsito y conos amarillos de la SSC marcando el camino para los RTP de apoyo.

Para ese entonces, ya eran las 9:00 de la mañana y los pasajeros de la unidad 5082 se enfrentaron a uno de los peores males de la capital: el tránsito lento.

En el tramo de Fray Servando que comprende de Congreso a La Viga, el camión se tardó 10 minutos en recorrer cuatro cuadras.

Para amortiguar las afectaciones por le cierre de la Línea 1 se reforzó el servicio del Metro en las líneas 5 y 9

Cuestionan el operativo en Línea 1 del Metro

Ramón Martínez Salgado tomó la unidad 5082 de Pantitlán a Balderas para poder llevar a su esposa y su nieta a una cita con el médico en Coyoacán.

El hombre es el usuario que ayudó al conductor a llegar a Balderas y considera que hizo falta capacitación para los choferes.

“Hizo falta que orientarán mejor a los conductores porque muchos no se saben la ruta y eso hace que se pierda mucho tiempo”, menciona.

Respecto a si funciona correctamente el operativo emergente por el cierre de la Línea 1, afirma que sí, pero debe mejorar.

“Los camiones llegan y salen muy rápido pero debe haber más apoyo de los policías y de los coches para que no estén tanto tiempo parados en el tránsito”, detalla.

La unidad 5082 hizo un recorrido de Pantitlán a Balderas de 46 minutos, lo que Ramón considera que es mucho tiempo.

“Con todo y que vas apretado, en el Metro haces 30 o 35 minutos”, asegura.

Las primeras 12 estaciones de la Línea 1 del Metro seguirán cerradas y continuará el servicio provisional de RTP hasta marzo de 2023, cuando inicie la segunda etapa de la rehabilitación de la ruta que comprenderá de Balderas a Observatorio.

También puedes leer:

Saldo positivo en traslado tras cierre de Línea 1 del Metro