El cable de fibra óptica que enlazó a Venezuela y Cuba el año pasado está operando, informó Jorge Arreaza, ministro de Ciencia y Tecnología de Venezuela.

Su tendido se inició en Venezuela y alcanzó el este de Cuba en febrero de 2011. Pero 10 meses después de que el sistema debió haber entrado en operación, el gobierno de Cuba no ha mencionado recientemente el cable y la calidad del Internet en la isla sigue siendo de las peores del continente. Se esperaba que el vínculo mejorara drásticamente el servicio telefónico y de Internet para los cubanos.

“Firmamos hace pocos meses todos los protocolos restantes, todas las medidas de seguridad necesarios con el gobierno de Cuba”, indicó el gobierno de Venezuela.

El cable “está absolutamente operativo. Dependerá del gobierno de Cuba para qué lo utiliza, no; por supuesto, eso es un asunto soberano de ellos, pero sí sabemos que está en plena operación el cable submarino”, dijo Arreaza

El proyecto de unos 70 millones de dólares lo llevó a cabo el año pasado la empresa francesa Alcatel-Lucent, contratada por las compañías estatales de telecomunicaciones de Venezuela y Cuba.

El cable, de más de mil 600 kilómetros, se tendió a través del Mar Caribe, desde la playa de Camurí, en Venezuela, a Siboney, en Cuba. Luego se extendió a Jamaica.

Arreaza señaló que las autoridades están considerando que otra rama se extiende hasta la isla La Española.

Acotó que el sistema de telecomunicaciones de Venezuela también se beneficia con la nueva conexión a Jamaica, ya que ésta ofrece conexiones adicionales a otros sistemas de cable submarino que se extienden hacia Europa.

La penetración de 3 por ciento de Internet en Cuba es la más baja del continente.

Fuente: AP.