La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) acudió este día a la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador y le pidió al presidente electo detener la legalización de la mariguana, amapola y otras drogas para proteger la integridad de los niños y jóvenes en el país.

En un mensaje a las afueras de la casa de transición, el presidente de la UNPF, Leonardo García Camarena, exigió que se le de prioridad a la estrategia de prevención en el consumo de drogas, pues en el contexto actual sería muy dañino una legalización abierta.

“Los padres de familia piden un ambiente social que beneficie a los más pequeños, por lo que exigimos que se privilegien los programas de prevención que permitan bajar de manera comprobada los índices de consumo de cualquier droga legal o ilegal, antes que pensar en la legalización, lo cual dispararía el uso de estas sustancias”, expuso.

Asimismo, el líder de esta organización señaló que el planteamiento del gobierno electo en cuanto a la política de drogas está mal enfocado, pues da la impresión de que se está dando a escoger entre seguridad y paz o la penalización de las drogas.

Te puede interesar: ERNESTO ZEDILLO AFIRMA QUE EN LA LUCHA ANTIDROGAS SIGUIÓ UNA POLÍTICA ERRÓNEA

“En México queremos paz y prevención sin legalización. Quienes argumentan que se acabará la violencia con la legalización, mucho se engañan, no hay un estudio serio que garantice tal postura; pero lo que sí dicen los estudios es que al legalizar crece el consumo, como ha sucedido en los estados de Colorado y Washington en Estados Unidos”, detalló.

Los padres de familia hicieron referencia a la Encuesta Nacional sobre el Uso y la Salud de las Drogas, en la cual se señala que el uso regular de drogas entre jóvenes de 12 a 17 años ha aumentado rápidamente en los próximos años.


“La baja percepción de riesgo también puede aumentar el consumo por lo que desde estos mismos espacios se tiene que prevenir la venta y consumo dentro de los planteles escolares. México requiere políticas públicas y leyes que permitan a la sociedad el desarrollo integral de los ciudadanos, con especial énfasis en los niños y jóvenes, por lo que pidió a los legisladores a incluir iniciativas pensando en el beneficio de las familias”, apuntó García Camarena.

Por último, señaló que los padres de familia deben colaborar con las escuelas para que, desde los Consejos Escolares de Participación Social, así como las materias de Biología y de Formación Cívica y Ética se dé una formación clara, verídica y constante de los daños que causa cada una de las drogas.