¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

ConflictoDeInterés

Una notaría a modo

Luis Herrera

El secretario de gobierno de Jalisco, Roberto López, busca que la misma dependencia que administra le otorgue una notaría antes de que termine el sexenio, ignorando las críticas de que está incurriendo en conflicto de interés


Abr 23, 2018

En medio de críticas y señalamientos por el conflicto de interés en el que se halla inmerso, el secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, se perfila para obtener un nombramiento de notario de la misma administración estatal de la que forma parte.

La Ley del Notariado de Jalisco pone en manos de la Secretaría General de Gobierno buena parte del proceso de evaluación y designación de los futuros notarios del estado, pero eso no ha inhibido a su titular de inscribirse él mismo para hacerse de una notaría antes de que acabe el mandato de Aristóteles Sandoval Díaz.

Luego de presentar su examen para obtener la patente como aspirante a una notaría en enero, López Lara ha intentado justificar su actuar asegurando que eludió el conflicto de interés con la breve licencia que pidió al cargo para asistir a la prueba. No obstante, el proceso de evaluación y designación nunca ha dejado de recaer en la Secretaría que él controla.

Son varias las etapas del proceso de selección de notarios que involucran directamente a la secretaría a su cargo, pero todo comienza con la patente de aspirante, requisito indispensable para adquirir uno de estos muy cotizados nombramientos.

El titular aseguró que eludió el conflicto de interés con la breve licencia que pidió al cargo para asistir a la prueba y así obtener la patente como aspirante

Según la Ley, el trámite de la patente que requiere López Lara para sus aspiraciones personales comienza y acaba en la Secretaría a su cargo: ahí se presenta la petición y ahí mismo se expide el documento.

“El aspirante al ejercicio del notariado presentará solicitud para la obtención de la patente al Titular del Poder Ejecutivo por conducto de la Secretaría General de Gobierno”, dice el Artículo 11.

Luego se realiza un primer examen con un jurado de cinco sinodales de los que uno es el propio secretario de Gobierno, y aunque López Lara dice haberlo tomado estando de licencia, su lugar debió ser suplido por otro representante de la dependencia que está bajo sus riendas.

Finalmente, y ya con los resultados del examen validados por el Colegio de Notarios, estos son turnados “al titular del Ejecutivo a través de la Secretaría General de Gobierno, a fin de que esta expida o niegue la patente de aspirante”, dice el Artículo 18.

Ya con la patente de aspirante, los que deseen un nombramiento de notario deberán realizar un segundo examen, en el cual el involucramiento de la Secretaría General de Gobierno volverá a ser relevante, reforzando el conflicto de interés de López Lara.

Este segundo examen, dice el artículo 25, “se practicará por un jurado que se integrará por tres miembros, fungiendo como presidente el representante del Poder Ejecutivo, y los dos restantes serán notarios designados mediante insaculación por el Consejo de Notarios,” y precisa en seguida: “La insaculación se realizará ante un representante de la Secretaría General de Gobierno.”

La Ley General De Responsabilidades Administrativas del Sistema Nacional Anticorrupción, define el Conflicto de Interés como “La posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los Servidores Públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios (Art 3. VI.)”.

No obstante, el Comité de Participación Social anticorrupción de Jalisco no se ha pronunciado al respecto.

Notario privilegiado

De hacerse López Lara de una notaría desde su actual posición privilegiada, como lo pretende, no estará en igualdad de condiciones al resto de los notarios, pues aquel ha tenido acceso a información reservada y comprometedora sobre sus pares.

La Ley del Notariado le asigna a la Secretaría de López Lara la atribución de desahogar las indagatorias para sancionar a los notarios cuando hay quejas por anomalías en su actuar, según el artículo 163 que dice: “el Titular del Ejecutivo del Estado, a través del Secretario General de Gobierno, sustanciará el procedimiento administrativo”.

Las notarías en Jalisco se han vuelto aduanas importantes para la constitución de empresas vinculadas con el crimen organizado, el cual requiere de estas compañías fachada para blanquear los fondos que generan sus actividades ilícitas.

Reporte Indigo publicó que en el lapso de 2007 a enero de 2015, esa Secretaría contaba con 227 quejas de ciudadanos por distintas anomalías en contra de 76 notarios distintos de Jalisco

Pudes leer: Notarios en lista negra

¿Derecho legítimo?

El 8 de febrero pasado, el diputado de Movimiento Ciudadano, Augusto Valencia López, cuestionó en el Senado a López Lara sobre su conflicto de interés, no solo por su pretensión de obtener una notaría, también porque otro de los aspirantes sería su sobrino, José Samuel López Kim.

“Usted como secretario general dio el primer paso para ser considerado como notario público, de acuerdo a los artículos 8, 9, 10, 11, 12 y 13 de la Ley del Notariado usted estaría fungiendo como juez y parte en dicho proceso por el cargo que ostenta, lo que me parece una falta de ética y muy grave irresponsabilidad de su parte”

- Augusto Valencia López,

Diputado de Movimiento Ciudadano

“Sabemos que familiares de usted están concursando también por puestos similares, y estarían obteniendo un beneficio del cargo público que usted ostenta. ¿No le parece que abusa de su autoridad y posición para obtener beneficios personales y familiares?”, señaló.

A lo que el secretario respondió: “efectivamente, presenté el examen para obtener la patente de aspirante al ejercicio notariado para lo cual me separé del cargo de secretario General de Gobierno, por lo que participé en dicho proceso igual que todos los sustentantes al examen de igualdad de condiciones. Un jurado integrado por cinco sinodales del cual el suscrito no formó parte de este jurado precisamente porque me separé del cargo”.

“Acudí a presentar mi examen con una aspiración legítima al ejercicio del derecho como abogado y cumplí los requisitos de ley, y cualquier ciudadano que tenga los requisitos de ley puede acudir a solicitar su examen de patente como notario, y lo hago con mucho orgullo porque he sido un profesional del derecho toda mi vida”, dijo.


Notas relacionadas
doPlay

Jul 23, 2018

doPlay

Oct 24, 2017

doPlay

Oct 4, 2017

Comentarios