El elenco de los Gómez del Campo, una familia con suerte, van desde el manejo de los orígenes del Fobaproa hasta la Comisión Nacional de Valores, la Bolsa Mexicana de Valores, el PAN nacional, el PAN del DF y el war room de Josefina Vázquez Mota

Con el estruendo provocado por el escándalo de los sobornos de Walmart en México, el nombre de uno de sus vicepresidentes tomó relevancia: Álvaro Arrigunaga Gómez del Campo.

Quien fuera vicepresidente de las tiendas Suburbia y hoy funge como vicepresidente responsable del formato Walmart, es primo de la primera dama Margarita Zavala Gómez del Campo.

El hecho se evidencia en los momentos en que el diario norteamericano The New York Times reveló que la multinacional se expandió en México entregando sobornos millonarios a funcionarios mexicanos.

Pero el caso de Álvaro Arrigunaga Gómez del Campo no es el único en el que el apellido de la familia materna de la primera dama de México se ve involucrado.

La historia comenzó con los contratos de informática para Hildebrando, la empresa de su hermano Diego, que con el presunto hackeo de las bases de datos del IFE y de Sedesol, colocaron contra la pared a la campaña presidencial de su cuñado Felipe Calderón en el 2006.

El elenco de los Gómez del Campo, una familia con suerte, van desde el manejo de los orígenes del Fobaproa hasta la Comisión Nacional de Valores, la Bolsa Mexicana de Valores, el PAN nacional, el PAN del DF y el war room de Josefina Vázquez Mota.

El apellido se enlaza también a cuestionadas licitaciones entre empresas privadas o funcionarios familiares que operan lo mismo en PEMEX, que en el SAT, el Seguro Social o en la trágica Guardería ABC. Analicemos.

Haz click en la imagen.