Las autoridades dibujaron una ciudad perfecta en materia de transporte con la recién creada Ley de Movilidad para el Distrito Federal. Sin embargo se trata de un proyecto difícil de aterrizar.

Y es que con la nueva normatividad pretenden desaparecer los más de 20 mil microbuses que circulan en pésimas condiciones por toda la ciudad, y dar paso a una nueva modalidad del transporte.

Según la ley aprobada por el Pleno de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) ya no habrán concesiones individuales y en su lugar únicamente las empresas podrán adquirir permisos para prestar el servicio.

Para ello se copió el esquema con el que circula el Metrobús: otorgar una sola concesión a una sociedad en la que participen todos los dueños de microbuses de una sola ruta.

De esta forma, y creando una serie de candados, se busca certificar a los conductores de este sistema de transporte y así evitar que circulen a exceso de velocidad por ganar el pasaje.

Una de las claves para que el proyecto de sustitución de microbuses prospere está ligado a un programa que próximamente deberá anunciar la Secretaría de Transporte y Vialidad.

Sin embargo, desde la administración de Marcelo Ebrard esa dependencia comenzó la sustitución, la cual solo alcanzó a cambiar poco más de 5 mil unidades. En lo que va del gobierno de Miguel Ángel Mancera apenas van 800 micros.

Fuentes consultadas al interior de la Setravi advierten que será imposible ver la renovación completa del transporte colectivo en los cuatro años que quedan de esta administración.

Incluso, los propios legisladores que anunciaron la Ley de Movilidad  con bombo y platillo, aceptaron que el cambio de transporte en la ciudad capital “será muy lento”.

La diputada Claudia Cortés afirma que si se emite el reglamento en tiempo y forma y si hay disposición de todos los actores, en tres años podrían verse apenas los primeros resultados.

Por su parte la Setravi prepara un documento en el que proyecta solo nueve corredores más (rutas dónde corren camiones que sustituyeron a los microbuses) para lo que resta del sexenio.

En todo el Distrito Federal hay 112 rutas establecidas más sus ramales, por lo cual la dependencia que encabeza Rufino H. León Tovar no contempla ni la mitad del estimado de micros que hay en la capital del país.

A ese punto habría que sumarle que las condiciones geográficas de algunas delegaciones como Magdalena Contreras no son aptas para llevar camiones debido a lo cerrado de las vialidades.

Por eso los asambleístas consideran que el gobierno tendrá que promover un nuevo esquema de camiones cortos o alternos para poder sacar de circulación a los microbuses de esas zonas.

El dictamen

De acuerdo con el artículo 86 las concesiones para la prestación del servicio de corredores de transporte, únicamente se otorgarán “a las personas morales constituidas en sociedad mercantil.

“En los corredores de transporte la secretaría otorgará preferentemente la concesión correspondiente a la persona moral que integre como socios a los concesionarios individuales de transporte colectivo que originariamente presten los servicios en las vialidades señaladas en los estudios respectivos. 

“A cada socio solo se le permitirá ser titular tanto del mismo número de acciones como de concesiones individuales que ostentaba legalmente antes de constituirse la empresa, la cual no podrá ser mayor a cinco”.

La ley también contempla la creación de un órgano regulador de transporte para los corredores y empresas que pragmatice el derecho ciudadano a un transporte público de calidad.  

De acuerdo con la diputada local del PAN, Laura Ballesteros, este tipo de cuestiones convierten la nueva normatividad en una acción que garantizará el bienestar de la población.

Sin embargo, ese tipo de esquemas y órganos reguladores no han funcionado como debería, prueba de ello es lo que sucede en la Línea 2 del Metrobus, dónde un grupo de concesionarios fue defraudado por un particular.

Reporte Indigo dio cuenta de ello en las ediciones del 24 de abril del 2013 y del 22 de abril del 2014, sin que ninguna autoridad haya puesto atención en el tema. 

La postura oficial

Mediante un comunicado el titular de la Setravi, Rufino H. León Tovar, dijo que “con esta ley se inicia una nueva etapa que garantiza el derecho a la movilidad para mejorar la calidad de vida de los capitalinos”.

Según su explicación la Ley de Movilidad es resultado de las exigencias de los ciudadanos, que piden protección legal a los derechos y libertades que configuran el paradigma de movilidad.

“Con la aprobación de la ley, en muy poco tiempo se verán cambios profundos en el sistema de transporte y se darán pasos firmes hacía la construcción de una movilidad que satisfagan las necesidades de la ciudad, un tema que ha impulsado desde su campaña el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa”.

Y es que la ley también pondera como principal eje al peatón, hace obligatorio el examen a quienes se interesen en obtener una licencia de conducir y establece un sistema multimodal de transporte.

Además, ya se le da un reconocimiento legal al uso de la bicicleta y a transportes aislados como el golftaxi, mototaxi y bici taxi que circulan principalmente en las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa, Milpa Alta y Xochimilco.

Mientras que los concesionarios de microbuses alistan un amparo colectivo en contra de las nuevas disposiciones legales, tema que definirán en los próximos días.