La mañana de este domingo, Mara Lezama tomó protesta como gobernadora constituciinal de Quintana Roo; adelanto que no permitirá que sus funcionarios se aprovechen del poder
En su primer discurso en sesión Solemne de Congreso del Estado, dijo que habrá reducción de gastos excesivos; habrá una policía de proximidad social y otorgará subsidios a las mujeres y medicinas en todo el estado.

Con la presencia del secretario de gobierno, Adán Augusto, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; y los gobernadores Julio Menchaca, de Hidalgo; Salomón Jara Cruz, de Oaxaca; Carlos Manuel Merino, Tabasco; Cuitláhuac Jiménez, Veracruz; Layda Sandores San Román, Campeche; Cuauhtémoc Blanco, Morelos y María Dolores Frits, representación de Yucatán; además del líder de Morena, Mario Delgado, Delfina Gómez y Carmen Trujillo, presidenta Partido Verde, se comprometió a reducir los gastos excesivos en la oficina de gobierno y la publicidad oficial.

“Hacer es mucho más importante que mostrar y difundir”, justificó y adelantó que orientará esos recursos a áreas productivas. “Nunca más un gobierno rico con pueblo pobre”.

En un emotivo discurso, frente a senadores y diputados federales, apuntó que enviará una iniciativa para la reducción presupuestal de poderes y organismos autónomos, entre ellos, este el Poder Legislativo.

“La austeridad republicana debe asumirse en los tres Poderes del Estado. Es una obligación, ética y moral”, dejó en claro. “Quizás muchos ciudadanos no lo sepan, pero hoy, la Constitución impide tocar esos presupuestos”.

Aclaró que no pretende debilitar a un poder, “todos y todas estamos obligados a la austeridad”. Porque dijo que hay una élite que se apodera de los recursos, y en ese sentido, su administración estará enfocada al desarrollo compartido: “con el pueblo todo, sin el pueblo, nada”.

En cuanto a seguridad pública, uno de los ejes más demandados por la ciudadanía, dijo que iniciará una transición hacia un modelo de seguridad ciudadana, “que además de contar con policías equipados y entrenados, atienda los orígenes de  las causas de las violencias, establezca medidas preventivas y trabaje de cerca y con la participación activa de la comunidad”, adelantó, y aseguró que se recuperará la confianza en la policía de Quintana Roo garantizando el seguimiento a las denuncias.

Para la gobernadora, el gabinete será la primera línea de contención contra la desigualdad. “Es imposible que exista una prosperidad compartida si hay quintanarroenses con hambre, sin acceso a servicios básicos, y sin posibilidad de estudiar y desarrollarse”, dijo.

Es por ello que su gobierno garantizará la alimentación adecuada con la creación de la agencia de Seguridad Alimentaria, que se encargará de coordinar un sistema estatal de abasto a bajo costo en las zonas vulnerables del sur, centro y norte del estado, “ampliaremos la red estatal de comedores comunitarios y públicos estatales y trabajaremos con el sector social y privado para fortalecer iniciativas como los bancos de alimentos”.