Los laboratorios que desarrollan vacunas contra el COVID-19 requieren por parte del Gobierno federal una autorización definitiva, y no sólo de emergencia, para poderlas comercializar y vender en farmacias.

“Yo creo que los países en términos generales han sido lentos en brindar la autorización definitiva porque la autorización de emergencia que tienen las vacunas sirve para una distribución, eso, de emergencia, pero mientras no haya una autorización definitiva por las autoridades regulatorias de todo el mundo las vacunas no se van a poder comercializar”, afirmó Alejandro Macías, especialista en Medicina Interna e Infectología y catedrático de la Universidad de Guanajuato.

Asegura que, de no contar con esta aprobación, los gobiernos no van a poder hacer buena planeación, por lo que es urgente que la autoridad regulatoria de los distintos países evalúen qué vacunas van a tener autorizaciones definitivas.

Un grupo de especialistas reunidos por la marca AstraZeneca y la Asociación Mexicana de Vacunología realizaron un panel con periodistas para hablar de los beneficios que tiene la vacunación.

Coincidieron en que los ciudadanos deben tener confianza en que los diferentes biológicos, sin importar la marca, si bien no ayudan a evitar el contagio, sí evitan que la enfermedad se agrave o que el paciente muera.

“Las vacunas son eficaces, son seguras y hay que diferenciar dos cosas, la importancia de prevenir enfermedad grave, hospitalización y muerte, para eso la vacuna de AstraZeneca tiene efectividades muy altas, es muy buena. Y también sabemos que está la enfermedad sintomática, si bien tenemos efectividades buenas para prevenirla, con los cambios, las mutaciones y las diferentes variantes que hay, esta puede disminuir, pero el foco y la importancia es prevenir la hospitalización, la muerte y la enfermedad grave”, explicó Carlos O’Quinn, gerente médico de la empresa AstraZeneca.

“Logramos en un tiempo récord de tan solo nueve meses una vacuna de la que estamos muy orgullosos porque, además de ser segura y efectiva, también permite una distribución masiva gracias a las características para su transporte y almacenaje”, explicó.

Contra la infodemia

Los expertos, además hicieron un llamado para combatir la desinformación alrededor de la aplicación del biológico.

“Hoy estamos viviendo una infodemia, como nunca. Para marzo de 2020, llevábamos tres meses reales con la pandemia, de diciembre de 2019 a marzo de 2020, se habían cargado 361 mil videos en 30 días con la clasificación de COVID-19, se habían publicado alrededor de 19 mil 200 artículos y alrededor de 550 millones de tuits que incluían estos términos. Vean la cantidad de información”, expuso Rodrigo Romero, coordinador general de la Asociación Mexicana de Vacunología.

El especialista mencionó los factores que intervienen en que las personas dejen de vacunarse, aunque saben de la existencia de pandemia y del grave riesgo de no hacerlo.

“Esta indecisión, vacilación o duda se define rápidamente como un comportamiento influenciado por una serie de factores que incluyen confianza, ¿qué tanto confío en la vacuna o en el proveedor de la vacuna?; complacencia, que no percibo la necesidad de la vacuna o no valoro tener la vacuna, o sea, aunque esté la pandemia no encuentro la necesidad de vacunarme; y conveniencia… Tengo confianza, tengo complacencia, pero no puedo acceder a ella. Cualquiera de estas tres puede hacer que alguien vacile o dude en vacunarse”, externó.

Nueva versión de vacunas

Los expertos explicaron que de aquí en adelante las farmacéuticas irán sacando nuevas versiones de sus vacunas, las cuales funcionarán contra las nuevas variantes que vayan surgiendo del virus

Hasta ahora la variable más fuerte y que se encuentra prácticamente en todos los países es la denominada como Delta. Las versiones actuales, de acuerdo con el desarrollo de la enfermedad, con el paso del tiempo irán perdiendo efectividad y los laboratorios tendrán que sacar vacunas más efectivas.

“Estamos trabajando para tener una nueva versión de la vacuna próximamente”, confirmó Alberto Hegewisch, director médico de AstraZeneca.

“Al día de hoy hemos logrado ya distribuir más de mil 600 millones de dosis a nivel mundial a través de diferentes mecanismos y seguimos trabajando para aumentar la cantidad de producción. Es difícil contestar la pregunta de cuánto se ha invertido, pero más bien los resultados que tenemos al día de hoy son extremadamente positivos”, explicó el directivo.

Lejos de la inmunidad

El doctor Alejandro Macías explicó que la inmunidad de rebaño se encuentra lejos pero ante el “alto tributo” que México ha tenido que pagar por el número de muertes existe una ventaja: una nueva variante fuerte como la Delta no haría tanto daño porque en nuestro país hay mucha gente que ya es inmune.

Alrededor de cada cinco años se requerirá de una nueva vacuna, pero por lo pronto no se ve que ocurra una vuelta a la normalidad, consideró el médico especialista, por ello es importante incentivar la vacunación contra el COVID-19.


“Hay que recordar que las vacunas son mecanismos de control. No es lo mismo controlar que mitigar. Controlar es que no haya casos. Si se tratara de ahogamientos, que la gente no se caiga a las albercas. Mitigar es que los casos que ya ocurrieron no se enfermen gravemente y no se mueran. Sería como que la gente, cuando se cae a las albercas, no se ahogue”

Alejandro Macías

Especialista en Medicina Interna e Infectología

Los especialistas respondieron que es falso que el consumo de alcohol o tabaco incida en la efectividad de la vacuna, los mismo en el caso de las mujeres, a quienes no afecta en su ciclo menstrual ni en la fertilidad.

“No los estoy invitando a que se emborrachen. Es bueno siempre ser medido y no tener vicios, pero no es verdad que si te vacunaste no puedas fumar o no puedas tomar alcohol. No tiene absolutamente ninguna relación”, explicó el doctor Alejandro Macías.

Y Rodrigo Romero anotó: “Solo que si toman alcohol después de vacunarse, no le echen la culpa (de la cruda) a la vacuna”.

También puedes leer: Ebrard se reúne con director de la OMS y le pide certificar vacunas Sputnik V y CanSino