"Es una ley que ya trae avance, que ya se desahogó o se está desahogando en la propia Comisión de Puntos Constitucionales, y estaremos promoviéndola de forma rápida”

Saúl Galindo

diputado local por el PRD


“Interponer un recurso de inconformidad ante estos hechos (solicitud de matrimonio), en donde se ha manifestado la Suprema Corte, y que existe una jurisprudencia como tal sobre matrimonio igualitario, es seguir alargando y entorpeciendo el proceso”

carta

de la Unión Diversa y ILDH A.C.

Las propuestas de matrimonio igualitario en Jalisco se han enfrentado a un difícil camino, ante la postura de los legisladores locales que han votado en contra de debatir reformas que lo hagan posible.

Ahora el PRD busca abrir el tema a un foro ciudadano con opiniones de expertos, y así limar asperezas con grupos civiles que están tras la aprobación de una propuesta de este tipo.

Desde el pasado mes de octubre, a unos días de que saliera la legislatura 60 del Congreso Local de Jalisco, la hoy exdiputada local perredista Celia Fausto Lizaola, presentó ante el pleno del poder Legislativo una iniciativa de reforma al Código Civil y a la Ley del Registro Civil en Jalisco.

Los intentos de cambios llegaron con la llamada Ley de Libre Convivencia, y aunque los nuevos legisladores se comprometieron, antes de tomar protesta, a dar cauce a las iniciativas, los últimos meses del 2015 fueron de olvido para el tema.

Con dicha reforma, los legisladores cambiarían únicamente las redacciones de las mencionadas legislaciones para que queden como “personas” y no como ‘hombre y mujer’ los ejercicios concernientes a la adquisición del matrimonio civil en este estado.

Una nueva mayoría

El tema estuvo en silencio hasta hace unos días, cuando los nuevos diputados locales perredistas, Mónica Almeida y Saúl Galindo, anunciaron que impulsarían la iniciativa durante este primer semestre.

Hoy inicia el Foro de la Diversidad en Jalisco, cuyos temas principales serán el matrimonio igualitario y la identidad de género.

Será Saúl Galindo quien se encargará de darle cause a esta iniciativa, que hasta el final de la 60 Legislatura estaba en la Comisión de Puntos Constitucionales del Legislativo local.

“Es una ley que ya trae avance, que ya se desahogó o se está desahogando en la propia Comisión de Puntos Constitucionales, de la cual su servidor es parte, y estaremos promoviéndola de forma rápida. 

“Esperemos que en los próximos días, es decir, aprovechando el foro, podamos traer a la comisión, de entrada, y al pleno en los próximos meses”, dijo Saúl Galindo.

Contrario a lo que ocurría en la Legislatura pasada, la nueva iniciativa estará bajo la discusión de un Congreso plural, y pretenden que se adelante a las disposiciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La anterior iniciativa, presentada entonces por el priista Héctor Pizano, se enfrentó a la oposición del propio PRI como mayoría, y al PAN como segunda fuerza política. 

Además de que tres legisladores de la entonces pequeña fracción de Movimiento Ciudadano no votaron a favor de la Ley de Libre Convivencia.

Ahora, el Congreso local con mayoría emecista y priista podría dar apoyo a la iniciativa del PRD, junto al voto del independiente Pedro Kumamoto, quien se ha manifestado a favor del matrimonio igualitario.

Presión defensora

En el tema del matrimonio igualitario, la Legislatura actual en Jalisco está bajo la presión de lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determine a partir de la acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En el 2015 se abrió el camino para sentar precedentes judiciales en la materia, ante la alta solicitud de amparos de parejas que pretendían contraer matrimonio desde sus distintas entidades federativas.

Así mismo la CNDH ya se apresuró a las disposiciones y determinaciones del máximo tribunal judicial de la nación para emitir una recomendación general e instar a que los poderes legislativos de todas las entidades de la república modifiquen sus estatutos en materia de matrimonio.

La recomendación general número 23 sobre matrimonio igualitario, emitida el 6 de noviembre pasado y publicada en el Periódico Oficial de la Federación, está destinada tanto a los poderes Ejecutivos como Legislativos para que reformen la ley civil.

“(Recomienda) se adecuen los correspondientes ordenamientos en materia civil y/o familiar con el fin de permitir el acceso al matrimonio a todas las personas y en condiciones tales que se impida cualquier tipo de discriminación”, insta lo emitido por la CNDH.

El contenido esencial de la recomendación da cuenta de que el acceso al matrimonio no puede estar limitado ni condicionado por parte de las instituciones a la condición de la procreación, así como a la discriminación de las personas por su orientación sexual.

“…esta Comisión Nacional considera que las normas civiles que contemplen como finalidad del matrimonio la “procreación”, “la reproducción”, o la “perpetuación de la especie” y limiten su acceso a la unión entre un hombre y una mujer, así como aquellas que den un trato o acceso diferencial al matrimonio no son acordes con los artículos (…) que consagran los derechos a la igualdad y no discriminación”, se lee en el documento oficial.

Aunque el documento también señala que lo aprobado por los congresos locales como ‘sociedades de convivencia’, ‘pacto civil de solidaridad’ y ‘enlace conyugal’ son intentos reguladores de la unión entre parejas del mismo sexo para no dar paso a un matrimonio como tal.

De tal forma que la CNDH reconoció en su recomendación que desde el plano legislativo el diputado local establece una jerarquía entre “ciudadanos de primera y segunda” al no otorgarle derechos plenos a los últimos.

Fue así como el pasado 19 de noviembre la Unión Diversa de Jalisco A.C. envió un escrito al Congreso Local de Jalisco para manifestar la necesidad de que la figura legal del matrimonio para ‘todas las personas’ sea aprobado en la entidad.

“Es necesario modificar las leyes en Jalisco, pues siguen siendo éstas discriminatorias y violatorias de derechos humanos”, expresa la carta.

Denunciaron que ha sido dese la Dirección Jurídica del Congreso que se han “entorpecido y se han interpuesto en contra de las resoluciones de los matrimonios”, considerando, de tal forma, que quienes debieran legislar y defender los derechos humanos son los que ponen barreras para que éstos no sean aprobados.

“Son sabedores de que interponer un recurso de inconformidad ante estos hechos (solicitud de matrimonio), en donde se ha manifestado la Suprema Corte y que existe una jurisprudencia como tal sobre matrimonio igualitario, es seguir alargando y entorpeciendo el proceso ante quienes estamos ejerciendo nuestros derechos”, sentencia lo escrito por Unión Diversa y ILDH A.C.