El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud, de la Universidad de Washington, informó que México podría enfrentar una tercera ola de COVID-19 hacia septiembre de 2021.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó acerca de un ligero repunte, del 10 por ciento, en los casos pese a la tendencia a la baja de las últimas 20 semanas.

En una reunión con gobernadores, López-Gatell dijo que aunque esto no significa que ya se perdió la tendencia a la baja o es una muestra de que la epidemia de COVID-19 se encuentra fuera de control, ésta enfermedad puede comportarse como una escalera, un zigzag, por lo que deberá mantenerse una mesurada reactivación de los espacios públicos.

TE SUGERIMOS: ¿Señal de tercera ola? Salud advierte por ligero repunte de casos COVID en 7 estados

El aumento en los casos podría sostenerse durante los días restantes de junio y seguir aumentando en julio y agosto hasta que en septiembre se presente una tercera ola tan letal como la de enero de 2021, cuando se registraban más de mil 500 muertes diarias.

Según la Universidad de Washington hay tres escenarios: el primero implica ignorar todas las medidas sanitarias como la distancia social, el lavado frecuente de manos, el uso constante de gel antibacterial y el uso de cubrebocas en espacios públicos concurridos.

En este caso, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la universidad estadounidense prevé que se vuelva al panorama de principios de 2021, cuando la Secretaría de Salud (Ssa) registraba un promedio diario de mil 556 muertes y los hospitales se saturaron.

El segundo escenario aleja a México de esta probabilidad, siempre que el 95 por ciento de la población use cubrebocas y lleve a cabo las demás medidas sanitarias. En este caso, se registrarían un promedio de 167 muertes diarias.

Por otra parte, el escenario tres planteado por la Universidad de Washington menciona que si la movilidad y los protocolos sanitarios se mantienen como hasta ahora, para septiembre México tendrá un repunte en las muertes por COVID-19, alcanzando un promedio mayor a 300 fallecimientos diarios.

La recomendación de los investigadores es mantener el uso del cubrebocas pese al avance de la vacunación, debido a que la pandemia no será totalmente controlada en el corto plazo.