Una nueva bancada se conformará el 1 de septiembre de este año en la Cámara de Diputados federal, sus integrantes no provendrán esta vez de los partidos minoritarios, sino que serán integrantes de las principales fuerzas políticas del país y aunque provengan de ideologías opuestas su objetivo debe de ser el mismo: trabajar a favor de los casi 12 millones de mexicanos migrantes que viven en el exterior.

Después varios intentos fallidos, ante la resistencia del Instituto Nacional Electoral (INE) que dijo que “aún no era tiempo” y la falta de voluntad de los partidos políticos, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al órgano electoral implementar medidas afirmativas para que en los 10 primeros lugares en las listas de representación proporcional (plurinominales) de cada una de las cinco circunscripciones del país los partidos políticos registren al menos a un candidato que resida en el extranjero.

La decisión del Tribunal es histórica ya que, por primera vez en la vida política del país, la comunidad migrante, que el año pasado registró un récord de remesas de 39 mil 500 millones de dólares, tendrá una representación real en el Congreso federal.

El camino para lograrlo fue complicado, pero la acción afirmativa ordenada por el TEPJF fue una primera batalla ganada ya que el mismo Tribunal pidió realizar ajustes en los próximos procesos electorales para que ya quede instaurada la obligatoriedad de las diputaciones migrantes federales.

Especialistas señalan que después de la cita electoral del domingo 6 de junio, la comunidad migrante podría contar con al menos 7 curules y alcanzar hasta 12, una representación promedio del 2 por ciento en la Cámara baja siendo que los connacionales que residen en el exterior representan el 10 por ciento del total de mexicanos por lo que la democracia representativa que mandata la Constitución aún no se cumple.

También puedes leer: Migrantes al Congreso

Elección y selección

De acuerdo con cifras dadas a conocer a finales de mayo por el INE, solo 32 mil 300 de los 12 millones de mexicanos que residen en el extranjero se registró para emitir su voto, esto a pesar de que se implementó el voto electrónico y se crearon las figuras de diputaciones migrantes a nivel federal y local en Jalisco y Ciudad de México, además de Zacatecas en donde ya existía.


Durante este proceso electoral, la comunidad migrante podrá votar por 11 de las 15 gubernaturas que están en juego, en algunas entidades como Chihuahua, Querétaro y Guerrero se hará por primera vez

Avelino Meza, secretario general de Fuerza Migrante, un movimiento que engloba a varias organizaciones, liderazgos y especialistas que desde hace varios años trabajan por ganar derechos políticos y de representación para la comunidad, comenta que hay mucho entusiasmo entre los migrantes politizados por la decisión del Tribunal pero no así en toda la comunidad, por lo que falta trabajo para hacerles conocer sus derechos.

“Los liderazgos que de alguna manera han estado ligados a la búsqueda de derechos políticos tienen una nueva energía y esperan que le vaya bien a su candidato y por otra parte está el grueso de la comunidad, la gente que no está vinculada con la vida política de México, que no sabe que va a haber diputados migrantes y que no les importa. Ese es el reto, sensibilizar a las personas para que participen y ejerzan su derecho con responsabilidad”, señala.

Uno de los principales obstáculos que enfrentaron después de que el TEPJF ordenó al INE emitir una acción afirmativa, comenta Avelino Meza, fue encontrar los perfiles ideales para que los partidos políticos los registraran en sus listas plurinominales ya que algunos estaban casados con ideologías políticas más que con una agenda a favor de los migrantes e insistían en ser candidatos de los partidos grandes.

“Nos dimos cuenta que muchos ni siquiera tenían credencial de elector, otros estaban casados con ideologías partidistas y nos decían que si no era con tal partido no querían participar. En el PAN no identificamos a ninguno de sus candidatos como parte de la comunidad, hicieron un proceso de simulación, la verdad. El PRI hizo un buen ejercicio (de selección) pero los anotaron en el último lugar. En Morena les impugnaron una candidatura (de la segunda circunscripción) porque no era una persona de la comunidad.


“Lo que pasó es que a los grandes liderazgos no les interesaban los partidos pequeños, querían participar en los partidos más grandes y los partidos más grandes se cerraron. La gran mayoría de los partidos políticos cumplieron muy forzados, no les gustó mucho la idea”

Avelino Meza

Secretario general de Fuerza Migrante

Pese a esto, Meza confía en que se consigan entre 7 y 12 diputaciones federales para la comunidad, que poco a poco se vayan abriendo más espacios y que para 2024 la cancha sea más pareja para que tengan una mayor representación.

También puedes leer: 2020 será el año de los migrantes en Estados Unidos

Diputados Migrantes entre frenos y aliados

Además de obligar al INE para que en esta elección federal se le otorguen curules a mexicanos que residen en el exterior, el Tribunal Electoral ordenó que se legisle para que la figura sea permanente.

Al respecto, el especialista señala que desde hace unos meses trabajan de la mano del Senado de la República en un parlamento abierto para recibir propuestas e iniciativas de reforma con las que elaborarán un borrador de iniciativa que podría estar a finales de este mes o inicios de julio.

Fuerza Migrante además presentó una agenda binacional, la cual esperan que los nuevos legisladores migrantes sigan para que su representación se fortalezca y se multiplique por lo menos en 14 entidades del país de donde salen el 70 por ciento de los connacionales que residen en el extranjero.

Finalmente, el entrevistado confiesa que así como hay órganos como el INE y los partidos políticos que se resisten a que la comunidad migrante tenga una participación real, en el camino han encontrado a otros aliados como el Tribunal Electoral y el Senado de la República, por lo que confía que en las próximas elecciones de 2024 las cosas serán distintas.

“Esto que estamos viendo va a ser un gran ejercicio para 2024”, concluye.

¿Qué es una acción afirmativa?

Las acciones afirmativas son políticas públicas cuyo objetivo es compensar las condiciones que discriminan a ciertos grupos sociales del ejercicio de sus derechos. En este caso, la acción afirmativa fue emitida a favor de la comunidad migrante ya que no cuentan con una representación real en el Congreso federal.